abren una investigación contra el presidente Pedro Castillo por presunta corrupción

Una nueva crisis política se abrió esta semana en Perú, cuando la procuradora general, Zoraida Ávalos, abrió una averiguación previa contra el presidente Pedro Castillo por los presuntos delitos de tráfico de influencias y colusión a favor de empresas adjudicatarias de contratos con el Estado.

En cualquier caso, el proceso quedará suspendido hasta que Castillo cumpla su mandato de cinco años, en 2026, ya que el presidente ha “Inmunidad absoluta que trasciende el ámbito procesal penal ”, según determina la Constitución.


Según los datos filtrados por la Fiscalía a los medios peruanos, la investigación se fundamenta en las reuniones que supuestamente sostuvo Castillo en el Palacio de Gobierno y en una casa particular de la empresaria Karelim López, para interceder a favor del consorcio Puente Tarata. III, que se adjudicó la millonaria construcción de un puente en la selva central.

También incluye reuniones con ella y otros funcionarios y representantes de la petrolera Heaven Petroleum Operation, que ganó la convocatoria para vender 280.000 barriles de biodiesel a la estatal PetroPerú por 74 millones de dólares.

Deberías leer:   ¿Qué hace Israel Israel frente al golpe de ómicron?

Según las versiones periodísticas, el procurador general de la Nación (procurador general), única autoridad con potestad para investigar al mandatario, notificó al jefe de Estado y al procurador general del estado, Daniel Soria, quien denunció al Castillo en diciembre pasado. por los presuntos delitos de mecenazgo ilícito y tráfico de influencias.


Supuestos encuentros en las sombras

La denuncia de Soria surge de las supuestas reuniones que mantuvo Karelim López con Castillo antes de que las empresas a las que representaba ganaran la licitación del puente Tarata III.

Al menos uno de estos aparentes encuentros tuvo lugar en las afueras del Palacio de Gobierno de Lima y se realizó sin registro oficial, como lo demuestra un reportaje periodístico del programa dominical Cuarto Poder, que capturó a López y Castillo, por separado, ingresando a la misma propiedad. del distrito limeño de Breña.

Una protesta contra el presidente de Perú, Pedro Castillo, frente al Palacio de Justicia, en octubre de 201. Foto: REUTERS

Días después de esa supuesta reunión, el consorcio Puente Tarata III, al que ella representaba, ganó la licitación con un contrato de 232,5 millones de soles (57,6 millones de dólares) gracias a una oferta de 27 centavos de sol (0,06 dólares), inferior a la siguiente más alta. clasificado.

Deberías leer:   al menos 19 muertos, entre ellos varios chicos

Soria señaló en su denuncia que hay sospechas de que el presidente peruano “también estaría inmerso en el comportamiento de tráfico de influencias ” investigando a la Segunda Fiscalía Corporativa Provincial de Lima.

En este caso, se investiga al exsecretario general del Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, y la Fiscalía incautó $ 20.000 escondidos en su despacho, debido a la presunta presión ejercida sobre los comandantes generales del Ejército y Fuerza Aérea para promover militares. personal cercano al presidente. .

El mandatario peruano fue interrogado por Ávalos el 28 de diciembre sobre la supuesta presión en los ascensos de las Fuerzas Armadas, y solicitó el levantamiento de su secreto bancario, tributario y comunicacional para acceder a las investigaciones.

El abogado del presidente Castillo, Eduardo Pachas, confirmó que el mandatario fue notificado de esta investigación, pero Negó todos los cargos.

El profesional insistió en que no se ha confeccionado una lista de visitantes en una casa del distrito de Breña, que utilizó Castillo durante su campaña electoral, y que esta tarea tampoco es responsabilidad del jefe de Estado, ya que se trataba de reuniones de un naturaleza privada. Y remarcó que toda la información al respecto ya fue entregada a la Fiscalía.

Deberías leer:   Tormenta política en Italia por la elección del futuro presidente

Pachas también ratificó la voluntad del presidente de acceder a las investigaciones. “En el tema del levantamiento del secreto fiscal, bancario y de comunicaciones, el presidente también ha sido claro en esa línea de entregar toda la información a la Fiscalía”, dijo.

Esta es la segunda vez en la historia del Perú que la Fiscalía inicia una averiguación previa a un presidente durante el ejercicio de sus funciones.

El anterior ocurrió en octubre de 2020, cuando abrió un expediente contra el entonces presidente Martín Vizcarra por presunta corrupción, que luego derivó en una denuncia constitucional, una vez que fue destituido por el Congreso.

Fuente: agencias