‘Brote’ de coronavirus de la Universidad de Concordia atribuido a más de 50 ‘falsos positivos’

La Universidad de Concordia en Irvine suspenderá el uso de pruebas de antígenos para estudiantes y empleados asintomáticos, luego de que más de 50 falsos positivos generaran una preocupación injustificada sobre un posible brote importante de coronavirus.

Hasta el miércoles, los funcionarios de la universidad dijeron que había seis casos activos, cuatro estudiantes y dos empleados, en el campus en comparación con las más de 60 infecciones reportadas hace dos días. No se han confirmado las pruebas en otros seis casos, y se confirmó que 55 estudiantes y empleados dieron negativo para el virus, dijeron.

Los funcionarios del campus habían cancelado las prácticas deportivas y habían instado a no viajar fuera del estado para el Día de Acción de Gracias debido a los resultados erróneos de las pruebas, que eran preliminares a la espera de la confirmación de un laboratorio externo.

Anteriormente, la universidad solo había estado publicando resultados de pruebas confirmadas en su tablero de COVID-19, pero hizo una excepción para los números no confirmados debido a la indicación de un “brote potencial”.

“Alabamos al Señor porque muchas de las pruebas de confirmación están dando negativo”, escribió el equipo de respuesta de COVID-19 de Concordia en una actualización del campus el miércoles.

Las autoridades dijeron que la gran cantidad de “falsos positivos” no era “del todo infrecuente” porque la máquina de prueba rápida tiene una tasa de precisión de aproximadamente el 80%.

Debido a los resultados de la prueba, la Agencia de Salud del Condado de Orange recomendó a la universidad que dejara de usar la prueba de antígeno para personas asintomáticas. En cambio, la universidad utilizará la prueba molecular de PCR, que se procesa en un laboratorio externo.

Según la universidad, los resultados preliminares indicaron que la propagación se ha contenido principalmente en pequeños grupos de amigos y compañeros de habitación.

Concordia, una universidad luterana privada con más de 4,000 estudiantes, anunció previamente que la mayoría de sus clases volverían a la instrucción en línea a partir del lunes.