California exigirá más diversidad en las salas de juntas corporativas

Muchas corporaciones de California tendrán que aumentar la diversidad de sus juntas directivas bajo una nueva ley firmada el miércoles por el gobernador Gavin Newsom para abordar la escasez de personas de color en puestos ejecutivos.

La ley requiere que unas 625 corporaciones públicas con sede en California incluyan al menos una persona de una comunidad subrepresentada para fines del próximo año, y se requieren nombramientos adicionales en años futuros.

Newsom dijo durante una ceremonia de firma en línea que la ley es necesaria para promover la diversidad en las salas de juntas corporativas como parte de un esfuerzo más amplio para mejorar la equidad racial en los EE. UU.

“Cuando hablamos de justicia racial, hablamos de empoderamiento, hablamos de poder, necesitamos hablar de asientos en la mesa”, dijo Newsom.

Es probable que la nueva ley sea impugnada en los tribunales por grupos conservadores, incluido Judicial Watch, que presentó una demanda para impugnar una ley de 2018 que requería un número mínimo de mujeres en los directorios corporativos.

“Es una cuota y las cuotas son inconstitucionales”, dijo Thomas Fitton, presidente de Judicial Watch, sobre la ley firmada por Newsom. Fitton hizo el mismo argumento en una demanda pendiente sobre la ley que exige a las mujeres en los directorios corporativos.

Fitton dijo que su organización está revisando la nueva ley antes de decidir si acudir a los tribunales.

“Estamos profundamente preocupados por la nueva legislación”, dijo Fitton. “Es una violación de la cláusula de protección igualitaria de la Constitución de Estados Unidos. Socava el concepto legal básico de igual protección ”.

Otros expertos en derecho constitucional no están de acuerdo con que la medida se encuentre en un terreno débil, incluido Erwin Chemerinsky, decano de la Facultad de Derecho de UC Berkeley. Dijo que las leyes sobre el tema no son claras y tendrán que ser decididas por los tribunales.

“Creo que existe una necesidad imperiosa de mejorar la diversidad en los directorios corporativos”, dijo Chemerinsky. “La cuestión es si un tribunal encontrará que estas leyes están lo suficientemente adaptadas. Debido a que hay pocas otras alternativas, creo que hay un fuerte argumento de que tales leyes son constitucionales “.

Según el Proyecto de Ley de la Asamblea 979, las corporaciones públicas con sede en California deben tener al menos un director de una comunidad subrepresentada para el cierre de 2021.

Para fines de 2022, los directorios corporativos con cuatro a nueve miembros deben tener dos personas de comunidades subrepresentadas y aquellos con más de nueve miembros deben tener al menos tres personas de esas comunidades.

Los directores de una comunidad subrepresentada incluyen aquellos que se identifican a sí mismos como negros, afroamericanos, hispanos, latinos, asiáticos, isleños del Pacífico, nativos americanos, nativos de Hawái o nativos de Alaska, o que se identifican a sí mismos como gay, lesbiana, bisexual o transgénero.

“Si bien algunas corporaciones ya estaban liderando el camino para combatir el sesgo implícito, ahora todas las juntas corporativas de California reflejarán mejor la diversidad de nuestro estado”, dijo el asambleísta Chris Holden (D-Pasadena), uno de los autores del proyecto de ley, el miércoles . “Esto es beneficioso para todos, ya que las juntas directivas étnicamente diversas han demostrado que superan a las que carecen de diversidad”.

Deberías leer:   Newsom dice que debería haberse saltado la cena al aire libre en medio de COVID

Dijo que después de la muerte de George Floyd bajo custodia policial, muchas corporaciones ofrecieron apoyo público a la diversidad, pero que demasiadas firmas no han actuado con ese apoyo.

Los legisladores citaron datos de 2018 de Deloitte y la Alliance for Board Diversity que encontraron que el porcentaje de puestos en el directorio de empresas de Fortune 500 ocupados por personas que se identificaron como afroamericanos o negros fue del 8,6%, mientras que los latinos ocuparon el 3,8% de los puestos y las personas identificadas como asiáticos o los isleños del Pacífico tenían el 3,7%.

Ese estudio indicó que el 84% de los asientos en la junta estaban ocupados por personas identificadas como blancas, lo que los legisladores dijeron que es un 22% más alto que la proporción de ese grupo en la población general.

Los legisladores han instado a las corporaciones durante años a hacer que sus directorios reflejen más a la sociedad, dijo la asambleísta Cristina García (D-Bell Gardens), otra autora de la nueva ley.

“Sin embargo, está claro que ya no podemos esperar a que las corporaciones lo resuelvan por sí mismas”, dijo García.

Los partidarios promocionaron el resultado del Proyecto de Ley del Senado 826, que requería que las empresas públicas con sede en California y cotizadas en la NYSE o Nasdaq tuvieran al menos una directora antes del 31 de diciembre de 2019.

Para esa fecha, solo el 4% de las empresas con sede en California tenían juntas directivas exclusivamente masculinas, frente al 29% al 30 de junio de 2018, según un estudio de junio de Annalisa Barrett, asesora principal del Centro de Liderazgo de la Junta de KPMG.

Los opositores dicen que California no tiene poder para dictar la selección de los miembros de la junta para las empresas constituidas en Delaware y otros lugares fuera de California, incluso si su sede está en el Estado Dorado.

“Limitar la oportunidad de una persona únicamente por su color de piel, sexo u orientación sexual es lo que deberíamos tratar de evitar, pero AB 979 requiere exactamente eso”, dijo Anastasia Boden, abogada senior de Pacific Legal Foundation.

El abogado corporativo Keith Bishop también advirtió que la nueva ley, cuando se combina con el requisito de 2018, tendrá la consecuencia no deseada de perjudicar la participación de hombres y personas no binarias a bordo.

“Se requerirá que las corporaciones públicas cumplan con ambos conjuntos de cuotas”, dijo en una carta a los legisladores. “Por lo tanto, las personas que se identifican a sí mismas como mujeres y como afroamericanas, hispanas o nativas americanas indudablemente serán las preferidas como candidatas a directores porque cumplirán ambas cuotas”.

Sin embargo, la nueva ley está respaldada por las Cámaras de Comercio Hispanas de California, que señalaron que un estudio reciente de la Asociación de Directores Corporativos Latinos. determinó que 233 de los consejos de administración de empresas públicas en California no tienen miembros de comunidades subrepresentadas.

“Una mayor equidad en la sala de juntas que incluya a los latinos generará mejores resultados para las empresas y nuestro estado”, dijo la cámara en un comunicado a los legisladores.