Acude a urgencias porque “no tenía pulso” y le recetan una visita al servicio técnico | Tecnología

Ir a urgencias por el reloj inteligente que lleva en la muñeca y salir con la recomendación de repararlo es lo que le ha pasado a esta persona.

Los relojes inteligentes se han convertido en accesorios extremadamente populares y, de hecho, ya no es extraño ver estos dispositivos poblando las muñecas de los usuarios. En los últimos años han tenido un crecimiento espectacular y todo esto es gracias a sus funciones inteligentes como la medición del ritmo cardíaco.

Por supuesto, al tener innumerables características no hace infalible el smartwatch que llevas puesto. De hecho, pueden tener errores e incluso marcar datos que no son correctos. El caso más extraño y divertido que se ha dado hasta la fecha es el claro ejemplo de que no se debe confiar plenamente en estos dispositivos.

La historia nos llega gracias a un usuario de Twitter que ha publicado una imagen que muestra la descripción de una sala de emergencias. En esta descripción está escrito lo siguiente «Se recomienda reparar el reloj inteligente». Sí, es raro que en la consulta de un médico le hayan escrito esto a un paciente.

¿Cuál es el motivo de esta frase? La respuesta se encuentra en el motivo por el cual esta persona ha acudido a urgencias. De acuerdo con la descripción de emergencia, el paciente acudió a urgencias porque el reloj inteligente suele mostrar un pulso entre 60 y 72 latidos por minuto, pero el dispositivo habría comenzado a marcar un pulso de 00 latidos por minuto.

El pulso de la discordia: el reloj inteligente marca 00 lpm y el paciente sigue vivo

La situación parece sacada de una comedia de situación y, de hecho, mucha gente piensa que ha sido completamente inventada. No podemos confirmar si es algo que realmente ha pasado, pero han comenzado a aparecer respuestas en el tuit que confirman que acudir a la consulta por Relojes inteligentes la cosa bastante común.

De hecho, varios sanitarios han compartido sus experiencias a la hora de afrontar estas situaciones con diferentes pacientes. Muchos de estos sanitarios coinciden en que gracias a los relojes inteligentes Se ha comenzado a generar cierta hipocondría ya que los usuarios revisan constantemente sus signos vitales en estos dispositivos.

Lógicamente, no es lo mismo medir la frecuencia cardíaca en un reloj inteligente que en un dispositivo médico. De hecho, puedes encontrar diferencias entre un smartwatch barato y uno de mayor precio. Teniendo todo esto en cuenta, la situación es completamente surrealista solo por el hecho de que con 00 lpm esa persona estaría muerta.



Con información de Telam, Reuters y AP