Alineación mundialista | El Heraldo de México

La alineación del partido Morena para 2024 va tomando forma, sin embargo, parece que, por un lado, hay conflictos en el vestuario y, por otro, el director técnico del equipo no tiene una buena relación con algunos de sus jugadores En la portería tenemos un Mario Delgado, líder de Morena, que de repente comete los llamados bajistas de la semana. Mueve su defensa y grita, según el estado de ánimo y las indicaciones desde el vestuario del director técnico.

A, pero así es, le encanta hacerse una foto con quien se va antes y después de cada partido, al fin y al cabo es portero de momento y lo único que quiere es quedarse bajo los tres palos para el duración del juego. En defensa tenemos un central que mete muy fuerte la pierna, el secretario de GobernaciónAdán Augusto López. Así como defiende, a veces también ataca ya veces, sobre todo en los saques de esquina, le mandan a rematar, porque por descuido marca un gol.

Es muy cercano al director técnico, incluso lo llama hermano en el vestuario, pero lo cierto es que el respetable no termina de aceptarlo, sobre todo porque cuando pierde la cabeza hace comentarios groseros a la afición. En el mediocampo quiso jugar al senador ricardo monreal, También conocido como «Monrris el indomable», sin embargo, el director técnico lo tiene en el banquillo y nada más lo va a dejar jugar. Por eso se dice que en cualquier momento cambiará de equipo, pero lo cierto es que seguirá jugando.

No hay que perderlo de vista, ya que ‘Monrris’ es un canchero, y muchos entrenadores quisieran un jugador de su trayectoria y clase.
para jugar el puesto. Es probable que cambie de camiseta y juegue en otro equipo que alcance su precio y que prometa jugar toda la temporada de principio a fin.

En la delantera encontramos al canciller Marcelo Ebrard, quien fiel a su estilo, los juega de lujo, domina buenas triangulaciones y
cambiadores de juego primero. Además, lleva mucho tiempo jugando con el director técnico y conoce sus trucos, promesas y doble discurso, uno en el vestuario y otro para la afición.

El problema es que quiere ser nombrado Balón de Oro y eso no está tan claro a día de hoy, así que habrá que estar atentos, ya que Ebrard sabe que el tiempo se acaba. Si las cosas no salen como él quiere, seguro que algún otro equipo podría intentar ficharle, dada su trayectoria, proyección internacional y, sobre todo, que es un jugador que siempre ha sido medido, lo que le ha generado simpatía con una parte importante de la afición

En la punta también encontramos el nueve natural creado por la directora técnica, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien goza de toda la confianza y simpatía de su mentora. Incluso dentro y fuera del vestuario a petición del equipo para jugar a su alrededor y poner los pases necesarios para culminar con tan esperado gol.

Detrás de todos estos jugadores no hay que perder de vista la prensa que aplaude, que no se pierde ni una sola conferencia del director técnico, y que, fiel a su estilo y para lo que fueron creados, no cuestiona nada. Apoyan a su jugador favorito y polarizan no solo dentro del equipo sino también con la afición, lo que a la larga puede generar un conflicto interno. Y, si no, en el momento.

POR EDUARDO MACÍAS GARRIDO

[email protected]
@eduardo84888581

MAÍZ

Continuar leyendo: Alineación mundialista | El Heraldo de México