Codelco, la mayor empresa de cobre del mundo, se enfrenta a Gabriel Boric y entra en huelga

Al menos 42 millones de dólares al día Codelco, la minera estatal de cobre de Chile, que produce el 10% del mineral a nivel mundial, dejará de producir. Todos los gremios de sus diferentes tareas, en todo el país, decidió detener sus actividadesdesde la madrugada de este miércoles, en rechazo al anuncio del presidente Gabriel Boric de cerrar -dentro de 5 años- la fundición de ventanasUbicado en la Región de Valparaíso.

El viernes pasado, el funcionario del gobierno chileno anunció que el directorio de la empresa había votado sobre la desmantelamiento de fundiciónacusado de provocar 64% del óxido de azufre del árealo que ha generado diferentes alertas ambientales, entre ellas envenenamiento infantil de la escuela primaria de la localidad de Quintero, ubicada a pocos kilómetros de la planta.

La decisión ha dividido a la comunidad local y a la sociedad chilena. Por un lado, los trabajadores reclaman una “falta de diálogo” del gobierno y el impacto económico en la localidad, por el eventual desempleo que produciría la medida.

La contaminación afecta a los niños y obliga a cerrar las escuelas. Foto: Lucas Aguayo, especial para Clarín

Además, acusan que Chile renunciaría a fundir su propio cobre, subcontratándolo en el extranjero. Para los gremios, “la solución es invertir” lo que sea necesario para que la fundición no emita más gases contaminantes.


Deberías leer:   Joe Biden anticipó que el G7 prohibirá las importaciones de oro de Rusia

Organizaciones ecologistas y familias afectadas por la contaminación han aplaudido la “valentía” de Boric y su gobierno, en una decisión que viene a solucionar un problema endémico en la zona, hace más de 50 años, periodo en el que han instalado 16 plantas en un cordón costero no superior a diez kilómetros.

El sector, denominado Quintero – Puchincaví, ha sido denominado una “zona de sacrificio”.

El sector, denominado Quintero - Puchincaví, ha sido denominado

El sector, denominado Quintero – Puchincaví, ha sido denominado “zona de sacrificio”. Foto: Lucas Aguayo, especial para Clarín

Cuando Boric se dirigió al país para comunicar su decisión, enfatizó que su gobierno no quiere que existan más zonas de sacrificio, al tiempo que anunció medidas para apoyar la estabilidad laboral de los trabajadores afectados.

¿Qué dijo Boric?

Boric afirmó en ese discurso que el cierre “se llevará a cabo a través de un proceso gradual y responsablecon la población y los trabajadores”.

Y agregó que “esta decisión -que requiere para su efectividad la participación del Congreso Nacional, con cuya buena voluntad esperamos contar-, ha sido tomada considerando la casos recurrentes de intoxicación que ha ocurrido en el área de operación de la fundición, el constante cierre temporal de escuelas, niños enfermos y la saturación ambiental”.

“Desde que asumimos el Gobierno, hemos puesto a las personas, sus anhelos y sus problemas, en el centro de nuestras preocupaciones”, prosiguió Boric.

“Cada una de las acciones que estamos realizando, las realizamos mirando al bienestar de todos los ciudadanos, y en especial de mujeres, hombres, niños y niñas que viven más directamente las consecuencias de un modelo económico y social que ha sido excluyente, desigual, Y se expresa de varias maneras. Uno de ellos es la persistencia de las zonas de sacrificio”, agregó.

los decisión compleja del presidente El gobierno chileno llega en un momento en que la desaprobación de su mandato es mayor que el nivel de aprobación: 40% aprueba y 54% desaprueba. Por lo mismo, la inestabilidad económica generada por la parálisis de la economía es vista con recelo por la oposición.

Sin embargo, desde el bloque oficial su “valentía” ha sido celebrada. Para sus seguidores, anteponer la salud y protección del ecosistema sobre las posibles implicaciones económicas y políticas que su decisión pueda tener, implicaron un acto de “valentía”.

Desempleo: la respuesta de los trabajadores

Las promesas de no abandonar a los trabajadores y garantizar su trabajo no fueron suficientes. Los fundidores, a través de sus sindicatos, insisten en que la solución es invertir en tecnología para que la planta deje de contaminar y no la desmonten.

Sin embargo, existen opiniones encontradas entre los expertos sobre cuanto costaria esa operacion. Los gremios hablan de unos 65 millones de dólares, pero desde la academia estiman que reconvertir la fundición podría costar hasta 1.400 millones de moneda estadounidense.

Los mineros acusan, a través de un comunicado del Frente de Trabajadores del Cobre, que el gobierno no discutió la decisión con los diferentes partidos. Esto se debe a que, si bien hubo reuniones con la junta directiva, la decisión fue votada y comunicada abruptamente, sorprendiendo incluso a la prensa, ya que ninguna información trascendida previamente.

Además, confrontan al presidente chileno la supuesta traición en que ha incurrido el gobierno, desde llamaron a votar por él en lugar de José Antonio Kast.

Con todo, desde la medianoche las principales minas del país, como Chuquicamata y El Teniente, además de la mencionada fundición, bloqueó su acceso. Durante 2021, el excedente de cobre de la compañía significó casi $ 3.5 mil millones para el presupuesto de la naciónpor lo que la situación ha sido calificada de “delicada”.

Al cierre de esta nota, el dólar registró su mayor valor histórico en Chile, cercano a los 900 pesos.

Santiago de Chile, especial para Clarín

ap