Adriano Care cierra el primer semestre con un beneficio de 1,9 millones de euros

Adriano Care entra en números negros. La Socimi, especializada en el sector de las personas mayores y la dependencia, cerró el primer semestre de 2021 con un beneficio de 1,9 millones de euros, frente a unas pérdidas de 1,6 millones de euros en 2020, según ha informado la compañía este viernes en un comunicado enviado a BME Growth.

La compañía alcanzó unos ingresos de 6,2 millones de euros entre enero y junio de 2021, frente a los 6,3 millones de euros conseguidos en el mismo periodo de 2020. Por su parte, el resultado operativo fue de 1,9 millones de euros, frente a unas pérdidas de 1,5 millones de euros de hace un año.

Adriano Care figura en BME Growth desde el 25 de mayo de 2021, siendo la primera Socimi especializada exclusivamente en inversión en activos para personas mayores que cotiza en el antiguo Mercado Alternativo de Valores (MAB). La cartera actual de Adriano Care tiene catorce activos, que consisten en doce residencias operativas y dos desarrollos, con un total de aproximadamente 1.800 camas.

Deberías leer:   Ignacio Garralda (Mutua): "El pacto Mutua-El Corte Inglés también beneficia a CaixaBank"

En el primer semestre de 2021, Adriano Care ha comprometido más de 45 millones de euros con la adquisición de seis activos para la tercera edad, continuando su consolidación en el sector de la tercera edad así como su expansión geográfica.

Las cinco residencias operativas se encuentran en Valencia, con 122 plazas; en León, donde el grupo cuenta con dos residencias con 140 plazas en total; en Lugo, con 191 plazas; y una residencia de reciente apertura en Terrassa, con 72 plazas. Asimismo, la Socimi dispone de terrenos para el desarrollo de una nueva residencia con aproximadamente 115 plazas en el norte de Madrid.

La compañía se constituyó en diciembre de 2018 y su estrategia pasa en la actualidad por invertir en activos ubicados en territorio español, especialmente en el núcleo urbano de las principales ciudades de la provincia, destinados a residencias geriátricas, hogares adaptados para personas mayores y otros centros asistenciales. a este grupo, para luego arrendarlos a los operadores.

Deberías leer:   "No veo el barco autónomo a corto plazo, pero ganará mucha autonomía"

En España, el envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida están poniendo de relieve la necesidad de incrementar la oferta actual de residencias para personas mayores de 65 años. Para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), España debería crear 80.000 nuevas plazas, lo que equivale a mil viviendas adicionales a las 5.417 que operan actualmente, según datos de la consultora Savills Aguirre Newman.

Ernesto Calderon se dedica a todas las noticias de España para Es de Latino.