22 C
Usa River
lunes, mayo 10, 2021

¿Cómo se controla que los vacunados sean quienes dicen ser?

- Advertisement -
- Advertisement -

Los cracks informáticos que adoptó la Provincia para su plan de vacunación le permitieron filtrar trampas o maniobras para acceder a dosis sin estar en listas de prioridades. Así fue como Antonella Belén Delmonte (24), modelo y promotora de la publicidad de Merlo, logró sacarse una foto con el certificado de vacunación y ponerla en su cuenta de Instagram.

Es el último y más promovido episodio de vacunación irregular en la campaña que inició el gobierno porteño hace casi 100 días. La joven, muy activa en las redes sociales, habría falsificado información para aparecer como personal de salud y así obtener un turno en el hospital provincial “Héroe de Malvinas” en Merlo, que da 150 inyecciones diarias contra el coronavirus.

Antonella’s no sería una excepción. Entre las 2.339.532 solicitudes de inmunización realizadas por la Provincia se encuentran otro “avivado” como el registrado en ese hospital en los suburbios del oeste.

Adelanta al sistema

¿Es necesario ser un hacker para sortear la aplicación provincial? Este no parece ser el caso del sitio web www.vacunate.gba.gob.ar o la aplicación móvil descargada de las tiendas en línea.

La plataforma que gestiona el número de solicitantes de vacunación (hoy hay más de 6,5 millones de porteños registrados) ha un algoritmo que determina la asignación de turnos. Se trata de remitir a cada interesado a alguno de los 400 puestos de vacunación que operan en todo el territorio.

Además de los datos personales, la dirección y el teléfono, el formulario digital les pide que declaren a qué “grupo de población” pertenece el ciudadano. Aparecen varias categorías (por edad, por grupo de riesgo, entre otras), pero hay dos que se pueden romper.

Una es la de “profesores y asistentes” que tienen dos opciones: “inicial, primaria, secundaria”; o “terciario, universitario”. Fue el primer canal a través del cual ingresaron al puesto de vacunación muchos jóvenes sin factores de riesgo. Las clases en las universidades se suspenden en persona. La idea del Gobierno era proteger, con Sputnik V, Sinopharm u otra fórmula, a los profesores que debían retomar su presencia en las escuelas.

Pero en La Plata, Mar del Plata, Tandil, Bahía Blanca y otras ciudades con fuerte marca universitaria han accedido a la felicidad ciudadanos de Buenos Aires que sean asistentes, asistentes o profesores de educación superior. No fue necesario presentar documentación al momento de la consulta con el vacunador. Solo tenía que hacer clic en la pestaña de la página para tener una oportunidad específica de girar.

El otro slot virtual consiste en optar por la “No UCI. Personal de salud “. Corresponde a los agentes de salud inscribir no funciona en unidades de cuidados intensivos. Para ellos, que trabajan en terapia, existe otra alternativa: “UCI. Personal sanitario “.

Deberías leer:   Preocupaciones por coronavirus afectan a los asistentes chinos de GDC 2020

La página aclara que quien opte por estas variantes deberá “acreditar su estado”, aportando en el momento de la aplicación de la vacuna “comprobante de madurez, contrato, registro o certificado de calificación de la institución”. Ahora: cualquiera controlar esa documentación?

¿Cómo pudo averiguarlo? Clarín, algunos centros de inmunización verifican y otros no. “Es aleatorio. Conozco decenas de casos que se les preguntaron. Conozco personas que se llevaron todo y no exigieron nada. Y conozco a algunos que apostaron y pasaron ”, reconoció a este diario un gerente de una empresa privada de salud.

Deberías leer:   "Parecía que había habido una guerra"

Difícil de controlar

En el Ministerio de Salud reconocen que es un campo que es difícil de controlar. “Los que son funcionarios nacionales, provinciales y municipales se cruzan en las bases de datos que tenemos en el ministerio. También se registran los de servicios privados. El problema ocurre en situaciones con agentes que afirman trabajar en un laboratorio privado o en negro en alguna clínica”, Fuentes sanitarias admitidas.

Le pasó a Antonella. Por tal motivo, el director del hospital “Héroes de Malvinas” presentó una denuncia penal contra la joven. Se hospedó en la UFI 3 de Morón y pretende saber cómo terminó la maniobra con la foto de la niña en el puesto de vacunación y su certificado de primera dosis. La primera página del expediente es “investigación ilícita”. Se ofrecería la declaración del equipo. Y el director del puesto de salud también ordenó una investigación interna.

Buenos Aires inoculó a 2.071.963 personas con el primer componente de las fórmulas anti-Covid-19 ya 267.569 Buenos Aires con dos “cucharadas”. El miércoles suministró 54.138 frascos y hubo sesiones en las que se trataron 92.000 pacientes.

“Puede que haya maniobras irregulares, pero abrimos una guía para hacer denuncias”, explicó hace unos días el titular de la Casa Civil, Carlos Bianco. Fue cuando fue consultado por presuntas “vacunas VIP” luego de que el episodio fuera conocido por el Ministerio de Salud Nacional y que motivó la renuncia de Ginés González García.

Estos procedimientos de “izquierda” conocidos en Buenos Aires no incluyen posibles favores políticos o “acomodaciones” por cercanía a funcionarios o personas cercanas al poder. Esto tendrá que ser resuelto por los tribunales, que atienden un caso en la jurisdicción federal (por el incidente de la Salud) y otro en los juzgados provinciales, donde se encuentran representantes políticos de La Cámpora, líderes del partido de gobierno y autoridades municipales en varios distritos. . dirigido.

Las manipulaciones descritas anteriormente son atribuibles a eventuales “castings” o personas que intentan acceder al turno cuando no registran las condiciones para hacerlo. Las ayudas o favores que se hacen de otras partes no llegan a través de una aplicación de teléfono celular.

El dinero. Correspondiente

A

Noticia de Argentina

- Advertisement -
- Advertisement -
ultimas noticias
Notas relacionadas
- Advertisement -