A cinco años de la muerte Fidel Castro, el líder de la Revolución Cubana que acaparó todos los adjetivos

Leyenda, icono, figura histórica, líder. Dictador. Presidente. Revolucionario. Orador como pocos. Fidel Castro Era todo eso y más, según el objetivo que elijas. Fue, sí, una de las mayores figuras del siglo XX, amado y odiado en igual número. Murió el 25 de noviembre de 2016 tras una larga enfermedad. Tenía 90 años. Y querían matarlo 600 veces.

Megalómano y astutoFidel, como lo llamaban todos (no había otro), fue esa figura que transformó una cumbre internacional en su propio espectáculo. Era ese personaje con el que todos querían posar. Podía dar discursos durante horas o entrevistas durante horas y cautivar.

Castro había cumplido 90 años el 13 de agosto de 2016 y estaba en un estado delicado durante mucho tiempo. Las últimas imágenes de Fidel son del 15 de noviembre de ese año, cuando recibió en su residencia al presidente de Vietnam, Tran Dai Quang.

Ya en abril, en el XVII Congreso del Partido Comunista de Cuba, Castro había pronunciado un discurso que sonó a despedida. “Pronto tendré que cumplir 90 años, nunca se me hubiera ocurrido una idea así y nunca fue el resultado de un esfuerzo, fue un capricho del azar. Pronto seré como todos los demás. Todos tendremos nuestro turno. “

La enfermedad

Castro finalmente se llevó los estragos de una enfermedad intestinal y una vida larga y enorme. En cambio, ninguno de los cientos de intentos de asesinato planeados por la CIA y otros enemigos pudo lograrlo.

Algunas tramas fueron dignas de una película: puros explosivos y batidos envenenados.

Fidel sufría de “diverticulitis de colon”, una inflamación de los divertículos, en la sección final del intestino. Esto provocó una gran hemorragia en julio de 2006, mientras volaba en avión. La enfermedad lo empujó fuera del poder.

Pasó por varias operaciones y complicaciones.

El mundo empezó a especular que el líder cubano tenía cáncer. Pero el médico español José Luis García Sabrido, del hospital Marañón de Madrid descartó esta enfermedad.

Deberías leer:   Pfizer ya comenzó a trabajar en una versión de la vacuna contra la variante Ómicron

La grave dolencia intestinal, que lo arrinconó contra la muerte, lo despojó de su uniforme verde oliva y lo convirtió en un anciano vestido con ropa deportiva.

Fidel Castro con su hermano Raúl Castro, durante la clausura del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en La Habana./ EFE

Tras casi cinco décadas en el poder, el líder de la Revolución Cubana dimitió en 2008 al comienzo de un camino hacia la desaparición.

Pasó sus últimos años entre la convalecencia y algunas apariciones esporádicas. Su hermano Raúl, que le sucedió, anunció la noticia de su muerte hace apenas cinco años, este jueves.

Fortuna y “otras sorpresas”

Según Forbes, Fidel Castro era uno de los líderes más ricos del mundo con un cofre valorado en 900 millones de dólares.

Fidel durante un encuentro con estudiantes en La Habana, en 2010. Foto: Reuters

Fidel durante un encuentro con estudiantes en La Habana, en 2010. Foto: Reuters

La publicación de esta información recibió una dura respuesta del gobierno cubano y del propio Castro, quien acusó a Forbes de “difamación” y de difundir una “infamia”.

Con la muerte de Fidel, Forbes volvió a recordar la figura y también elaboró ​​una lista de “las 10 sorpresas de la extravagante vida del líder cubano”.

Por ejemplo, Castro sobrevivió a 10 presidentes estadounidenses. Y aunque no vivía en un palacio ni tenía calles con su nombre, vivía de forma más extravagante de lo que el mundo imaginaba.

Fidel no fue modesto.

Fidel Castro saluda al pueblo en La Habana en enero de 1959. Foto: Reuters

Fidel Castro saluda al pueblo en La Habana en enero de 1959. Foto: Reuters

“La vida de lujo atrajo a Castro, pero por razones de seguridad, la vida personal y paranoica de Castro y sus residencias se convirtieron en secretos bien guardados. Incluso los cubanos no sabían dónde vivía “, escribió Forbes.

