A Arce le dimos salvoconducto, él goza verme presa

Ahora Arce “disfruta de verme presa”. “Me he enterado que hace bromas sobre mí y mi desgracia en la cárcel. Probablemente obedece a (Evo) Morales, que es un hombre resentido y maltratador de mujeres y personas”, argumentó el exdirigente.

Áñez concedió esta entrevista, entregada vía manuscrito, luego de diez meses de prisión, acusada de sedición, concierto para delinquir y represión de las protestas contra la destitución de Evo Morales del poder en noviembre de 2019.


“Yo siempre supe que querían venganza. Evo Morales es un hombre lleno de odio y rencor, habla con odio. Una persona que dirige el gobierno desde atrás, como él, y que se atrevió a negar la existencia de un hijo muerto es mi más alto. juez”, lamento.

Áñez subrayó que está preso “por evitar una guerra civil, la que pretende el Movimiento Al Socialismo (MAS)”. “No eludo responsabilidades, lo volvería a hacer. Cumplí con mi deber patriota, tengo la conciencia tranquila. Enfrentamos la violencia y convocamos a nuevas elecciones”, dijo.

Deberías leer:   Lista de ganadores de los Premios Billboard 2022

Para Áñez, Morales “no pudo llevar a cabo el plan de irse, generar violencia, vacío de poder y regresar como el salvador”. “Él quiso imitar lo que hizo Hugo Chávez en Venezuela en el pasado y le salió mal”, dijo.


Sobre su situación en prisión, Áñez aseguró que durante meses tuvo una relación respetuosa con el personal policial, pero “después del cambio de director del penal, cambiaron los presos y algunos policías”. “Ahí está la instrucción de acoso (…). Sé que hay una orden de matarme y día a día avanzan”, denunció.

Áñez agregó que está “secuestrada”. “He tenido muchos problemas de salud. Tengo que estar controlado por el deterioro de mi salud, tengo muchos apagones”, explicó. “Lo único que me tranquiliza hoy es ver a mis dos hijos y tomar mis pastillas recetadas por mis médicos privados”, explicó.