ACLU demanda terminar con el toque de queda de Los Ángeles, calificándolo de supresión de la protesta política

El toque de queda nocturno impuesto en el condado de Los Ángeles debido a las protestas por la brutalidad policial y La muerte de George Floyd está bajo un creciente escrutinio.

La Unión Americana de Libertades Civiles presentó una demanda el miércoles contra las ciudades de Los Ángeles y San Bernardino y el condado de Los Ángeles para poner fin al toque de queda.

«La supresión extraordinaria de los toques de queda de toda protesta política en las horas de la tarde viola claramente la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, y sus restricciones generales de movimiento fuera del horario laboral violan la protección de la libertad de movimiento de la Constitución», dijo la ACLU en un comunicado.

La demanda fue presentada en nombre de Black Lives Matter y otros.

Después de varias noches de saqueos dispersos, hubo muy pocos problemas el martes y miércoles por la noche, incluso cuando miles protestaron pacíficamente en toda la región. Los arrestos fueron principalmente de manifestantes que se negaron a obedecer el toque de queda.

El condado de Los Ángeles extendió su toque de queda radical por cuarto día, esta vez con menos horas.

Pero la supervisora ​​del condado de Los Ángeles, Janice Hahn, dijo que aunque los toques de queda pueden estar justificados los domingos y lunes por la noche, «ahora parece que se están utilizando para arrestar a manifestantes pacíficos».

«Ya no creo que sean necesarios», escribió en Twitter.

El miércoles, los funcionarios del condado optaron por comenzar el toque de queda a las 9 p.m. en lugar de las habituales 6 p.m. El toque de queda, que no se aplica a las fuerzas del orden público, los socorristas, las personas que viajan hacia y desde el trabajo y las personas sin refugio, durará hasta las 5 a.m. del jueves.

El alguacil Alex Villanueva dijo la madrugada del miércoles que los funcionarios habían estado evaluando si continuarían el toque de queda por otro día, señalando «grandes mejoras de días anteriores» relacionadas con las protestas. La policía dijo que el toque de queda ha ayudado a despejar las calles por la noche para que puedan concentrarse en los saqueadores que golpearon a algunas comunidades el sábado, domingo y lunes.

Algunos manifestantes también cuestionaron la necesidad de toques de queda si las manifestaciones son pacíficas.

«Es ridículo que 1,000 manifestantes hayan sido arrestados», dijo Heaven Bouldin, de 25 años, el martes durante la protesta de Hollywood.

Sostenía un letrero que decía: «Deja de matar a los negros», y fue interrumpida por un improperio.

Ella dijo que el lunes por la noche, ella y su novio sostuvieron carteles después del toque de queda, protestando pacíficamente.

«Estoy dispuesto a hacer lo que es seguro para ti. Para hacer un cambio, tenemos que permanecer por encima de seis pies, tenemos que mantenernos vivos. Están estableciendo estos toques de queda para que puedan arrestarnos, para que puedan matarnos «.

«Animo a todos los demás a intentar hacer esto de la manera más segura posible».

En la calle 8 y Crenshaw Bouelvard el martes por la noche, la policía detuvo a docenas de manifestantes que habían convergido en la residencia del alcalde.

La multitud coreó «protesta pacífica» de manera intermitente y, en su mayor parte, obedeció tranquilamente a la policía mientras estaban esposados ​​con bandas de plástico.

La policía arrestó a la multitud metódicamente e hizo que los manifestantes se pararan con las piernas abiertas contra una puerta, reuniendo nombres e información antes de escoltar a cada manifestante a un autobús del sheriff del condado de Los Ángeles.

Después de que arrestaron a cada persona, algunos gritaron: «Te amamos» y aplaudieron.