China sostiene que Taiwán es parte inseparable de su territorio y se opone al acoso en las relaciones internacionales

“Al defender firmemente el principio de una sola China, China no solo defiende su soberanía e integridad territorialsino que también salvaguarda la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán”, dijo el sábado el Ministro de Relaciones Exteriores de China ante la Asamblea General de la ONU.

En su participación en el segmento de alto nivel del debate general del máximo órgano deliberativo, Wang Yi afirmó que Taiwán es parte «inseparable» de China y advirtió que su país combatirá resueltamente las acciones separatistasoponerse a la «interferencia extranjera».

«Cualquier obstrucción a la reunificación de China será aplastada por las ruedas de la historia», subrayó.

El canciller insistió en que sólo cuando China se reunifique podrá haber una «verdadera paz a través del Estrecho de Taiwán».

optar por la paz

Wang Yi dedicó gran parte de su discurso al tema de la paz y el respeto entre las naciones.

“¿Cómo debemos responder al llamado de nuestro tiempo para construir un futuro común para la humanidad? La respuesta de China es clara: ante todo, debemos elegir la paz y oponernos a la guerra», dijo, subrayando que la paz es crucial para el futuro del mundo y garantiza la seguridad de todos los países y advirtiendo que la turbulencia y la guerra abren la caja de Pandora.

«Todos quien instiga guerras en terceros países puede acabar quemado”, enfatizó, pronunciándose a resolver todos los conflictos a través del diálogo.

El canciller chino agregó que su país apoya todos los esfuerzos encaminados a resolución pacífica de la crisis en Ucrania y reiteró que para ello es fundamental “atender las preocupaciones legítimas de todas las partes y construir una arquitectura de seguridad equilibrada y sostenible”.

Hacemos un llamado a todos los actores involucrados para evitar que la crisis se propague y proteger los intereses legítimos de los países en desarrollo”, señaló.

Ningún país está por encima de otro.

Wang Yi argumentó que para lograr y mantener la paz, es necesario defender la igualdad y rechazar el acoso. El respeto mutuo entre países, ya sean grandes o pequeños, es parte del mandato de la Carta de la ONU, señaló.

Agregó que los grandes problemas globales deben ser manejados por todos los países y que las leyes internacionales deben unir a todas las naciones.

“Ningún país está por encima de otro y ningún país debe abusar de su poder para acosar a otro país soberano», enfatizó.

El Canciller instó al multilateralismo y a promover la igualdad de todos los países en términos de derechos y oportunidades construir una nueva forma de relaciones internacionales anclada en el respeto mutuo, la equidad, la justicia y la cooperación que beneficie a todos.

Con información de un.org