25.5 C
Usa River
miércoles, abril 21, 2021

¿Cómo les fue a los que se fueron? “Si tienes la posibilidad de salir de Argentina, asegúrate de disfrutarla”

- Advertisement -
- Advertisement -

“Lo extraño, la nostalgia, esto es verso. No echas de menos un país, en todo caso, un barrio. Cualquiera que se sienta patriota, que crea que pertenece a un país, es un idiota. Todo lo que digo es que cuando tienes la oportunidad de salir de Argentina, tienes que aprovechar. Este es un país donde no puedes vivir, te hace cagar. Es un país saqueado, saqueado, sin futuro, y quienes se quedan con el saqueo no permitirán que cambie. Argentina no es un país, es una trampa … Te hacen creer que puede cambiar y al final siempre te miman. “

Eso fue lo que Martín le dijo a su hijo Hache en “Martín (Hache)”, película de 1997 dirigida y escrita por Adolfo Aristarain, protagonizada por Federico Luppi, quien le explicó a su hijo (Juan Diego Botto) por qué iba a vivir en la escena. España. Algo muy parecido es lo que sintió Luz Hamparsonian (35), quien cansado del país, inflación, política, monotonía e inseguridadDecidió irse con su marido Pablo (36) y su hijo Vito para instalarse en Valencia, donde están desde noviembre pasado, y empezar de nuevo.

Vendemos todo, pero todo con mucho dolor, principalmente nuestra casa en Ituzaingó Nos costó mucho comprar y construir durante tres años, pero un robo violento que sufrimos, en el que le dispararon a mi esposo Pablo, fue lo que terminó por empujarnos. Nos hemos dado de baja de bancos y servicios, entendemos que Ya no queríamos tener lazos con Argentina, salvo el corazoncito con los seres queridos que están ahí ”, dice Luz, que vive en España desde mediados de noviembre de 2020.

Luz, Pablo, Vitto y la perrita Ema, el día que partieron de Ezeiza hacia España “para empezar una nueva vida, con pros y contras, pero sabiendo que ya no queríamos saber nada de Argentina”.

Luz y Pablo batieron a duelo sus profesiones, ella se graduó en relaciones públicas, él es contador, y viajó con el proyecto Valencia Connection, con el que Consultar y asesorar a las familias que deseen invertir en bienes raíces en esta ciudad española y sus alrededores. “No queríamos venir a Madrid o Barcelona, ​​así que nos inclinamos hacia Valencia, por su clima cálido y la proximidad al mar. Tal movimiento necesitaba una consideración inmediata

Un mes después de instalarse, la familia se instaló rápidamente. “Empezamos de cero con nuestro proyecto, sin tener idea de cómo sería y lo estamos haciendo bien, estamos en la fase de siembra, pero vamos por buen caminoSentimos que estamos cien por cien operativos, con una alegría y una tranquilidad indescriptibles. “

Luz y Pablo, chochos, mostrando las llaves de su nuevo piso en Valencia. "Llegamos en noviembre y escribimos en febrero".

Luz y Pablo, chochos, mostrando las llaves de su nuevo piso en Valencia. “Llegamos en noviembre y escribimos en febrero”.

Luz no puede creer lo bien que se ha adaptado la familia y esto tiene que ver con “porque estamos en un lugar amigable que nos contiene, En esos pocos meses nos dimos cuenta de lo mal que vivíamos en Argentina, Aunque no significa que no hayamos pasado por lo que se llama duelo migratorio … Tienes que ser fuerte emocionalmente para emigrar, pero después de pasar por la primera etapa, sientes un vigor increíbleIlustra Luz, quien comenta que “en febrero hicimos la escritura y adquirimos nuestro departamento de tres habitaciones con el dinero que nos dio la venta de nuestra casa en Ituzaingó”.

