Cómo ser un buen líder [Research + Expert Tips]


Un buen liderazgo es vital para el éxito a largo plazo de su organización.


Considere, por ejemplo, cómo hay una reducción del 56% en el agotamiento y un 845% más de probabilidades de participación de los empleados cuando los líderes conectan a las personas con el propósito, el logro o entre sí.

Los buenos líderes inspiran y motivan a sus empleados.


Pero es más fácil decirlo que hacerlo. Hay muchas formas de ser un buen líder y no es un enfoque único para todos.

Si no está seguro de cómo convertirse en un buen líder, está de suerte. Aquí, exploraremos consejos respaldados por investigaciones o respaldados por expertos para convertirse en un mejor líder en el trabajo. Vamos a sumergirnos.

¿Qué significa ser un buen líder?

Si bien el término “buen líder” puede ser difícil de definir, es fácil de detectar en la práctica.

Un buen líder debe tener las siguientes cualidades:

  • Resistencia
  • Optimismo
  • Flexibilidad
  • Integridad
  • Responsabilidad
  • Empatía
  • Humildad
  • Visión

Además, cuando encuestamos a 300 personas en los EE. UU., El 44% de los encuestados calificaron “Habilidad para comunicarse” como el rasgo / habilidad más importante de un buen líder. Fuertes habilidades de comunicación vinieron por delante de la resiliencia, la creatividad, la humildad e incluso la autoconciencia.

habilidad más importante en un buen líder

En última instancia, un buen líder debe inspirar, motivar y desafiar a cada miembro del equipo a alcanzar sus metas, impactar en los resultados de la empresa y alcanzar su máximo potencial.

En su TedTalk “Por qué los buenos líderes te hacen sentir seguro”, el teórico de la administración Simon Sinek dice que un buen líder es alguien que hace que sus empleados se sientan seguros y protegidos.

Obtenga más información sobre lo que hace que un líder sea eficaz, según los expertos de HubSpot, Google, LinkedIn y Monday.com, en esta publicación sobre el desarrollo de habilidades de liderazgo.

Afortunadamente, el liderazgo no es un rasgo con el que naces o no. En cambio, se pueden aprender buenas habilidades de liderazgo. Exploremos cómo convertirnos en un mejor líder, a continuación.

Cómo ser un mejor líder en el trabajo

1. Realice una evaluación de liderazgo.

El primer paso para convertirse en un mejor líder es evaluar sus fortalezas y debilidades personales para comprender las áreas de mejora.

Empiece por realizar una prueba de estilo de liderazgo para determinar cuál de los 8 estilos de liderazgo se adapta a su forma de liderar. Comprender su estilo de liderazgo puede ayudarlo a determinar cómo lo ven sus subordinados directos, así como las brechas que podrían existir en su estilo actual.

Por ejemplo, digamos que determina que es un líder autocrático. Un líder autocrático no pide la opinión de ningún miembro del equipo antes de tomar una decisión final, lo que puede ser ineficaz, ya que inhibe al líder de escuchar diferentes perspectivas y no empodera a sus empleados.

Deberías leer:   Una guía de marketing sobre códecs de video

Una vez que haya determinado que este es su estilo de liderazgo, puede trabajar para activamente Solicite la opinión de los miembros del equipo, lo que permite que los empleados se sientan escuchados y empoderados, al mismo tiempo que lo ayuda a asegurarse de tener toda la información necesaria antes de tomar una decisión.

2. Sea transparente y cree un diálogo abierto.

En última instancia, la transparencia y la honestidad conducen a un mayor nivel de confianza entre los miembros del equipo y los líderes, por lo que mantener la transparencia con sus subordinados directos es fundamental.

Sus subordinados directos quieren saber qué está sucediendo con la organización en general, por lo que es clave tomarse el tiempo para tener conversaciones directas y honestas con ellos sobre los objetivos de la empresa.

Por ejemplo, si su departamento está pasando por una reorganización, tómese el tiempo para explicarle a cada subordinado directo por qué se está llevando a cabo la reorganización, y deje espacio para que cada empleado exprese sus preocupaciones.

Ser transparente y honesto también anima a sus subordinados directos a hacer lo mismo. Si sienten que les oculta información o no se comunican, actuarán de manera similar, lo que puede generar confusión y un mayor riesgo de falta de comunicación.

Los buenos líderes también son excelentes comunicadores. Como me dijo la vicepresidenta de Blue Frog, Kelsey Halverson, “los buenos gerentes enseñan, los grandes gerentes escucha. Un gerente se convierte en un gran maestro cuando tiene un deseo genuino de escuchar las metas, los desafíos y la visión de la organización “.

Halverson agrega: “No es el rol de un gerente decirle a la organización qué hacer, sino escuchar y guiar al equipo hacia una estrategia viable que potenciará la innovación y generará resultados”.

Cita de Kelsey sobre el buen liderazgo

Tomarse el tiempo para adaptar su estilo de comunicación para cada subordinado directo contribuye en gran medida a establecer relaciones sólidas con ellos. Para hacer esto, solicite a cada subordinado directo que complete una evaluación DiSC, que lo ayudará a comprender mejor la personalidad de cada miembro del equipo, cómo responden a los desafíos y cómo prefieren comunicarse.

3. Fomente relaciones más profundas con los miembros de su equipo.

Tomarse el tiempo para aprender quiénes son cada uno de los miembros de su equipo fuera del trabajo es vital para fomentar una relación más profunda con ellos y establecer confianza y comprensión.

Considere usar preguntas para romper el hielo durante las reuniones del equipo o crear oportunidades para que el equipo se relacione fuera del trabajo. Además, pregunte a sus subordinados directos sobre su forma preferida de trabajar, incluidos los estilos de comunicación, cómo les gusta recibir comentarios y cuáles son sus objetivos profesionales.

