Battlefield 2042 agrega armas futuristas, 128 jugadores y campaña de zanjas

Battlefield se remonta al futuro.

EA

La serie Battlefield del desarrollador Dice pasó sus dos últimas entradas enfocándose en la Primera y Segunda Guerra Mundial, pero las cosas cambiarán en el próximo Battlefield 2042. No solo los jugadores tendrán nuevas armas de ciencia ficción a su disposición, también habrá un muchos más jugadores van a la batalla.

Battlefield 2042 saldrá a la venta el 22 de octubre y duplicará el número de jugadores en partidas multijugador a 128 para aquellos que juegan en PC. PS5 y Serie Xbox consolas Los modos Conquest y Breakthrough también regresarán cuando los equipos luchen entre sí en siete mapas enormes. Los partidos también tendrán eventos dinámicos como tormentas para hacer las batallas aún más locas.

Como era de esperar con un juego que se desarrolla en el futuro, habrá algunas armas futuristas. El tráiler de presentación de Battlefield 2042 muestra una de las nuevas incorporaciones: un perro robot armado hasta los dientes mecánicos. Más de la jugabilidad se mostrará en una revelación el 13 de junio.

Qué chico tan bueno y peligroso.

Qué chico tan bueno y peligroso.

EA

Un gran cambio que llegará a Battlefield 2042 es la falta de campaña. “Creo que es algo que nos permite realmente apoyarnos en aquello en lo que somos mejores”, dijo el miércoles el director de diseño del juego, Daniel Berlin, a Eurogamer. Berlín también dice que no hay planes para un modo de batalla real.

Incluso sin una campaña, todavía hay una narrativa en la acción. En la década de 2030, los desastres ambientales y económicos están destrozando al mundo. Las personas desplazadas se unen para sobrevivir y se las conoce como no patriadas o no-palmaditas. Estados Unidos y Rusia comienzan a usar a estos soldados sin un país para pelear sus guerras por recursos en 2042.

Battlefield 2042 saldrá el 22 de octubre para las consolas de la serie PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox.

Deberías leer:   Los feligreses de Alabama vuelven la espalda a Bloomberg durante el servicio del "Domingo Sangriento"