Profesora, licenciada en relaciones públicas, con dos posgrados en estrategias de negociación, Luz habla de “reinventarnos, pagar por el derecho a pagar, pasar por nuestras propias desaceleraciones que tienen que ver con nosotros En Argentina teníamos trabajos importantes, no estábamos en la pantalla, había mucho que perder, ¿Lo entiendes? No venimos a ‘probar suerte’, no, venimos a rehacer nuestra vida, a desarrollarnos ya proyectar un futuro aquí en Valencia, algo imposible en mi país. Hoy tenemos la tranquilidad interior de haber tomado la decisión acertada

"Con mi esposo nos convencimos de que no teníamos que pensar más en eso, que la vida es hoy, que la vida nos deja y que también tenemos derecho a vivirla, no a esconderla.", dice Luz, aquí en la Ciudad de las Ciencias y las Artes, en Valencia.

“Con mi esposo estábamos convencidos de que no teníamos que pensar más en eso, que la vida es hoy, que la vida se nos va y que también tenemos derecho a vivirla, no a esconderla”, dice Luz. aquí en Cidade of Sciences and Arts, Valencia.

La vida familiar al aire libre, salir a cualquier hora, caminar de noche con el celular, viajar en transporte público, no vivir paranoico ”, es algo que nos costó deshacer, porque recordemos que vivíamos en una casa en Ituzaingó con cerco electrificado, cámaras de seguridad, alarmas, sensores de movimiento y vigilancia. Fue una locura, fue como vivir en una fortaleza y la verdad es que ya no dimos másY desde España, Luz concluyó: “La vida es hoy, la vida nos deja, también tenemos derecho a vivirla, no a esconderla”.

“En la elección hay que sacrificar piezas”

Desde Milán, el Chaco Javier Blassiotto, un abogado que salió de Argentina para trabajar, se sorprende por los sentimientos encontrados que lo sacuden. “Extraño a la gente, las calles, las voces … ese olor nuestro, aunque el pais esta hecho de mierda, y es muy difícil avanzar ante tantas incertidumbres, por eso creo que venir aquí en busca de otras oportunidades fue una buena decisión, aunque fue mucho pensado y meditado, nada sencillo … En la elección, a veces hay que sacrificar piezas ”.

"Soy argentino, extraño el nuestro.  Pero es muy difícil avanzar ante tantas incertidumbres"dice Javier Blassiotto, del Chaco.

“Soy argentino, extraño el nuestro. Pero es muy difícil avanzar ante tantas incertidumbres ”, dice Javier Blassiotto, del Chaco.

Blassiotto está en Milán, donde puede estar basado. “Pasarán varios años, no sé cuántos, pero es solo ahora que me estoy cayendo que me fui y no creo que vuelva”. Inquieto, curioso e inquisitivo, este hombre de 35 años se pregunta sin encontrar respuestas. “¿Por qué lo hacemos de la forma en que lo hacemos en Argentina? ¿Por qué pasan décadas y siempre tenemos los mismos, pero peores problemas? Italia no es mucho más, pero tienes una visión un poco más predecible del futuro

Dice que llegó el pasado mes de octubre y que estas a punto de comprarte un carro, “Una operación que haces aquí de forma sencilla, sin estrés, ni dejándote de comprar otras cosas. Y si las cosas van con viento favorable, en 2022 tendré mi casa con un préstamo a 30 años y una tasa fija muy baja que gano sin grandes sacrificios y sin tener un gran salario. Hay una gran diferencia con Argentina, donde todo es un juicio … Prometen algo en la campaña y termina siendo una trampa ”, alude elípticamente a lo que dice Luppi en“ Martín (Hache) ”.

"Sin un gran salario me compraré un auto en seis meses y en 2022, con un préstamo de treinta años, tendré mi casa."dice Javier Blassiotto de Milán.

“Sin tener un gran salario, compro un coche en seis meses y en 2022, con un préstamo de treinta años, tendré mi casa”, dice Javier Blassiotto, de Milán.

