Biden advierte a Putin contra el uso del arma nuclear, pero Rusia dice que es su derecho de defensa

Es una grave escalada retórica. El líder estadounidense amenazó a Putin con responder en consecuencia si sucede. Moscú dijo que su doctrina le permite usar esas armas

El presidente de los Estados Unidos Joe Biden amenazó a Vladimir Putin con una respuesta consecuente si utiliza armas nucleares o químicas en la guerra que libra en Ucrania. Pero el Kremlin respondió de inmediato que «está en su doctrina y es su derecho» recurrir a estas armas de destrucción masiva.

La controversia es especialmente alarmante en un momento en el que el régimen ruso se enfrenta a una etapa de grandes derrotas de su ejército en el este del país. Es el resultado de una exitosa contraofensiva relámpago de las fuerzas armadas ucranianas en la región de mayor concentración de los ejércitos invasores.

Kyiv recuperó en cuestión de días más de 8.000 mil kilómetros cuadrados de territorio en manos de Moscú y casi llega a la frontera con Rusia. De ahí el temor de que Putin intente recuperarse con el uso de armas nucleares.

“No, no, no lo hagas. Cambiará el rostro de la guerra como nunca antes desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo Biden, dirigiéndose a Putin en una entrevista con “60 Minutes” de CBS.

En un extracto del programa avanzado de este sábado, el periodista Scott Pelley preguntó al presidente sobre la eventual respuesta estadounidense. Si Putin usara armas nucleares o químicas para cambiar el curso del conflicto en Ucrania. Biden respondió que habría «consecuencias» y que los rusos «Se convertirían en los mayores marginados que el mundo haya visto jamás».

«La respuesta dependerá del alcance de lo que hagan», se limitó a decir Biden en la entrevista, que se emitirá íntegramente este domingo.

Rusia no se amilanó y respondió de inmediato. “Lea la doctrina, todo está escrito allí”, dijo el sábado el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, sobre la posibilidad de que el Kremlin use estas armas. Rusia tiene el segundo arsenal atómico más grande del mundo detrás de Estados Unidos.

La doctrina de Moscú a la que aludía Peskov prevé, entre otras cosas, el uso de armas nucleares tácticas en caso de agresión contra la Federación de Rusia que pone en peligro “la existencia pero también la soberanía y la integridad territorial del Estado”.

Si bien el pronóstico de guerra se ha convertido en un problema creciente para Moscú, Putin también acaba de experimentar la distanciamiento de su principal aliado internacional cuando el presidente chino Xi Jinpingdurante una reunión en Uzbekistán, evitó comentar sobre Ucrania o respaldar esa guerra.


El horror de las fosas comunes con civiles asesinados con las manos atadas e incluso con cuerdas al cuello. Está en el este de Ucrania y fue expuesto por la contraofensiva relámpago de las fuerzas de Kyiv, una seria derrota para Moscú. ap

En cambio, expresó su voluntad de trabajar con Rusia «para demostrar la responsabilidad de un país importante de desempeñar un papel de liderazgo e inyectar estabilidad en un mundo turbulento». El mensaje fue interpretado como un reproche a Moscú por el conflicto y sus peligrosas consecuencias.

Desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania el 24 de febrero, EE.UU. ha impuesto en coordinación con sus aliados sanciones el sector financiero ruso, Putin y decenas de funcionarios, empresarios y oligarcas de ese país, además de enviar una poderosa ayuda militar a Kyiv.

La guerra se estancó en el este de Ucrania hasta que contraofensiva de Kyiv. Estados Unidos cree con razón que China e India están aumentando la «presión» sobre el Kremlin para que ponga fin a la guerra.

Pero los analistas citados por New York Times Indicaron que en medio de estos reproches y el aislamiento de Moscú, existe el riesgo de que el líder ruso prefiera incrementar la ofensiva.

Varios funcionarios rusos han emitido amenazas veladas de escalada nuclear sobre Ucrania, incluido el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, quien dijo en abril que hay un riesgo «grave» de guerra nuclear. Días después de invadir Ucrania, Putin ordenó que las fuerzas nucleares de su país entraran en alerta máxima por primera vez desde el final de la Guerra Fría.

El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, negó en una conferencia de seguridad en Moscú el 16 de agosto que Rusia tenga planes de usar armas tácticas nucleares o químicas. Sin embargo, poco antes el influyente expresidente Dmitri Medvedev, profundo aliado de Putin, evocó esa posibilidad al descartar que su país pueda ser sancionado por crímenes de guerra.

“La sola idea de castigar a un país que tiene el arsenal nuclear más grande del mundo es absurda en sí misma. Y esto crea una amenaza potencial para la existencia de la humanidad”, aseguró.

Washington. Con informes de EFE, Ansa y Bloomberg