Ciberseguridad en la industria | El Heraldo de México

Cuando era pequeño pensaba que en el futuro habría coches voladores, robots aquí y allá, casas inteligentes y el poder controlar una ciudad desde un único punto. Ahora que he crecido, esa visión no ha cambiado mucho, la diferencia es que todas esas cosas ya llegaron. Quizás no todos con el alcance que ella imaginaba, pero ahí están. Ya sea en fase de prototipo como algunos coches voladores, así como la capacidad que ahora tenemos de encender las luces de nuestra casa con un comando de voz, que la aspiradora funcione sin que tengamos que estar detrás de ella, así como un individuo es capaz de contaminar el agua de una planta de tratamiento estando a miles de kilómetros del lugar.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, cuando hablamos de tecnología, las ventajas y los riesgos son dos factores que van de la mano con el potencial de cambiar nuestra vida, ya sea para bien o para mal. Volviendo al ejemplo de la planta de tratamiento, esto sucedió el año pasado en Miami cuando alguien accedió de forma remota al sistema de la planta e intentó alterar los parámetros químicos del agua. El ciberdelincuente en cuestión habría intentado aumentar los niveles de soda cáustica 100 veces más de lo adecuado (de 100 partes por millón a 11.100 ppm), pero afortunadamente un operador se dio cuenta y los ajustó. De lo contrario, el agua habría llegado a miles de personas y generado una situación de riesgo masivo.

Según explicó, un operador detectó una intrusión alrededor de las 8 am. de ese día, sin embargo, este primer intento no pareció sospechoso porque el software permitía el acceso a los supervisores. En un segundo intento, unas cinco horas y media después, el ciberdelincuente se hizo con el control del ratón, consiguiendo alterar la cantidad de soda cáustica, que fue detectada por otro operador. Es decir, lograron entrar al menos dos veces. La puerta de enlace en particular parece haber sido un software popular para el acceso remoto a las computadoras, que se desinstaló después del incidente.

Si bien este incidente no llegó a las mayores y no hubo pérdidas que lamentar, este ciberataque expone nuestra fragilidad como sociedad frente al cibercrimen organizado y la falta de madurez que tienen algunas empresas y organizaciones en sus protocolos y equipos de seguridad. En muchas ocasiones, esto no se debe a una negligencia o desinterés, sino al desconocimiento de los riesgos a los que están expuestos o las brechas de ciberseguridad que conlleva el avance de la tecnología.

Metabase Q, la empresa líder en ciberseguridad en América Latina, toma la delantera en este problema y ofrece iniciativas para atender a estas personas o grupos que ponen en riesgo nuestro bienestar, como contenidos abiertos al público en general sobre lo último en ciberseguridad. así como webinars, newsletters y servicios a cargo de los mejores expertos en el tema.

POR BIANCA M SANTOS

@METABASEQ

WWW.METABASEQ.COM

[email protected]

CAMARADA

Continuar leyendo: Ciberseguridad en la industria | El Heraldo de México