China levanta el bloqueo a largo plazo en la megaciudad de Chengdu | El Mundo |

Con una población de 21 millones en el suroeste de China, Chengdu es la ciudad más grande del país en cerrar escuelas, interrumpir negocios y obligar a los residentes a quedarse en casa durante más de dos semanas desde que la capital financiera, Shanghái, impuso un estricto cierre. dos meses en abril.

China es la última economía importante en adherirse a una estrategia de «covid cero», y las autoridades enfrentan presiones para contener los brotes de virus antes del Congreso del Partido Comunista de China en octubre.

«Con el esfuerzo conjunto de toda la ciudad, la epidemia ha sido controlada», dijo el gobierno de Chengdu en un comunicado. Y agregó que los organismos gubernamentales, el transporte público y las empresas reanudaron operaciones el lunes (19.09.2022), luego de cerrar el 1 de septiembre.

Chengdu continuará realizando pruebas masivas y quien quiera ingresar a un lugar público o tomar el transporte público deberá hacerse una prueba negativa de covid-19 en las últimas 72 horas.

Las escuelas reabrirán «de manera ordenada» y los estudiantes que regresen a clases serán evaluados, según el comunicado. Los gimnasios, piscinas, clubes de juego y otros lugares cerrados deberán verificar que todos los clientes tengan un resultado negativo en la prueba de COVID en las últimas 48 horas.

China informó el lunes 807 nuevas infecciones locales de COVID-19, en su mayoría asintomáticas, según la Comisión Nacional de Salud, pero ninguna de ellas se registró en Chengdu.

Durante el estricto confinamiento, algunos residentes de esta megaciudad no pudieron salir incluso cuando un poderoso terremoto sacudió una zona cercana de la provincia de Sichuan el 5 de septiembre, según confirmó la agencia de noticias AFP.

Varias otras ciudades, incluidos los centros tecnológicos del sur de Shenzhen y Guiyang, se han enfrentado a bloqueos específicos y restricciones de viaje en las últimas semanas para contener pequeños brotes.

Accidente enciende críticas

Este fin de semana, al menos 27 personas perdieron la vida y 20 resultaron heridas en el sur del país, luego de que se estrellara un autobús que trasladaba a unos residentes de Guiyang a un centro de cuarentena contra la covid-19, recogieron en las últimas horas medios locales.

El autobús, que transportaba a un total de 47 personas, incluido un trabajador y el conductor, se dirigía al condado de Libo y cayó en una zanja profunda al costado de la carretera a las 02:40 hora local del domingo (18:40 GMT del sábado). , informó la cadena estatal CCTV.

Las causas específicas del accidente aún se investigan y los heridos reciben atención médica, explicaron las autoridades. El teniente de alcalde de Guiyang, Lin Gang, declaró anoche en rueda de prensa su «tristeza y pesar» por el incidente y expresó sus «más sinceras disculpas a toda la sociedad».

El accidente despertó una ola de críticas en redes sociales chinas como Weibo, donde los internautas cuestionaron la necesidad de trasladar a tantos vecinos a centros de cuarentena en plena noche.

Las personas que viajaban en el autobús no necesariamente habían dado positivo por covid-19 ya que, según la directriz china «covid cero», no solo los contagiados tienen que aislarse en hospitales o centros habilitados para ello, sino también sus contactos directos. independientemente de su estado de salud.

rml (afp, efe)

Read More: China levanta el bloqueo a largo plazo en la megaciudad de Chengdu | El Mundo |