Boris Johnson condena el asesinato a puñaladas del diputado David Amess

El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó hoy su tristeza por el asesinato del parlamentario conservador David Amess, a quien describió como «una de las personas más amables, bondadosas y gentiles de la política», y a quien destacó que «cree apasionadamente en este país y su futuro. «

En declaraciones a los medios de comunicación, Johnson no reveló detalles sobre el asesinato de Amess.

El diputado conservador de 69 años murió el viernes después de ser apuñalado «varias veces» durante un evento en una iglesia en su circunscripción en el sureste de Inglaterra.

El crimen conmociona al país, que aún recuerda el asesinato en 2016 del parlamentario laborista Jo Cox, una semana antes del referéndum del Brexit, a manos de un simpatizante neonazi.

El agresor, un hombre de 25 años cuya identidad no había sido revelada hasta el viernes por la tarde, fue detenido. El primer ministro pidió que «se le permita trabajar a la policía» mientras trataba de esclarecer el motivo del crimen.

«Hemos perdido un buen servidor público y un amigo muy querido», subrayó el primer ministro en referencia a Amess, de su mismo partido.

«La razón por la que tanta gente está conmocionada y entristecida es principalmente porque él era una de las personas más amables, bondadosas y gentiles en política, y también porque tenía un historial sobresaliente en la promoción de leyes para ayudar a los más vulnerables». .

Flores y tarjetas en homenaje al diputado que murió tras ser apuñalado en Leigh-on-sea, Gran Bretaña, este viernes. Foto. EFE

Johnson elogió especialmente su trabajo para ayudar a las mujeres que sufren de endometriosis, pobreza energética o sus esfuerzos contra la crueldad hacia los animales.

«David era un hombre que creía apasionadamente en este país y su futuro», dijo el primer ministro.

Debate de seguridad

«Conmocionada y profundamente entristecida por el asesinato» de Amess, la presidenta de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, destacó este viernes que «en los próximos días tendremos que discutir y revisar la seguridad de los parlamentarios y las medidas a tomar «.

Pero el primer ministro Johnson, cuando se le preguntó sobre esto, respondió que «esos asuntos se considerarán a su debido tiempo, pero ahora es el momento de pensar en Sir David, su esposa y su familia».

También el expresidente del Partido Conservador, Iain Duncan Smith, expresó su preocupación por la seguridad. «Cuando no estás en tu oficina, y estás en un lugar público, significa que no se pueden tomar las medidas de seguridad que recomiendan», tuiteó.

«Noticias horribles y profundamente impactantes», tuiteó el líder de la oposición laborista Keir Starmer.

«Atacar a nuestros representantes electos es un ataque a la democracia en sí. No hay excusa ni justificación. Es lo más cobarde que puede haber», arremetió Brendan Cox, el viudo de Cox, asesinado cuando ella tenía 41 años.

La imagen del diputado David Amess, durante una misa en su homenaje, horas después de su asesinato, este viernes en una iglesia del sur de Inglaterra.  Foto: AFP

La imagen del diputado David Amess, durante una misa en su homenaje, horas después de su asesinato, este viernes en una iglesia del sur de Inglaterra. Foto: AFP

Otros casos

El ataque de 2016 a ese parlamentario laborista, acérrimo defensor de la pertenencia británica a la Unión Europea y la causa de los refugiados, conmocionó al Reino Unido, en un contexto de fuerte tensión por la campaña por esa consulta que dividió al país.

Fue la primera parlamentaria asesinada en el país y la primera parlamentaria asesinada desde Ian Gow, víctima del IRA en 1990.

En 2010, el parlamentario laborista Stephen Timms fue apuñalado por una mujer después de votar a favor de la intervención británica en la guerra de Irak.

Y diez años antes, el asistente del diputado liberal demócrata Nigel Jones fue asesinado durante un ataque con sable en una reunión con votantes locales dirigida al legislador.

Fuente: AFP y EFE

CB