18 C
Usa River
sábado, abril 17, 2021

Con el futuro de Netanyahu en juego, Israel vuelve a votar para elegir gobierno – Latino News

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

La campaña estuvo marcada por el coronavirus

Los israelíes votaron el martes para elegir al gobierno en la cuarta elección en dos años, una elección considerada un referéndum sobre la controvertida figura del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Las encuestas pronostican una estrecha disputa entre dos bloques claramente definidos: los que apoyan un nuevo gobierno liderado por Netanyahu y los que quieren “a cualquiera menos a Bibi”, como se conoce al primer ministro israelí de mayor edad.

“Vota, vota”, apeló Netanyahu al electorado tras votar en Jerusalén, acompañado de su esposa, Sara.

El primer ministro nacionalista de derecha, líder del partido Likud, calificó las elecciones como un “festival de la democracia” y espera que sirvan para acabar con las crisis recurrentes y la parálisis política que azotan al país desde abril de 2019.

Su rival central, Yair Lapid, del partido Yesh Atid, dijo que las elecciones eran “el momento de la verdad para el Estado de Israel”, informó la agencia de noticias AFP.

El primer ministro de 71 años desde 2009 se describe a sí mismo como un estadista incomparable en Israel, el único capaz de liderar el país y superar sus desafíos de seguridad y política exterior.

“Aquí sólo hay dos opciones: o Yesh Atid gana fuerza, o tendremos un gobierno oscuro, racista y homofóbico”, agregó, aludiendo al Likud y sus aliados naturales, todos los defensores de la derecha o extrema derecha palestina. colonización.

La campaña estuvo marcada por el coronavirus y, principalmente, por la figura de Netanyahu.

El primer ministro de 71 años, en el poder desde 2009, se describe a sí mismo como un estadista incomparable en Israel, el único capaz de liderar el país y superar sus desafíos de seguridad y política exterior.

Netanyahu hizo una campaña destacando la exitosa campaña de vacunación contra el coronavirus de Israel y los acuerdos para normalizar las relaciones alcanzadas el año pasado con cuatro países árabes.

La realidad, sin embargo, tiene más matices. Casi el 80% de los 9,3 millones de israelíes recibieron al menos alguna dosis de la vacuna contra el coronavirus, pero la pandemia mató a más de 6.000 personas.

El actual gobierno de Netnayahu también ha sido severamente criticado por no enviar suficientes vacunas Covid-19 a los territorios palestinos en la Franja de Gaza y Cisjordania, de los cuales Israel es la potencia ocupante, según la ONU.

La nueva administración del presidente Joe Biden en Estados Unidos ha sido distante y fría con Netanyahu. Sus críticos lo han acusado de lidiar mal con la pandemia el año pasado, en particular de permitir que los judíos ultraortodoxos, sus aliados políticos, violaran las restricciones y propagaran el virus.

La última investigación pone el Likud de Netanyahu en primer lugar

La última investigación pone el Likud de Netanyahu en primer lugar

También señalan el estado aún frágil de la economía y el alto desempleo. Pero sobre todo, dicen que Netanyahu no debe permanecer en el cargo porque está en juicio por presunta corrupción desde el año pasado, en un caso que el primer ministro considera una “caza de brujas”.

Los israelíes votan por partidos, no candidatos, que compiten por 120 escaños en el Parlamento. En los 72 años transcurridos desde la creación de Israel, ningún partido ha logrado la mayoría parlamentaria necesaria para formar un gobierno solo, sin forjar alianzas con otros.

Las últimas encuestas sitúan al Likud de Netanyahu en primer lugar con unos 30 escaños, seguido por el partido de Lapid con unos veinte. Un poco atrás están dos partidos nacionalistas de derecha: New Hope, dirigido por Gideon Saar, y Yamina, dirigido por Naftali Bennett, con unos diez escaños cada uno.

Para llegar a la mayoría de 61 diputados para formar gobierno, Netanyahu espera aliarse con la derecha religiosa, pero también, por primera vez, con la extrema derecha. Lapid tiene un acuerdo con partidos de izquierda y centro pero también con Saar o Bennett o ambos, que constituyen la derecha desilusionada con el primer ministro.

Las tablas cierran a las 22 (17 en Argentina), e inmediatamente se conocerá la primera salida.

- Advertisement -spot_img
Latest news
- Advertisement -
Related news
- Advertisement -