Análisis del Razer Stream Controller, el arma definitiva editar vídeo y foto | Tecnología

Tener un ambiente de trabajo que te inspire y te facilite las cosas es un aspecto clave del día a día para muchos de nosotros. Si trabajas en una oficina, seguro que todo será genérico, pero en casa podemos elegir los teclados, monitores, sillas y demás elementos que nos hagan la tarea más fácil y, sobre todo, cómoda.

Me encanta probar periféricos para ver cuáles me “inspiran” más y en una época en la que la multitarea está a la orden del día, tener algo que agilice las tareas es fundamental. Y, Después de probar el Razer Stream Controller, te puedo asegurar que la vida cotidiana ha cambiado en muchos sentidos..

Se trata de un periférico que Razer ha lanzado con el objetivo de competir contra el Stream Deck de Elgato y que, por tanto, está centrado en el control del streaming. Sin embargo, está hecho por Loupedeck, y eso cambia radicalmente la experiencia en un entorno profesional.

En el análisis de HobbyuConsolas ya os he contado por qué uso el Razer Stream Controller para ocio y videojuegos, pero ahora voy a hacer lo mismo con usos profesionales para control de podcast, edición de vídeo y edición de fotos.

El análisis del Razer Stream Controller: review, test y opinión de ComputerHoy:

Especificaciones y características del controlador Razer Stream

Antes de comenzar con la revisión del Razer Stream ControllerOs dejo las características básicas del dispositivo.

La verdad es que lo que ves en las fotos y el vídeo que tienes sobre estas líneas es, básicamente, lo que hay, pero bueno, te las dejo para que te hagas una idea más completa del periférico:

Controlador de flujo Razer
Dimensiones 151×101,5×30,2mm
210 gramos
Pantalla LCD con 12 divisiones táctiles
dos paneles laterales
Botones Ocho botones de menú
Seis diales multifunción
conectividad Cable USB-A a USB-C de 2 metros
Trenzado
Sistema ventanas 10, 11
Mac OS X 10.14 o posterior
Precio 300euros

Una de las claves de este diseño son los dialesya que son tremendamente útiles tanto para controlar el streaming como, sobre todo, a la hora de controlar algunos programas de edición y ajustes de tu PC.

Y sí, todo lo que ves en las imágenes se puede personalizar, por lo que las posibilidades son infinitas.

Diseño premium, esferas maravillosas y soporte un tanto extraño.

Pero bueno, voy a empezar hablando del diseño aunque, la verdad, no es que haya mucho que contar.

El Razer Stream Controller está hecho de plástico con una parte superior de aluminio donde va la pantalla. En la parte inferior tiene el logo de las tres serpientes de Razer y cuatro patas de goma que evitan que el periférico resbale sobre la mesa.

El conector USB-C se encuentra en la parte superior y me gustó el cable. Es trenzado, mide dos metros y la cabeza del USB-C tiene forma de ‘L’. Evidentemente podrás poner cualquier cable que tengas por casa, pero el que viene en la caja está bastante bien.

En la parte superior tenemos el panel LCD con 12 divisiones que actúan como botones individuales, dos paneles LCD laterales que no son táctiles, pero que dan información sobre lo que vamos a controlar con los diales y, obviamente, los seis diales.

Me encantan estos diales o ruedas porque tienen retroalimentación táctil cuando se giran, pero también permiten un toque, por lo que en cada uno podrás tener varios controles. El ejemplo más sencillo que se me ocurre es el control de volumen: girando a la derecha lo subes, girando a la izquierda lo bajas y pulsando lo silencias.

También, en la parte inferior tenemos 8 botones que también son personalizables y que son las que nos permiten pasar entre las distintas pantallas del LCD principal. Si quieres, con el software Loupedeck, podrás cambiar el color de todos ellos.

En general en cuanto a diseño creo que es un dispositivo que se ve muy bien en el escritorio, además de que los diales tienen la sensibilidad adecuada, cuando presionamos la pantalla tenemos retroalimentación háptica y es elegante, pero algo tiene que no entiendo bien.

Y es que, la caja incluye un soporte que eleva un poco el dispositivo para que no quede plano sobre la mesa. Es un sistema que «anclamos» a la base y la parte superior mediante un sistema de presión y, la verdad, es poco práctico.

Hubiera estado genial que fuera un sistema que se pudiera plegar para dejarlo pegado a la base cuando no lo estemos usando, algo que justificaría, en parte, el sobreprecio de este modelo de Razer frente al -idéntico- modelo Loupedeck. Pero bueno, de esto hablaremos más adelante.

