Congreso aprueba este martes reforma a Ley de Transporte

Pasajero de un VTC
Europa Press

  • El Gobierno impondrá que los ingresos de las áreas de servicio financien el mantenimiento de carreteras

El Congreso de los Diputados aprueba y envía a la Cámara de Senadores este martes la reforma de la Ley de Ordenanza de Transporte Terrestre, con sanciones por morosidad en el transporte de mercancías por carretera, pero también obligaciones más restrictivas para los servicios VTC (vehículos de turismo con conductor), como Uber o Cabify.

Así, la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana esta semana archivará la tramitación de los dos proyectos de ley, aprobados en distintas fases por el Gobierno de coalición, y que modificaron puntualmente esta norma.

Todo ello tras una sesión de presentación en la que los colectivos presentaron las propuestas del PSOE y Unidos Podemos por las licencias VTC, pero también acordaron cambios en la propuesta del Gobierno en cuanto al régimen sancionador para el transporte de mercancías.

Estos cambios, acordados con el PP y el PDeCAT, modulan las sanciones en graves y muy graves, introduciendo una mayor proporcionalidad a la propuesta inicial del Ejecutivo, y aportando tres tramos del monto de la multa en función del monto adeudado.

También se prevé un endurecimiento de la sanción en caso de reincidencia, con un importe superior teniendo en cuenta el daño especial del transportista afectado. La propuesta, impulsada por Cs y que rondaría los 30.000 euros, está pendiente de concretarse con el PSOE y sigue ‘viva’ con el resto de enmiendas no aceptadas para votar este martes en Comisión.

Limitaciones de VTC

Junto al régimen sancionador en transporte, la norma a aprobar por el Congreso incluye cambios propuestos por el Gobierno para completar las infracciones previstas para los servicios de los VTC (vehículos turísticos con conductor), como Uber o Cabify, que irán a la Senado con mayores restricciones.

Así, como han informado distintas fuerzas parlamentarias a Europa Press, la presentación ha incorporado las enmiendas del PSOE y Unidos Podemos, que abundan en infracciones relacionadas con la precontratación, definiendo como infracción gravísima la búsqueda de clientes que no hayan precontratado. contratado el servicio y endureciendo la posible revocación de licencia, online de las reclamaciones del sector del taxi

En concreto, los cambios introducidos respecto a las VTC contemplan que la imposición de tres sanciones en un plazo de dos años desde la imposición de la primera de ellas puede conllevar la revocación de una licencia. Inicialmente, el proyecto aprobado por el Gobierno pasaba por su retiro si se imponían cinco sanciones en un año.

Ofensas

Además, va más allá en lo previsto por el Gobierno en materia de infracciones. Según la modificación introducida por la presentación de la ley, a la que Europa Press ha tenido acceso, será una infracción muy grave que un servicio de VTC lleve a cabo la búsqueda, recogida o promoción de la adquisición de clientes que no hayan contratado o solicitado previamente. en un tiempo especificado. el servicio.

También se tipifica como infracción muy grave iniciar un servicio y recoger clientes sin que los clientes hayan contratado previamente el servicio, entendiéndose para ello un intervalo de tiempo mínimo entre la contratación o designación del vehículo y la prestación del servicio.

Asimismo, la reforma tipifica como infracción muy grave la salida de vehículos VTC del lugar donde habitualmente se encuentran almacenados o estacionados sin llevar a bordo la documentación requerida y la hoja de ruta del servicio, así como no entregarlos a los servicios de inspección. Todas estas infracciones, en caso de arrastrar previamente una sanción, conllevarán una multa de entre 2.001 y 6.000 euros.

Comunidades autónomas

Finalmente, la reforma impulsada por el Congreso modifica la habilitación de las comunidades autónomas competentes en la regulación de VTC, contenida en el decreto ley aprobado por el primer Gobierno de Pedro Sánchez en septiembre de 2018. Así, la definición de precontratación a regular es especificado. por las comunidades, entendido “como el establecimiento de un intervalo mínimo de tiempo entre la contratación o designación del vehículo y la prestación del servicio”.

La modificación incluida en la nueva ley, a la que ha tenido acceso Europa Press, también elimina la mención de “captación de clientes” dentro de las posibilidades regulatorias de las comunidades, pero sí contempla la regulación de “medidas encaminadas a minimizar los viajes en vacío”.

Ferrocarriles y puertos

Además de la morosidad entre transportistas y las obligaciones de la VTC, la reforma ha incorporado cambios impulsados ​​por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y registrados por el PSOE solo, en materia ferroviaria, territorial y portuaria, en este caso algunas modificaciones. sobre el régimen jurídico del Senasa (Sociedad Mercantil del Estado de Servicios y Estudios de Navegación Aérea y Seguridad Aeronáutica).

En la Ley del Sector Ferroviario, el PSOE ha conseguido una modificación para evitar que entre las causas para la revocación automática de una licencia otorgada a una empresa esté la imposición de dos sanciones por infracciones muy graves en el plazo de un año, una modificación sustancial de cara a la liberalización de este sector y la entrada de competidores privados.

En el caso de la Ley de Puertos del Estado y la Marina Mercante, los cambios impulsados ​​por el departamento que encabeza Jos Luis Balos van en la línea de aclarar la competencia para imponer sanciones por infracciones graves por contaminación de naves o plataformas en espacios marítimos. , que recae en el Director General de la Marina Mercante.

La introducción de estas enmiendas, ‘coladas’ por el Gobierno en una iniciativa distinta a estas normas, ha despertado el rechazo de grupos como el PP o Ciudadanos, reacios a introducir estos cambios. Sin embargo, las modificaciones se incluyeron en la reforma con la única oposición de Vox, que se había opuesto prácticamente a todos los cambios propuestos por el Gobierno.

Autobuses escolares

Hasta el martes, fecha en la que se prevé votar las enmiendas ‘en vivo’ y el texto final de la ley, los grupos también están estudiando cómo ahorrar durante el próximo año la posibilidad de que se puedan prestar servicios de transporte en los dos próximos años escolares. con colectivos entre 10 y 18 años.

Esta enmienda, impulsada por el PSOE y United We Can con el fin de paliar la viabilidad de las empresas de transporte escolar, y considerando que este servicio no se brindó durante gran parte del año anterior debido a la pandemia, aún no se incluye, a En el A expensas de una transaccional que los grupos de gobierno negocian con el PP.

Efectivo a fin de mes

Es precisamente por esta reforma, que afectará a las licitaciones de transporte escolar para el próximo año, lo que ha condicionado la tramitación del reglamento, ya que el Gobierno, y buena parte de los colectivos, acuerdan dar a conocer el reglamento y agilizar su paso por el Senado.

Así, distintas fuentes parlamentarias han informado a Europa Press de que la intención de los grupos de Gobierno, y el apoyo de otras fuerzas, incluido el PP, es tramitar urgentemente la norma en la Cámara Alta para que pueda estar en vigor este mismo mes o principios. Mes de julio.

Deberías leer:   Formentera, Ibiza y Mallorca dominan las viviendas más caras