China construye una “luna artificial” que simula condiciones de baja gravedad

Un equipo de científicos de la Universidad de Minería y Tecnología de China, inspirados en experimentos que hicieron levitar una rana con imanes, ha construido un centro de investigación. capaz de simular la baja gravedad lunar.

El simulador, ubicado en la ciudad prefectural de Xuzhou, se lanzará oficialmente en los próximos meses, utilizará potentes campos magnéticos dentro de una cámara de vacío de 60 centímetros de diámetro para hacer que la gravedad “desaparezca”, explica Live Science.


Uno de los objetivos que se ha marcado China es enviar astronautas a la Luna en 2029 y establecer una base en el polo sur del satélite. Los resultados de las pruebas de la luna artificial se utilizarán para su programa lunar Chang’e.

Esta luna artificial que será inaugurada oficialmente en breve, se utilizará para probar tecnologías en entornos prolongados de baja gravedad antes de enviarlos al satélite natural, donde la gravedad es solo una sexta parte de la de la Tierra.

De esta manera, será posible resolver los costosos problemas técnicos que aún existen en nuestro planeta, así como probar si ciertas estructuras sobreviven en el polvo lunar. Está compuesto principalmente de dióxido de silicio y es creado por los impactos de meteoritos que golpean la Luna y la rompen en pedazos diminutos.


Deberías leer:   Instagram y un cambio que perjudica a los usuarios que suben más de 3 historias por día

Único en su clase

La cámara es la primera de su tipo y podría mantener condiciones de baja gravedad durante el tiempo que sea necesario, dijo Li Ruilin, ingeniero geotécnico de la Universidad China de Minería y Tecnología en Xuzhou.

La instalación también estará llena de rocas y polvo para imitar la superficie lunar. El entorno simulado se habría inspirado en una investigación anterior del físico ruso Andrew Geim. quien usó imanes para levitar una rana, según los medios chinos.

El experimento le valió a Geim el Premio Ig Nobel de Física, un premio satírico otorgado por investigaciones científicas inusuales.

Según Li, algunos de los experimentos, como una prueba de choque, necesitan solo unos segundos en el simulador. Por otro lado, se necesitan días en algunos casos, como en la prueba que mide cuánto se deforma un material en ambientes de baja gravedad por temperatura y tensión constantes.

Deberías leer:   las 4 fallas críticas de la versión digital que dejaron datos personales en riesgo

Andre Geim le dijo al South China Morning Post que estaba complacido de ver que sus experimentos estaban ayudando a las aplicaciones de exploración espacial, aunque advirtió que “la levitación magnética no es lo mismo que la antigravedad”.

El científico recuerda que, para simular la baja gravedad en la Tierra, actualmente se requiere volar en un avión que entra en caída libre y luego vuelve a subir o desde una torre de caída. Sin embargo, estas experiencias suelen durar unos dos minutos.

La nave espacial Chang’e-5 fue lanzada en Wenchang, China. Foto Prensa Asociada

Para superar el obstáculo del tiempo, los investigadores utilizaron un campo magnético para simular “efectos de levitación”. “Algunos experimentos, como una prueba de impacto, solo toman unos segundos. Pero otros, como las pruebas de esfuerzo, pueden demorar varios días”, explica Ruilin.

En los últimos años, China ha hecho un fuerte compromiso con la exploración de la Luna. Por mencionar algunos ejemplos, la misión Chang’e 4 envió, entre otras cosas, imágenes curiosas de la cara oculta de la Luna, incluido el cubo misterioso que luego se descubrió que era simplemente una roca.

Deberías leer:   qué se sabe sobre los nuevos lentes de realidad virtual

Mientras tanto, Chang’e 5 regresó en diciembre de 2020 con muestras de rocas del satélite. Ahora, además de las misiones Chang’e-6 y Chang’e-7 previstas para el futuro, se espera que el gigante asiático construya, junto a Rusia, una base permanente en el polo sur de la Luna.