Boris Johnson se enfrenta a una creciente presión por la fiesta del confinamiento

LONDRES—El primer ministro británico, Boris Johnson, enfrentó una creciente presión política por las acusaciones de que violó las reglas de confinamiento al asistir a una fiesta con bebidas en Downing Street, mientras algunos de sus legisladores conservadores elaboraban estrategias para expulsar al líder británico y uno se pasó al opositor Partido Laborista.

Johnson reconoció haber asistido a una reunión anunciada como un evento de “trae tu propia bebida” en el jardín de Downing Street durante el cierre en mayo de 2020, un momento en que a los británicos solo se les permitía reunirse con otra persona afuera. El primer ministro se disculpó por el incidente y agregó que pensó que era un evento de trabajo y no le dijeron que estaba en contra de las reglas.


Fuente: WSJ