Cae la fantasía de liderazgo en Latinoamérica

A pocos días del cuarto aniversario del gobierno de la Cuarta Transformación, el presidente Andrés Manuel López Obrador no podrá hacer gala de su fantasía de liderazgo en América Latina.

La cumbre de la Alianza por el Pacífico, prevista para el 25 de noviembre, ha sido cancelada desde Palacio Nacional. El mecanismo de integración económica y comercial del que forman parte Chile, Colombia, Perú y México tiene como objetivo promover el crecimiento, el desarrollo y la competitividad, para generar bienestar; superar la desigualdad socioeconómica entre la población; fortalecer la inclusión social e impulsar la productividad y la innovación.

Este encuentro que reúne a Jefes de Estado y representantes de varios países de la región que también forman parte de esta organización como asociados u observadores, ha quedado en el hilo de las buenas intenciones.

No habrá testigo de las visiones muy presuntuosas de la izquierda latinoamericana unidas en una sola foto. El pretexto que ha construido el gobierno federal es que el presidente de Perú, Pedro Castillo, no podrá venir a México porque el Congreso de su país no lo autorizó a salir del territorio para asistir a esta reunión de alto nivel. Por cierto, no es la primera vez que no te dan permiso, es la tercera.

Aun así, López Obrador prefiere tirar ese discurso a decir que, entre otras cosas, se produjo el fin de semana un mega pleito con el gobierno del presidente argentino Alberto Fernández, quien canceló su asistencia a la cumbre de la Alianza del Pacífico.

Desde el gobierno argentino reprocharon a México la falta de apoyo a su candidata, la secretaria de Relaciones Exteriores, Cecilia Todesca, a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el organismo financiero internacional con sede en Washington, DC, que apoya a los estados de la región financiando proyectos a favor de las comunidades.

El candidato de México, el vicegobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, quedó en segundo lugar, eligieron al Director del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, el brasileño Ilan Goldfajn, quien era el favorito de Estados Unidos y Canadá. para liderar el BID.

Ah, pero también en la grilla de la carrera presidencial en nuestro país le quieren echar la culpa al canciller, Marcelo Ebrard, cuando en realidad esas negociaciones las debe hacer el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio de la O, porque la La Junta de Gobernadores del BID está compuesta por los Ministros/Secretarios de Hacienda, no de Relaciones Exteriores.

Al final, los presidentes de Perú, Argentina, Costa Rica, Honduras o Brasil no vendrán a México. Vendrán Gabriel Boric de Chile, Guillermo Lasso de Ecuador y Gustavo Petro de Colombia, solo para participar en reuniones bilaterales. Veremos si no cancelan en el último momento.

Así, el liderazgo de México en América Latina se convierte en una fantasía más de ese delirante universo que es la 4T.

Continuar leyendo: Cae la fantasía de liderazgo en Latinoamérica