Administración Biden insiste en acercamiento con Nicolás Maduro

El dictador Nicolás Maduro anunció que la delegación llegó a Venezuela para tratar varios temas de la agenda bilateral y continuar con las conversaciones iniciadas en marzo con Caracas.

En tanto, el presidente de la ilegítima Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, recibió «una importante delegación del gobierno de Estados Unidos que llegó hace dos horas a Venezuela» y está trabajando «para darle continuidad a las relaciones, a la agenda bilateral», anunció. Maduro a través del canal estatal VTV.

La delegación que llegó a Caracas el lunes incluye al embajador James Story, quien encabeza la Unidad de Asuntos Venezolanos del gobierno de Estados Unidos desde la vecina Colombia, dijo un portavoz del Departamento de Estado bajo condición de anonimato para no interferir en las discusiones diplomáticas.

También incluye a Roger Carstens, el enviado presidencial especial para asuntos de rehenes. El funcionario del Departamento de Estado describió el viaje de Carstens como una visita de bienestar centrada en la seguridad de varios ciudadanos estadounidenses detenidos en Caracas, incluido un grupo de ejecutivos de la compañía petrolera Citgo, con sede en Houston, que han estado encarcelados durante más de 10 años. de cuatro años.

No está claro qué más pretenden lograr los funcionarios estadounidenses durante la misión.. Pero sigue a una visita sorpresa en marzo de los dos hombres y de Juan González, director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, que fue el primer viaje de la Casa Blanca al país sudamericano en más de dos décadas.

juan gonzalez cortesia camilo loret de mola

Juan González, Director Principal del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental.

Cortesía/Camilo Loret de Mola

Desde entonces, tanto la administración de Biden como el régimen socialista de Venezuela han mostrado su voluntad de llegar a un compromiso después de años de hostilidades entre Washington y Caracas a raíz de la reelección del dictador Nicolás Maduro en 2018, que se vio empañada por irregularidades.

Primero, Maduro liberó a dos estadounidenses como gesto de buena voluntad y prometió reanudar las negociaciones en México con la oposición respaldada por Estados Unidos.

Posteriormente, EE. UU. renovó una licencia para que las compañías petroleras, incluida Chevron, continuaran operando en Venezuela, que ha estado bajo fuertes sanciones desde 2019. Luego, a principios de este mes, la Casa Blanca levantó las sanciones a un alto funcionario venezolano que Es sobrino de Cilia Flores, esposa de Maduro..

Primer encuentro USA – Venezuela

En marzo pasado, la Casa Blanca informó que una delegación estadounidense sostuvo conversaciones en Venezuela con el régimen de Maduro, y el tema energético estaba sobre la mesa.

“El propósito del viaje que hicieron los funcionarios de la administración fue discutir una variedad de temas que ciertamente incluyen energía, seguridad energética”, dijo en una conferencia de prensa la portavoz de la administración de Joe Biden, Jen Psaki.

Agregó que la delegación también planteó la situación de los ciudadanos y residentes estadounidenses detenidos por el régimen de Maduro, incluidos seis ejecutivos de Citgo -filial estadounidense de la petrolera venezolana PDVSA- arrestados en 2017.

Pero subrayó que el diálogo sobre la energía y el destino de los detenidos son «conversaciones separadas».

«Hubo una discusión que tuvieron miembros de la administración en el transcurso de los últimos días», dijo la portavoz. “Y parte de nuestro enfoque también está en la salud y el bienestar de los ciudadanos estadounidenses detenidos”.

Reunión con la oposición venezolana

Desde Caracas, la oficina de Guaidó, a quien Washington considera presidente interino de Venezuela, informó de una reunión con altos funcionarios estadounidenses, pero declinó dar detalles «por razones de interés y seguridad nacional de nuestro aliado», según un vocero.

Funcionarios estadounidenses también se reunieron con Gerardo Blyde, quien encabeza United Platform. Esta es la alianza política opositora venezolana que participa en el diálogo con el régimen de Maduro, iniciado en agosto pasado en la Ciudad de México para poner fin a la aguda crisis política y económica del país, según un Memorándum de Entendimiento.

Pero las conversaciones, con el auspicio de Noruega y el acompañamiento de Rusia y Holanda, fueron suspendidas en octubre por Caracas debido a la extradición a EE.UU. del empresario Alex Saab, acusado de ser testaferro de Maduro.