Castro se movía constantemente para que no lo mataran. Pero el fin de los días lo pasó en un solo lugar, en el llamado Zero Point, su residencia secreta en las afueras de La Habana.

Deberías leer:   Veleros lujosos y nuevos, llenos de migrantes, la nueva estrategia para llegar a Italia

Hijo de inmigrantes

Es cierto que Fidel Castro Ruz, hijo de inmigrantes españoles, nació el 13 de agosto de 1926 y se convirtió en el hombre que marcaría la vida cubana y sería una influencia dramática en América Latina durante medio siglo.

Educado por los jesuitas, se destacó por su habilidad para hablar y su rebelión. En 1945 ingresó a la Universidad de La Habana y allí recibió de Doctor en Derecho Civil y Licenciado en Derecho Diplomático.

En 1951 contrajo matrimonio con Mirta Díaz Balart, con quien ya había tenido un hijo, Fidel Castro Ruz Balart, en 1949. Ese mismo año asumió la dirección del Partido Ortodoxo, que fundó con Eduardo Chibás.

Un año después, con Fulgencio Batista en el poder, acusó al gobierno de facto de violar la Constitución.

Fidel Castro en una imagen de 2005. Foto: AFP

Fidel Castro en una imagen de 2005. Foto: AFP

Alzado en armas, el 26 de julio de 1953 atacó el Cuartel Moncada en Santiago de Cuba, así como el Bayazo. El operativo “fue un fracaso” y terminó con la mitad de los atacantes muertos.

Fidel logró huir pero fue detenido y sometido a un juicio en el que asumió su propia defensa y, condenado a 15 años de prisión, pronunció su famosa frase: “La historia me absolverá”.

Recluido en la Isla de Pinos, en mayo de 1955 obtuvo una amnistía presidencial que le permitió exiliarse en México.

Maestro vio

Allí reagrupó fuerzas, recaudó fondos para una incursión a Cuba y su hermano menor, Raúl Castro, lo presentó a la El argentino Ernesto Che Guevara, con quien planeó el desembarco en la isla y el inicio de un foco guerrillero en Sierra Maestra.

El 25 de noviembre de 1956, Fidel, su hermano Raúl, el Che y alrededor de 80 hombres viajaron en el yate Granma A Cuba.

Los servicios de inteligencia habían alertado a Batista, quien ordenó el envío de tropas para evitar el desembarco. Los pocos supervivientes se reagruparon y entraron en la Sierra Maestra, desde donde partieron resistencia legendaria que poco a poco fue ganando apoyo en la sociedad.

El 1 de enero de 1959 ingresaron a La Habana. y Fidel fue nombrado Primer Ministro y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.

Entran Fidel Castro y Camilo Cienfuegos en La Habana.  Foto: AFP

Entran Fidel Castro y Camilo Cienfuegos en La Habana. Foto: AFP

Embargo

El 3 de enero de 1961 Cuba y Estados Unidos rompieron relaciones diplomáticas y el cubano se sumergió de lleno en protagonista de la Guerra Fría.

El entonces presidente John F. Kennedy encabezó una incursión en la isla por parte de un grupo de exiliados cubanos que fue rechazada en Bahía de cochinos. Fue entonces cuando Fidel proclamó el carácter socialista de la Revolución y en diciembre se declaró marxista-leninista. Washington, en represalia, impuso una Bloqueo comercial que perdura hasta el día de hoy.

Marchas

Fidel fue ratificado varias veces como secretario general del Partido Comunista de Cuba. A lo largo de casi medio siglo de historia, han surgido grupos de oposición que han criticado la política de derechos humanos y las restricciones a la libertad en la isla. Miles de cubanos huyeron por mar a las costas americanas.

Hoy, sin Fidel, un nuevo movimiento busca romper cadenas con esta larga historia. Las movilizaciones de mitad de año en Cuba al ritmo de “Patria o vida” tomaron al régimen por sorpresa.

Y aunque los nuevos y más recientes intentos de marchas opositoras fueron amordazados con amenazas de cárcel y persecución, la semilla hacia esa transición que Fidel siempre evitó nombrar ya podría estar plantado.

ap