casi 9 millones de víctimas en 50 años

casi 9 millones de víctimas en 50 años

La Comisión de la Verdad reveló este martes el primer documento oficial en el que se intenta reconstruir el conflicto armado interno que sufrió Colombia durante más de cinco décadas tras la firma del acuerdo de paz entre el Estado y la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en 2016.

Según el Informe Final, que no tiene fuerza judicial, el conflicto se agudizó especialmente entre 1996 y 2008 cuando el 75% de las víctimas, la mayoría perteneciente a la población civil. Las cifras de víctimas reveladas por la Comisión muestran la magnitud de lo ocurrido: 50.770 personas secuestradas, 121.768 desaparecidas, 450.664 asesinadas y 7,7 millones desplazadas forzadas.

«Traemos un mensaje de esperanza y futuro por nuestra nación rota. Llevamos una palabra de escucha y sentimiento a las víctimas, de escucha a quienes han asumido responsabilidades éticas, políticas y penales. para detener la tragedia de un conflicto en el que el 80% de las víctimas eran civiles no combatientes», dijo en el acto el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión.

El documento incluye recomendaciones al Estado y la sociedad para evitar que se repitan los crímenes de lesa humanidad que se cometieron durante el conflicto y en el que participaron diversos actores armados.

En el acto participó el presidente electo Gustavo Petro. Foto Bloomberg

El presidente electo Gustavo Petro asistió al evento y se comprometió a cumplir con las recomendaciones de la Comisión desde el inicio de su gobierno el pasado 7 de agosto.

Deberías leer:   "La gente va a pasar hambre y frío, si no tomamos medidas ahora", advierten en el Reino Unido

“El acercamiento a la verdad no puede ser considerado un espacio de venganza. tiene que ser visto como la posibilidad de una reconciliación. Yo creo que uno de los climas que se ha creado a partir de estos cambios de política por decisión de los ciudadanos es el clima de paz», dijo Petro en el auditorio del Teatro Jorge Eliécer Gaitán ante cientos de asistentes.

Presidente saliente Iván Duque, crítico con el acuerdo de paz, no ayudó por estar de viaje oficial en Portugal. En su representación estuvo el Ministro del Interior, Daniel Palacios.

Para Humberto de la Calle, quien fue el principal negociador del gobierno en el proceso de paz, Colombia tiene el desafío de asumir el informe desde una perspectiva amplia en la que la sociedad entienda que no hay una sola “verdad”, sino múltiples “verdades”. » Vistas desde diferentes ángulos.

“Una cosa es la madre que perdió un hijo en Bojayá, otra que la perdió en la masacre de Chinita, pero me gustaría que ambos llegaran a entender que sus visiones son ciertas, pero que aquí hubo un conflicto con muchos perpetradores y que la posibilidad de coexistir con estas verdades es lo que espero sea el gran paso que nos dé la Comisión de la Verdad», dijo De la Calle a The Associated Press.

La Comisión de la Verdad es un órgano extrajudicial que inició su mandato en 2018 y desde entonces ha escuchado los relatos del conflicto armado de más de 30.000 personas de todos los sectores en entrevistas individuales y colectivas, analizado informes y contrastado esa información para elaborar los reporte.

Deberías leer:   El expresidente de Paraguay Fernando Lugo sufrió un ACV y está en coma inducido

recomendaciones

“La Comisión no es dueña de la verdad”, aseguró el padre, pero en el informe tratan de establecer patrones y hablan de una “tela de intereses políticos, institucionales, económicos, culturales, militares y narcotraficantes”.

Gustavo Petro en la presentación del informe.  Foto Bloomberg

Gustavo Petro en la presentación del informe. Foto Bloomberg

Las responsabilidades «son diferentes para quienes ejercieron el poder del Estado y lo defendieron, debiendo respetar las leyes, y para quienes tomaron las armas y negaron la legitimidad del Estado».

«¿Cómo nos atrevemos a dejar que suceda y cómo podemos atrevernos a permitir que continúe?»se preguntó el jesuita durante su discurso.

Y por ello, el informe hace una serie de recomendaciones para todos los sectores de la sociedad que van desde una premisa tan genérica como la de implementar cabalmente el acuerdo de paz de 2016 con las FARC, del que surgió esta Comisión, frenar la impunidad o “superar el racismo estructural, colonialismo y exclusión» a otros más concretos como establecer una nueva visión de la seguridad o «dar a los campesinos el lugar que tienen para la vida».

La comisaria Marta Ruiz, en rueda de prensa, por ejemplo, habló de la necesidad de un «cambio de paradigma en el narcotráfico» porque las estrategias para combatir a uno de los grandes financiadores de la guerra habían sido un «fracaso», y también para «profundizar la democracia».

Deberías leer:   "Satán va camino al infierno"

Esfuerzos

El discurso del padre de Roux en el teatro era interrumpido de vez en cuando por gritos de recuerdo del «genocidio (del partido político) Unión Patriótica» o de los «falsos positivos» (ejecuciones cometidas por miembros del Ejército) y hasta de la nieta de el histórico caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, asesinado en 1948, defendió enérgicamente el «movimiento gaitanista».

En ese teatro se reunieron voces de diferentes tipos de víctimas, quienes dieron la bienvenida hoy «con mucha esperanza»como lo justificó a Efe María del Pilar Navarrete, esposa de Héctor Jaime Beltrán, asesinado durante la toma del Palacio de Justicia en 1985 por la guerrilla del M-19 y la posterior toma por el Ejército a sangre y fuego.

“Habrá mucha gente que no está aquí y no todo es perfecto, pero llevamos muchos años de guerra y violencia y todas las cosas que se hacen para la reconciliación, para llegar a la verdad y sobre todo la tranquilidad, donde las víctimas nos sentimos en el centro, es ponerlo en marcha”, dijo esta mujer que forma parte del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice).

Descubrió, gracias a una investigación de la Comisión de la Verdad que se publicó en forma de exposición y documental, que su marido, de quien supo que llevaba cuatro años muerto, fue sacado «con las manos en alto» de palacio, para que que pudo demostrar que “fue sacado, torturado, asesinado” por el Ejército durante la toma.

Fuente: AP y EFE

PB