Biden y Xi Jinping de China acuerdan celebrar una cumbre virtual

El presidente Biden se reunirá con el presidente Xi Jinping de China para su primera cumbre a fines de este año, pero virtualmente, no en persona, una concesión a una era pandémica y un reconocimiento de los peligros de pasar un año entero en un nuevo mandato presidencial sin una reunión formal entre los líderes de las economías más grandes y segundas del mundo.

El anuncio del miércoles de funcionarios estadounidenses se produjo después de una reunión de seis horas entre Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional, y su homólogo chino más cercano, Yang Jiechi, el principal diplomático de Beijing.

Los funcionarios estadounidenses habían buscado una reunión en persona. Pero Xi no ha salido del territorio chino para tales reuniones en casi dos años y no estará en la cumbre del Grupo de los 20 en Roma este mes, a la que suele asistir el líder chino. La reunión de Sullivan se produjo después de una llamada telefónica el 9 de septiembre entre Biden y Xi en la que los dos líderes coincidieron en que había muy poca comunicación entre sus gobiernos.

Deberías leer:   La economía afgana se acerca al colapso a medida que aumenta la presión para aliviar las sanciones de EE. UU.

Pero cuando Sullivan llegó a Zúrich para la reunión del miércoles, la fuerza aérea de China había entrado en la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán, una clara advertencia para la isla. Y Estados Unidos había anunciado un nuevo acuerdo para proporcionar submarinos de propulsión nuclear a Australia, capaces de aparecer en cualquier lugar a lo largo de la costa china o atravesar áreas en disputa del Mar de China Meridional.

Y ambos países acababan de intercambiar ciudadanos encarcelados, luego de que el Departamento de Justicia anunciara un acuerdo de enjuiciamiento diferido con un alto ejecutivo de Huawei, el gigante de las telecomunicaciones, que le permitía regresar a China. En cuestión de horas, dos estadounidenses y dos canadienses, durante mucho tiempo retenidos por China, estaban en aviones de regreso a casa.

No está claro cuándo, exactamente, se llevará a cabo la cumbre. Es de suponer que participarán otros funcionarios, tal como lo harían si la reunión se realizara en Estados Unidos o China.

Deberías leer:   Cómo Peng Shuai pasó de ser 'princesa china' a silenciar al acusador #MeToo

Aún así, la decisión de celebrar la cumbre mediante un video seguro contrasta marcadamente con la forma en que Biden se reunió con el presidente Vladimir V. Putin de Rusia en junio pasado. Esa reunión, en una villa en la ladera de una colina en Ginebra, fue en persona.

Un alto funcionario estadounidense que informó a los reporteros después de la reunión del miércoles dijo que los dos hombres tuvieron una conversación sincera que fue directa y amplia. Sullivan, dijo el funcionario estadounidense, se opuso al esfuerzo chino de condicionar su cooperación en temas en los que ambas naciones tienen un fuerte interés nacional, por ejemplo, contrarrestar el calentamiento global o la proliferación nuclear, a las concesiones estadounidenses en disputas bilaterales.

Sullivan, dijo el funcionario, citó el clima específicamente como un ejemplo en el que alinear los enfoques de las dos naciones no es simplemente un favor para Estados Unidos. Pero China a menudo acusa a Estados Unidos de un vínculo similar, por ejemplo, imponiendo sanciones a China por violaciones de derechos humanos, que Beijing considera una interferencia en los asuntos internos.

Deberías leer:   Más países asiáticos reabren lentamente a viajeros completamente vacunados

El funcionario ofreció pocos detalles sobre lo que se dijo sobre Taiwán, aparte de una reiteración de declaraciones estadounidenses anteriores.

Leo Pimentel se especializa en noticias de Asia y el sudeste asiatico.