Fiel a su personalidad melancólica, Blassiotto siempre está informado sobre la realidad argentina. “Desde Italia se puede ver una Argentina intubada en cuidados intensivos, sin rumbo fijo, contra la marcha de cómo va el mundo. Y descubre el ser vacunado, ¡Que decir! Más que avergonzarse, ya está endurecido, es más una demostración de la clase política que tenemos. ¿Por qué toman el poder? Lleno de impotencia y frustración por ver todo esto, por ver cómo podemos lidiar con lo que venga … así que escapar es un alivio y vivir sin este conflicto constante es indescriptible. “

“El regalo nos da libertad para diseñar”

Graduada en hostelería, Mariana Merhe (35) completó un año en Miami el 16 de marzo, donde viajó con su esposo Jorge Cabrera (36), uruguayo, técnico en electrónica. Viven en la ciudad de Brickell y de alguna manera están cumpliendo la consumación del sueño americano, un anhelo que Mariana tenía hace mucho tiempo ”, pero que de repente aceleramos con mi esposo. por la situación insostenible en la que Argentina es rehén“, comenta este ex vecino de Haedo.

"Desde Estados Unidos se puede ver a una Argentina confundida, sin saber qué hacer, aplaudiendo ahogándose y siempre con el mismo argumento: 'La pandemia como excusa'"dice Mariana Merhe.

“Desde Estados Unidos se ve una Argentina confundida, sin saber qué hacer, pegando manos ahogadas y siempre con el mismo argumento: ‘La pandemia como excusa’, dice Mariana Merhe.

Mariana recuerda que “empezaron los buenos momentos de esta aventura que nos hizo cambiar de opinión, estamos empezando a cosechar lo que llevamos trabajando desde hace un año, pero confieso que Los primeros meses no fueron buenos, porque con el cambio de país y de mentalidad se sumó la pandemia, lo que complicó el tema laboral ”, dice el funcionario del hotel.“ Pero sabíamos que nos iba a costar al principio y hoy la realidad es otra, estamos fuertes, sólidos y contentos con la decisión tomada ”.

La pareja, que tenía un buen trabajo en nuestro país, admite el miedo a este salto. “Teníamos miedo de no adaptarnos, perder mucho, no encajar en la cultura yanqui, pero lo hicimos porque era más fuerte sentir que no solo no teníamos un futuro que diseñar, sino que el futuro estaba amenazado por la creciente inseguridad, una de las principales razones por las que decidimos irnos de Argentina. Me derrumbé estudiando y trabajando, pero sabía que alquilaría para siempre. Aquí ya compramos un coche en unos meses y conseguiremos un préstamo para nuestra casa sin ningún problema.

"Teníamos miedo de no adaptarnos, de perdernos mucho, de no adaptarnos a la cultura, pero lo logramos"dice Mariana.

“Teníamos miedo de no adaptarnos, de perdernos mucho, de no encajar en la cultura, pero lo logramos”, dice Mariana.

Mariana comenta que la satisfacción que sienten en el nuevo destino está relacionada con el esfuerzo. “Mi esposo y yo estamos trabajando duroÉl estuvo en la industria automotriz, que se reactivó muy rápido después de la pandemia, y yo en el sector hotelero, que avanza más lento, ya que estamos muy comprometidos con el cumplimiento de los protocolos de atención al huésped. Este regalo nos da mucha libertad e independencia económica para poder diseñar

La comparación, dice Mariana, “es inevitable y desde aquí se ve una Argentina perdida y siempre con el mismo argumento: ‘La pandemia como excusa’. Ya basta. ¿Hasta cuando? No puedo evitar hacer un paralelo, ¿qué quieres que te diga? Aquí te cuidan, pero no te laves la cabeza con ‘quédate en casa’. Es muy difícil ver que no hay ganas de cambiar la mentalidad de nuestros líderes, algo que ves con otros ojos, y con más claridad, cuando estás en el exterior ”.

A

Noticia de Argentina

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -
ultimas noticias
Notas relacionadas
- Advertisement -