Combatiente del EIIS condenado por la muerte de una niña de 5 años esclavizada

BERLÍN – Un tribunal alemán condenó el martes a un combatiente del Estado Islámico por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra por atar a una niña yazidí de 5 años que había comprado como esclava en Irak y dejarla en un calor abrasador para que muriera de sed.

El hombre de 29 años, identificado solo como Taha Al-J. según las leyes de privacidad alemanas, fue condenada a cadena perpetua y se le ordenó pagar 50.000 euros, o alrededor de $ 57.000, en compensación a la madre de la niña, quien era co-demandante en el caso y estaba presente cuando se leyó el veredicto.


Fue la primera condena por genocidio de un combatiente del Estado Islámico, que persiguió sistemáticamente a la etnia yazidi en Irak, según Christoph Koller, el juez que supervisó el juicio en Frankfurt. Durante su reinado, el Estado Islámico mató a miles de hombres yazidi y secuestró y obligó a la esclavitud a miles de mujeres y niñas yazidi.

“Este es el momento que los yazidíes estaban esperando”, dijo Amal Clooney, abogada de derechos humanos y miembro del equipo legal de la madre, en un comunicado. “Para escuchar finalmente a un juez, después de siete años, declarar que lo que sufrieron fue un genocidio”.

Deberías leer:   Primer juicio por atrocidades del Estado sirio arroja veredicto de culpabilidad en Alemania

Aunque ni la víctima ni el asesino eran alemanes, y el crimen ocurrió en Faluya, Irak, el juicio se llevó a cabo en Alemania sobre el principio de jurisdicción universal, que los tribunales alemanes han estado utilizando para juzgar a personas acusadas de crímenes de guerra en países como Irak. y Siria.


Durante el juicio, que comenzó en abril de 2020, la madre testificó que Taha Al-J los mantuvo cautivos a ella y a su hijo. y su esposa, Jennifer W., durante varios meses en 2015 después de que la pareja los comprara como esclavos.

En su casa en Falluja, Irak, la madre dijo que se vio obligada a realizar trabajos serviles en condiciones difíciles, mientras que se suponía que la niña se mantenía fuera del camino. Un día, después de que la niña de 5 años mojara su cama, Taha Al-J. la sacó al calor del mediodía y la ató a la reja de una ventana y la dejó allí para que se muriera de sed, testificó.

Deberías leer:   El próximo movimiento de Putin en Ucrania es un misterio. Justo como a él le gusta.

La madre de la niña, cuya identidad se mantiene en secreto por razones de seguridad, vive en Alemania bajo un programa de protección de testigos. Según Deutsche Welle, testificó a través de un traductor en cinco ocasiones diferentes en Frankfurt.

Taha Al-J. fue detenido en Atenas en mayo de 2019 con una orden de detención europea y extraditado a Alemania en virtud del principio de jurisdicción universal. El mes pasado, en un juicio separado celebrado en Munich, Jennifer W., que es ciudadana alemana, fue sentenciada a 10 años de prisión por permitir que la niña muriera.

El juicio de Frankfurt es uno de una serie de juicios llevados a tribunales alemanes en los que ni los acusados ​​ni las víctimas son alemanes y los delitos no se cometieron en suelo alemán.

Este verano, el fiscal federal alemán acusó formalmente a un médico sirio de crímenes de lesa humanidad por torturar y matar al menos a una víctima del régimen de Assad. Desde abril de 2020, Anwar Raslan, un coronel que trabajaba en una prisión secreta en Siria, ha sido juzgado en un tribunal de la ciudad de Koblenz, en el oeste de Alemania. Y Eyad al-Gharib, un funcionario sirio de menor rango que trabajaba en la misma prisión, fue sentenciado a cuatro años y medio de prisión por crímenes de lesa humanidad este abril por el mismo tribunal.

Deberías leer:   Prueba de Europa del EsteNuevas formas de censura de medios

La Sra. Clooney escribió que estaba “agradecida con Alemania por defender el principio de jurisdicción universal, lo que significa que crímenes como este deben ser procesados ​​donde y cuando ocurran”.

Roger Lu Phillips, director legal del Centro de Justicia y Rendición de Cuentas de Siria en Washington, dijo que los tribunales europeos tienen la obligación de procesar tales delitos si los perpetradores están en Europa. Pero advirtió que los juicios únicos bajo el principio de jurisdicción universal no son suficientes cuando se trata de crímenes cometidos por el Estado Islámico.

“La capacidad de estos tribunales es realmente una gota en el balde en comparación con la magnitud de los crímenes cometidos por ISIS”, dijo Phillips. “Se debe seguir un proceso más completo, como un tribunal especial para ISIS”.