3 junio, 2023

“América Latina no habla con una sola voz sobre la guerra en Ucrania. Aunque, salvo Costa Rica, nadie habla de sanciones contra Rusia, en Naciones Unidas votan con Estados Unidos y la Unión Europea y muchos se han pronunciado en contra. la agresión”, cuenta a Benedicte Bull, presidenta del Instituto Nórdico de Estudios Latinoamericanos (NILAS).

En una conferencia en el Parlamento Europeo especialistas analizaron la geopolítica de la región al respecto, y la influencia de Rusia y China. El punto más importante: ¿cómo dar un salto cualitativo hacia una sólida asociación birregional entre la UE y América Latina y el Caribe?

Con el cierre de una cumbre birregional (julio de 2023), tanto el apoyo de Nicaragua, Cuba y Venezuela a Rusia como el discurso ambiguo de Brasil son piedras en los zapatos de los europeos que quisieran avanzar más rápido hacia acuerdos y asociaciones con la región. “La UE se está dando cuenta de que no solo hay que usar el garrote sino también la zanahoria. Y debe tratar de entender la región”, añade Bull.

Larga historia de sanciones e imperialismo

Aunque varios países han afirmado que se sumarían a las sanciones decididas en Naciones Unidas, Bull recuerda: “Las sanciones tienen una historia dolorosa en América Latina. Las de Cuba y Venezuela no han ayudado a lograr los objetivos para los que fueron impuestas. Otra otra cosa es el discurso quizás demasiado ambiguo del presidente de Brasil con respecto a este tema”.

Deberías leer:   Biden "muy optimista" sobre un acuerdo de techo de deuda | El Mundo |

Más que los intereses económicos de Brasil con Rusia, es la variedad de audiencias a las que Lula Da Silva dirige su discurso lo que explicaría la ambigüedad. “Además, en América Latina hay una larga historia de sentimiento antiimperialista, centrado en Estados Unidos”, dice Bull, profesor del Centro para el Desarrollo y el Medio Ambiente de la Universidad de Oslo. «Y es difícil entender que Rusia también es un estado imperialista». agrega.

El gran socio asiático

China, por su parte, es el mayor socio comercial de Brasil, Chile y Perú; en segundo lugar sólo a los Estados Unidos para varios otros. “Hay que pensar que el 40% del comercio de Chile es con China y que tiene una gran dependencia de Estados Unidos en materia militar”, dice Bull.

Por otro lado, del lado europeo hay una mayoría que no pierde la oportunidad de subrayar la importancia de completar la modernización del acuerdo global con México y el acuerdo de asociación con los países del Mercosur. Hay mucho en juego, entre otras cosas, los recursos naturales que Europa necesita para su transición verde.

Deberías leer:   Un muerto y 15 heridos en un ataque ruso a una clínica de Dnipro | Europa |

Sin embargo, “América Latina tiene derecho a no querer entrar en un nuevo ciclo extractivista”, advirtió en la conferencia José Antonio Sanahuja, director de la Fundación Carolina. Sanahuja, especialista en desarrollo y relaciones UE-América Latina, advierte contra caer en la idea colonial de la búsqueda de El Dorado e insiste en la necesidad del reconocimiento mutuo.

¿Inversiones versus desarrollo humano?

Y el reconocimiento pasa por conocer las necesidades mutuas. Las de los países latinoamericanos -golpeados por la pandemia, la delincuencia y el narcotráfico- se enfocan en temas básicos como la educación y la salud. “No hay que confundir la política de cooperación con América Latina con las inversiones verdes del Global Gateway”, insiste Sanahuja, centrándose en temas que probablemente no se tratarán en la cumbre: la defensa del espacio cívico y público, y la defensa de las personas defensoras. de derechos humanos

“El tema ambiental es transversal”, dice Bull, especialista en desarrollo y medio ambiente. “La UE debe estar presente con sus inversiones, pero también, más allá del interés comercial, llegar a los actores de la sociedad civil que se verán cada vez más amenazados, llegar con la transferencia de tecnología”, añade, reconociendo que, aunque llevan treinta años haciéndolo, para Priorízalo, este momento es crucial.

Deberías leer:   Muere Thomas Buergenthal, superviviente de Auschwitz y exjuez de La Haya | El mundo |

Narcotráfico, problema continental

También en la lucha contra el crimen y el narcotráfico, “Colombia es un actor importante, pero también lo es Bolivia. El tema supera la vieja división de izquierda y derecha en América Latina. Petro ha propuesto cambiar la gobernanza global de las drogas y es muy importante que la UE lo apoye, al menos discursivamente”, dice Bull, cuyo país, Noruega, es el garante del proceso de paz colombiano.

“Aunque no somos parte de la UE, podemos sumarnos a varias iniciativas”, apunta y señala que, para su país, en términos de inversión, Brasil es mucho más importante que China. Por otro lado, “no están solo los países del Mercosur. Están los de Centroamérica, que atraviesa su peor momento desde los años 80”, recuerda Bull.

En cualquier caso, y buscando las razones por las que los países de América Latina, incluidos los del relegado Caribe, no optan por alejarse de China o Rusia, Bull concluye: «Están bajo mucha presión y están tratando de crear una plataforma que les ayude a navegar en estos mares agitados. Es muy difícil. Y la UE haría bien en apreciar ese intento».

(cp)

Read More: América Latina y la UE: geopolítica entre Rusia y China | Las noticias y análisis más importantes de América Latina |