19.5 C
Usa River
jueves, abril 22, 2021

Auto, los constructores del gobierno: «Listos para colaborar para revivir el sector»

- Advertisement -
- Advertisement -


Italia y el mundo aún están cerrados por Covid-19. La economía en coma está completamente quieta. Mientras tanto, en el silencio de nuestras ciudades, el ruido del mercado automotor es claro, que se hunde en casi un 90 por ciento en marzo. En otras palabras, el bloqueo está produciendo los efectos económicos que fueron fáciles de predecir y, por lo tanto, lo único sensato para comenzar a pensar en lo que se puede hacer más tarde, cuando la emergencia comienza a disminuir, para reconstruir las piezas. Michele Crisci, presidente de UNRAE (la asociación de importadores de automóviles extranjeros) y CEO de Volvo Italia, dice que la industria automotriz, explicó el presidente, representa casi el 10% del PIB italiano y se necesitarán al menos 3.000 millones de euros. recubierto en los próximos 18, 24 meses para que el sector vuelva a funcionar.

Las propuestas de la Unión Nacional de Representantes Automotrices Extranjeros son simples y se centran en intervenciones extraordinarias de primeros auxilios, como incentivos a la compra (destinados a modelos más ecológicos) y ventajas fiscales, todas dedicadas a llevar oxígeno a una cadena de suministro al límite de la asfixia, favoreciendo la posibilidad de permitir un flujo y mantenimiento suficientes liquidez para que el negocio funcione. Al mismo tiempo, mediante la adopción de medidas estructurales y duraderas definidas, como, por ejemplo, la reformulación de los impuestos sobre los automóviles de las empresas, alineando las regulaciones italianas y europeas.

La otra línea de intervenciones reportada por Crisci se refiere al apoyo que las Casas, cada una según su voluntad y según sus posibilidades, están dispuestas a brindar a la red de ventas. También en este caso, es necesario cuidar las redes porque sin distribuidores sólidos y operativos es difícil reiniciar el mercado. Otra imagen fuerte comunicada por Crisci fue la necesidad de colaboración entre los protagonistas que tendrán que trabajar para relanzar el mercado, es decir, el gobierno por un lado y las casas listas para integrar los estímulos estatales. Para subrayar cuán responsables son los fabricantes, se señaló que la ayuda solicitada por UNRAE todavía tiene en el fondo la hipótesis de la sostenibilidad necesaria para las arcas estatales. El río de dinero que llega a las autoridades fiscales a través de los impuestos que los automóviles pagan al estado no debe secarse. Enormes ingresos del IVA solo en el “nuevo”: 100.000 automóviles vendidos valen 500 millones de euros en impuestos. Un colapso del mercado de automóviles italiano también sería desastroso para las autoridades fiscales.

Y, en las proyecciones hechas por UNRAE del mercado para 2020, que van desde una disminución, en 2019, del 32% (con cifras absolutas comparables al terrible 2008) hasta el peor escenario que viene a prefigurar un desastroso menos 42%. Además, para evitar que esta crisis, así como la crisis económica y fiscal, se conviertan en una crisis social, es necesario proteger los trabajos de quienes viven en automóviles (150,000 empleados solo en concesionarios) y UNRAE está tratando de sensibilizar al mundo político que De nuevo, según Crisci, parece haber entendido, en su totalidad (mayoría y oposición), el momento serio y peligroso. Con suerte, por lo tanto, en medidas rápidas y verdaderamente operativas.

2 de abril de 2020 (cambio 2 de abril de 2020 | 11:08)

© REPRODUCCIÓN RESERVADA



- Advertisement -spot_img
Pilar Benegas
Pilar Benegas es una reconocida periodista con amplia experiencia en importantes medios de USA, como LaOpinion, Miami News, The Washington Post, entre otros. Es editora en jefe de Es de Latino desde 2019.
- Advertisement -
ultimas noticias
Notas relacionadas
- Advertisement -