Deberías leer:   Cómo dar su aviso de dos semanas [+ 3 Examples]

Finalmente, construir una buena relación consiste en tomarse el tiempo para conocer a cada subordinado directo. En 1: 1, en lugar de saltar directamente a la agenda de su reunión, considere comenzar la conversación de manera más natural preguntando sobre los planes de fin de semana de su subordinado directo, o qué le gusta hacer fuera del trabajo, todo lo cual les ayuda a ambos a relacionarse de una manera más humana. a nivel humano.

4. Fomentar el desarrollo profesional.

Según el Informe de Aprendizaje de la Fuerza Laboral 2019 de LinkedIn, el 94% de los empleados dicen que permanecerían más tiempo en una empresa si simplemente invirtiera en ayudarlos a aprender.

Brindar a los miembros de su equipo oportunidades de aprendizaje y desarrollo puede ayudarlo a reducir las tasas de rotación y aumentar el compromiso de los empleados.

Ser un buen líder se trata de buscar oportunidades de aprendizaje y desarrollo para sus subordinados directos, alentándolos a aprender, crecer y enfrentar nuevos desafíos.

Además, le ayudará a que su equipo sea más exitoso a largo plazo si puede ayudar a los miembros del equipo a mejorar sus habilidades en ciertas áreas o cultivar sus propias habilidades de liderazgo a medida que su equipo se expande.

5. Muestre aprecio por el trabajo bien hecho.

Sentirse reconocido por un trabajo bien hecho puede ayudar a impulsar la moral, el compromiso y la productividad de un empleado.

Por ejemplo, considere la última vez que su jefe le dio comentarios específicos y positivos, como, “Hiciste un gran trabajo en tu presentación el martes. Diste un contexto fantástico al problema que estamos tratando de resolver en el equipo, y tú fueron claros y articulados sobre las soluciones propuestas “.

No solo eso te haría sentir genial, pero estoy dispuesto a apostar que te animaría a trabajar igual de duro en tu próxima presentación para obtener más de ese refuerzo positivo.

La investigación ha demostrado que el refuerzo positivo es increíblemente eficaz para garantizar que los comportamientos de las personas se repitan. Entonces, si sus empleados hacen un buen trabajo, querrá elogiarlos o recompensarlos por sus esfuerzos para garantizar que su equipo continúe comprometido y motivado.

6. Sea creativo y de mente abierta.

Los buenos líderes son innovadores, creativos y de mente abierta a nuevas ideas o procesos. En lugar de adherirse al status quo, un buen líder busca constantemente formas de optimizar los procesos, crear nuevas oportunidades para su equipo y aumentar el impacto en los resultados finales.

Un buen liderazgo incluye adoptar una visión o estrategia global y asignar tareas específicas a los miembros individuales del equipo para inspirar, motivar y desafiar a su equipo.

Deberías leer:   ¿Cómo resolver el problema de 'Cuenta de Facebook restringida'?

Por ejemplo, el año pasado mi gerente reconoció que necesitábamos un nuevo proceso cuando se trataba de trabajar con colaboradores invitados. Una vez que reconoció este gran desafío, me asignó el proyecto. Estaba emocionado de ser dueño del proceso creativo de la lluvia de ideas sobre una nueva estrategia, lo que me mantuvo comprometido y motivado en el trabajo.

Cómo ser un líder positivo

Se ha demostrado que las personas con estados de ánimo positivos son más creativas y colaborativas, por lo que si puede generar positividad entre su equipo, verá un impacto real en los resultados.

La positividad es contagiosa, por lo que ser un líder positivo puede contribuir en gran medida a infundir confianza, orgullo y felicidad en los miembros de su equipo.

Para ser un líder positivo, querrás:

  • Concéntrese en las fortalezas de un empleado y brinde comentarios positivos en 1: 1
  • Cultiva relaciones positivas con los miembros de tu equipo.
  • Encienda la esperanza pintando una imagen de una visión emocionante para el futuro y recordando constantemente a los empleados por qué su trabajo es importante.

Sin embargo, es importante tener en cuenta: no desea priorizar la positividad sobre la realidad.

Como me dijo Karla Hesterberg, directora sénior del programa de blogs de HubSpot, “creo que los mejores líderes equilibran el realismo y el optimismo muy bien. Quieres que tu equipo se sienta positivo sobre la dirección en la que te diriges, pero no puedes pasar por alto los desafíos. tienes que reconocer cuando las cosas se ponen difíciles y darle a tu equipo espacio para sentir esas cosas “.

Hesterberg dice: “No puedes esforzarte demasiado para darle un giro positivo a todo o terminarás minimizando los desafíos reales”.

Hesterberg agrega: “Los mejores líderes con los que he trabajado son realmente hábiles para reconocer las cosas difíciles, pero luego convencer a todos de que se queden en el tren de todos modos porque hacia dónde se dirigen es genial”.

¿Qué es un buen líder según karla?

El buen liderazgo no ocurre de la noche a la mañana, y un buen líder es lo suficientemente humilde como para admitir que no siempre lo hará bien. Hay retrocesos en cualquier puesto de liderazgo.

Ser consciente de sí mismo, estar abierto a la retroalimentación y ser flexible en su enfoque lo preparará para un mayor éxito a largo plazo, especialmente a medida que su equipo crezca o cambien las necesidades de su negocio.

Nuevo llamado a la acción



Versión en Inglés

Esteban Prieto se especializa en temas de Marketing Digital, SEM, SEO, email marketing, transformación digital, Google Ads, Google Search, YouTube, estadisticas y mucho mas.