China aumentó un 38% su número de muertes tras revisar las cifras en Wuhan


China revisó sus cifras de víctimas fatales de coronavirus y anunció este viernes 1.290 muertos más en la ciudad de Wuhan, punto cero de la pandemia que sigue sembrando la muerte y provocando una recesión sin precedentes en el mundo.

El país asiático es blanco de críticas por su falta de transparencia cuando surgió el nuevo coronavirusy los balances oficiales chinos son considerados sospechsos por muchos, comenzando por los responsables estadounidenses.

El país había informado hasta ahora de 3.342 muertos y más de 82.000 contagios en un país de casi 1.400 millones de habitantes. Este viernes, Wuhan, la ciudad del centro de China en la que se dio el primer brote en diciembre, explicó que en el apogeo de la epidemia algunos pacientes murieron en casa porque no podían ser atendidos en hospitales y no fueron contabilizados.

Con estas nuevas cifras, el saldo total de fallecimientos en China se situaría en 4.632 decesos, es decir un 38% más.

Según la agencia oficial Xinhua, el Gobierno municipal de Wuhan revisó también al alza el número total de casos de coronavirus, aunque el porcentaje de aumento es menor: 325 casos más hasta los 50.333 frente a los 50.008 de los que había informado la Comisión Nacional de Salud horas antes.

En una notificación, el centro general para el control y la prevención de la pandemia de la municipalidad de Wuhan dijo que «las revisiones se han hecho de acuerdo a las leyes y regulaciones, así como al principio de ser responsable ante la historia, el pueblo y los muertos».

Empleados de una fábrica automotriz almuerzan en Wuahn. (Foto: AFP).
Empleados de una fábrica automotriz almuerzan en Wuahn. (Foto: AFP).

Desde diciembre, el coronavirus mató a más de 145.000 personas e infectó a 2,1 millones, según un conteo de la agencia de noticias AFP, basado en cifras oficiales, probablemente inferior al costo humano real de esta pandemia.

Unas 4.500 millones de personas, es decir un 58% de la población mundial, sigue en cuarentena y la Organización Mundial de la Salud llamó a «no bajar la guardia».