ceviche al paso, fin de semana largo y poca sorpresa, así se vive en Lima tras el autogolpe y detención de Pedro Castillo

Un recorrido por la capital peruana tras la salida del expresidente, ahora en prisión, y la juramentación de Dina Boluarte.

«Parece que la FIFA lo tenía todo preparado para el día que no hubiera partido del Mundial». Irónicamente, un limeño le comenta a Clarín está acostumbrado a las convulsiones políticas en Perú, donde el miércoles fue detenido el -ahora- expresidente pedro castillo tras un intento de golpe de Estado y que ya tiene en el cargo a su sucesora, Dina Boluarte, en unas vacaciones atípicas en la capital peruana.

los decenas de soldados uniformados con trajes oscuros y sombreros blancos caminando por el costado de la avenida Elmer Faucett podrían sorprender en un país que tuvo un intento de golpe de Estado, pero nada tiene que ver con la crisis política. A las 10:49 de este jueves salen libres en un fin de semana extralargo, con mucho movimiento en la ciudad.

En el jueves feriado por el Día de la Inmaculada Concepción de la Virgen, el gobierno de Castillo hacía tiempo que anexaba el viernes como puente turístico. Esa razón convirtió el miércoles en una jornada caótica para el ya alborotado tránsito limeño, pues muchos iban a buscar un destino turístico como la costa de Punta Hermosa para después de la jornada laboral. Pero al mediodía llegó el intento de autogolpe.




Cerca de la Casa de Gobierno del Perú se mantienen los cercos. Foto: Fernando Vergara/AP.

Las calles estaban en caos porque muchas empresas liberaron a sus trabajadores por haber anunciado un toque de queda que finalmente y tras el cambio de gobierno no se llevó a cabo. Así este jueves se pudo circular a 60 kilómetros por hora en avenidas que la víspera tuvieron dos horas de atasco.

Hace apenas 24 horas, antes del mediodía de este miércoles y previo a una sesión en el Congreso peruano donde se discutiría la moción de la tercera vacante por corrupción, Pedro Castillo sorprendió con un video grabado donde anunciaba la disolución del Parlamento, una convocatoria a elecciones para formar un nuevo Poder Legislativo, una reorganización del Poder Judicial y la imposición de un toque de queda.

En lo que podría ser quizás uno de los autogolpes frustrados más rápidos de la historia, el Congreso destituyó a Castillo e instaló a su vicepresidenta, Dina Boluarte. Los medios peruanos destacan este jueves un informe policial que indica que Castillo intentó huir a la embajada de México para pedir asilo y allí fue detenido por la propia escolta.

La Policía de Tránsito continúa con los controles.  Foto: Audrey Cordova rampante/Bloomberg


La Policía de Tránsito continúa con los controles. Foto: Audrey Cordova rampante/Bloomberg

Desde el aeropuerto internacional Jorge Chávez advierten a los turistas que los taxis no salen del centro. Señalan que la zona es tranquila, pero no «Por precaución». En el camino, varios comercios tienen las persianas abiertas, quedan puestos de ceviche, las barberías sirven sillones reclinables casi en las aceras, y en los semáforos ofrecen poner silicona en las cuatro llantas por 1 Sol.

Pese al feriado, la Policía de Tráfico mantiene controles con más de 25 efectivos para controlar documentación y cinturones de seguridad, lejos del hervidero político en el Parlamento. Y un grupo de jóvenes practica la danza de los caporales, tradicional en Perú, frente al Palacio de Justicia.

Las principales portadas de los diarios peruanos tras la detención de Pedro Castillo.  foto AFP.


Las principales portadas de los diarios peruanos tras la detención de Pedro Castillo. foto AFP.

En el centro cercado, donde pasado el mediodía pocas personas se manifestaban a favor del exmandatario detenido, los vendedores de diarios ofrecían en portada periódicos de un solo número con titulares como «El fin de un golpista», del diario El correoo «Se despertó como presidente y se acostó como un presidiario», de Perú 21; o el duro editorial de Comercio quien lo llamó dictador.

El día señalado en el calendario para armar el árbol de Navidad, encuentra las puertas del Ministerio de Transportes y Comunicaciones con adornos navideños y apenas algunos guardias de seguridad. Por el feriado tampoco abren los mercados, pero la primera mandataria en la historia del Perú ya tomó el mando y este jueves acudió a la Plaza de Armas para participar en la procesión de la Inmaculada Concepción.

La primera mujer presidenta en la historia del Perú, Dina Boluarte.  Foto: EFE/Paolo Aguilar


La primera mujer presidenta en la historia del Perú, Dina Boluarte. Foto: EFE/Paolo Aguilar

A pocos kilómetros del centro, en el encantador barrio de mirafloreslos barrenderos de azul limpian aceras y bordillos, los turistas se preparan para los tradicionales recorridos, en una Lima que parece acostumbrada a las convulsiones políticas por las que han pasado seis presidentes en los últimos seis años.

mira también