Una pasada para editar fotos, videos y crear accesos directos

En un dispositivo de este tipo, la clave es el software, y el Stream Controller da en el clavo en este sentido. Ya he comentado que la compañía lo ha enfocado como un dispositivo para controlar el streaming.

De hecho, serie el Stream Controller viene con varias pantallas que gestionan la transmisión en Twitchpor ejemplo, pero lo que más me gusta es que si eres un profesional de la edición de videos y fotos, este dispositivo también es para ti.

El software que debes descargar es el de Loupedeck (no usa Razer Synapse, curiosamente) y puedes descargarlo desde este enlace. Es compatible con MacOS, Windows 10 y Windows 11 y tengo que decirte que… no es muy fácil de dominar.

La primera es que está en inglés y la segunda es que tiene un montón de menús. Creo que hay una barrera de entrada para un nuevo usuario, pero en cuanto entiendas el idioma y le dediques un rato, dejarás el dispositivo como quieres.

Podrás hacer macros, llamar a aplicaciones o abrir páginas web sin tener que hacer clic con el ratón, y eso agiliza mucho algunos procesos. También, podrá guardar perfiles (transmisión, juegos, trabajo) y cambiar entre ellos sobre la marcha.

En mi caso, para jugar tengo un perfil que abre juegos y apps que uso en mi PC, que es mi equipo de ocio. Cuando estoy en la Mac, tengo el perfil de trabajo que me permite controlar el podcast, varios programas de edición y tiene todos los accesos directos a las aplicaciones y sitios web que más uso.

Cuando agregas una aplicación, se agrega con su icono correspondiente en la pantalla, pero cuando haces lo mismo con un sitio web, debes descargar su logotipo y subirlo a la aplicación. Es un proceso súper simple, de verdad.

Oh bien, lo realmente interesante es el modo dinamico. Y es que, según la aplicación en la que te encuentres (y si es compatible o no con el dispositivo), los menús y opciones cambian por completo.

En mi caso, uso CaptureOne para la edición de fotos y Final Cut Pro para video, y realmente me ha ahorrado mucho tiempo. Los controles como el contraste, las sombras o la exposición aparecen automáticamente en los diales, así como un montón de atajos y teclas de acción en ambas herramientas.

Hacen la tarea mucho más fácil y, si su aplicación no tiene un perfil para Loupedeck, puede ingresar al mercado para ver cuál es. Creo que la suite de Adobe tiene perfiles gratuitos, pero en DaVinci he visto que hay que pagar por el plugin para poder usar este dispositivo.

Otro uso es controlar los micrófonos en el Podcast de ComputerHoy y, si tuvieras luces LED conectadas a tu PC o Mac, también podrías regular su intensidad sin necesidad de entrar en la app específica.

La imaginación es el límite porque tienes muchas, muchas opciones de personalización gracias al software.

Razer Stream Controller precio y alternativas en el mercado

Antes de pasar a las conclusiones, hablemos del precio del Razer Stream Controller, ya que este caso es bastante curioso. El dispositivo de Razer se puede adquirir por 300 euros, un precio elevado, pero sobre todo teniendo en cuenta el del Loupedeck Live.

Y es que, hablamos de un mismo dispositivo cuyo único cambio es el nombre de cada compañía en la parte superior. El Loupedeck Live se vende por 269 euros, aunque es habitual encontrar ofertas.

Por otro lado, está el Elgato Stream Deck. Aquí hay varias versiones con más o menos botones, pero la básica con 15 teclas personalizables cuesta unos 95 euros a la hora de hacer esta review y, sinceramente, creo que la opción Razer/Loupedeck es mejor tanto para streaming como para trabajar.

¿Vale la pena el Razer Stream Controller? La opinión de Computerhoy

Y bueno, poco más queda por decir. No entiendo el sobreprecio del modelo de Razer, pero por lo demás me parece un muy buen dispositivo tanto para streamers como para usuarios que lo quieran como tabla de accesos directos y herramientas para usar programas de edición.

Creo que la construcción es bastante premium, me gusta la retroalimentación háptica cuando presionamos un botón en la pantalla y tener tanta información al alcance de la mano hace que todo sea más fluido.

Los diales cambian la experiencia a la hora de controlar el ordenador, pero también los periféricos (en el podcast, por ejemplo, controlo fácilmente los volúmenes de todos) y los programas de edición y que todo sea personalizable con algunos modos dinámicos es… genial.

Es cierto que el software tiene una curva de aprendizaje, que hay bloatware y que está en inglés, pero una vez que pasas esa barrera, es una herramienta fantástica.

Con información de Telam, Reuters y AP