10 prácticas demostradas científicamente que ayudan a aprender cualquier cosa más rápido | Life

Gracias a estas técnicas de aprendizaje no habrá nada que se te resista en este proceso de vida.

los aprendizaje Es fundamental en nuestra vida, una enseñanza continua que vamos adquiriendo a medida que avanzamos en la educación y entrenamos nuestro cerebro para comprender de forma natural cada uno de los conceptos a lo largo del tiempo.

Y el aprendizaje no tiene por qué ser aburrido, porque se trata de un enseñando dentro de la educación donde podemos terminar haciendo nuestro cerebro pero, para ello, hay que poner en práctica una serie de métodos y ahora, gracias a la neurociencia, tenemos la clave.

Se suele decir que estudiar es muy aburrido pero aprender es satisfactorio, y es que el ser humano está en un camino continuo de aprendizaje y conocimiento, sobre todo en las primeras etapas, y debe conocer los entresijos de su cerebro y lo mejor. métodos de aprendizaje para lograr cada uno de los éxitos, ya sea en el trabajo o en los estudios.

Por eso queremos destacarte 10 métodos para que el cerebro procese y retenga mejor la información y que puedes poner en práctica ahora mismo tanto para tu trabajo como para tus estudios.

Los mejores métodos para aprender rápido

Incluso si crees que está desactualizado, tomar notas con lápiz y papel Es fundamental aprender más rápido, y se ha demostrado que quien escribe apuntes procesa y retiene la información de forma más eficiente y aprende más que quien toma apuntes en el ordenador.

Por otro lado, al tomar notas debe ser completamente efectivo, y es que cuanto mejores sean nuestras notas, más aprenderemos. Para ello debemos saber tomar notas completas y precisas para recordar conceptos.

Y cuando comenzamos a estudiar todas estas notas y notas, debemos distribuir nuestros tiempos en múltiples prácticas o sesiones de estudioy es que se ha demostrado que el uso de sesiones de estudio cortas y espaciadas favorecerá el aprendizaje, a diferencia de aquellas sesiones intensivas largas que suelen favorecer más el aprendizaje de memoria y que acabamos olvidando horas después.

Y a la hora de distribuir nuestro tiempo en sesiones de estudio, es fundamental que dormir, Dormir un montón. Y es que dormir entre las distintas sesiones de estudio es la mejor forma de procesar la información de forma más eficiente.

Por otro lado, incluso si crees que has encontrado la sesión de estudio adecuada es importante que modifiques tu prácticaY es que realizar pequeños cambios durante las sesiones de práctica repetidas te ayudará a dominar mejor una habilidad.

No debes perder la oportunidad de usar algún recurso mnemotécnico como un patrón de letras, sonidos u otras asociaciones que puede hacer para recordar mejor un concepto.

Si bien es bueno para nosotros tomar descansos y dormir entre sesiones de estudio, también debemos descansos mentales, aunque sean cinco minutos, para permitir que nuestro cerebro procese la nueva información. Así que si no quieres dormir, tómate siempre un buen descanso mental.

Y si, es imprescindible que nos mantengamos hidratados durante nuestras largas sesiones de estudio, con una buena botella de agua porque la salud es importante para esta cuestión.

y si usas varias formas de aprenderpodrá usar regiones más grandes del cerebro para almacenar información sobre un tema en particular.

Finalmente es imprescindible conecta lo que aprendes con lo que ya sabesY es que cuando puedas relacionar los nuevos conceptos con ideas que ya entiendes, más rápido aprenderás la nueva información.

Y es que si encuentras la manera de encajar la nueva información con los conocimientos que ya tienes, te ayudará a comprenderla mejor y podrás recordarla con mayor precisión.

Con información de Telam, Reuters y AP