Corea del Norte probó un nuevo misil y preocupa a Seúl

Corea del Norte lanzó un misil balístico submarino de corto alcance de prueba (SLBM) el martes, subrayando su intención de continuar mostrando nuevas capacidades militares a la espera de un posible reinicio de las conversaciones de desnuclearización.

Según una declaración del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur (JCS), Seúl “detectó un misil balístico de corto alcance desconocido, que se cree que es un SLBM, se lanzó en aguas al este de Sinpo, provincia de Hamgyong del Sur, en el Mar del Este (nombre dado al Mar de Japón en las dos Coreas) a las 10:17 de hoy. “

Una fuente consultada por la agencia Yonhap aseguró que el misil voló entre 430 y 450 kilómetros, y alcanzó una altura máxima de 60 kilómetros, lo que corresponde a las características de un proyectil de corto alcance.

Un ejercicio militar de las fuerzas surcoreanas cerca de la frontera con Corea del Norte. Foto: AP

De cualquier manera el ensayo viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU promulgada contra Corea del Norte.

Desarrollo submarino

Sinpo (costa noreste) es donde se ubica el centro de desarrollo sumergible norcoreano, del cual han surgido sus submarinos más grandes (los expertos los han llamado precisamente “clase Sinpo”) y donde supuestamente el régimen diseña su primer batiscafo de propulsión nuclear.

Deberías leer:   Estados Unidos aseguró que la píldora contra la COVID de MSD es eficaz, pero falta evaluar los riesgos

También es el lugar desde el que ha probado sus SLBM de clase Pukguksong (Pole Star), que utilizan combustible sólido.

Pyongyang lanzó con éxito su primer SLBM desde un submarino Sinpo en el verano de 2016 al disparar el Pukguksong 1 y nuevamente probó con éxito este tipo de proyectil probando, nuevamente desde un Sinpo, el Pukguksong 3 en octubre de 2019.

El líder del régimen de Corea del Norte, Kim Jong-un.  Foto: AP

El líder del régimen de Corea del Norte, Kim Jong-un. Foto: AP

La semana pasada, el régimen exhibió varios misiles Pukguksong en la capital norcoreana, incluido el Pukguksong 4 (que no ha sido probado hasta ahora) y uno con una envergadura más pequeña no vista hasta la fecha que algunos analistas creen que podría ser. el proyectil lanzado este martes.

En este momento se desconoce si el ejército de Corea del Norte disparó este nuevo misil desde un submarino o desde una plataforma sumergida, generalmente el paso anterior en el proceso de prueba SLBM.

Gesto hacia el sur

El Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur expresó después del lanzamiento su “profunda decepción por el gesto” e instó al Norte a volver al diálogo.

La prueba norcoreana también coincidió con la inauguración en Seúl de la feria internacional de la industria aeroespacial y de defensa ADEX, en la que se muestran algunos de los últimos desarrollos de armas desarrollados por el Sur.

Deberías leer:   Las elecciones en Chile, un choque entre dos generaciones con miradas opuestas

El gesto de Pyongyang parece indicar que sigue dispuesto a mostrar capacidad militar al ritmo de Seúl mientras la diplomacia no toma vuelo.

Esto, sumado a lo dicho en los últimos discursos del líder Kim Jong-un, quien ha defendido que su escalada es para defenderse y no tiene como objetivo ningún país específico, también enfatiza su deseo de lograr que la comunidad internacional mira tus pruebas bajo la misma luz con los que evalúa los de Seúl o Washington.

El número de pruebas (cinco en unas cinco semanas) realizadas recientemente también sugiere que el régimen podría habiendo dejado atrás su fase más aislacionista desde que comenzó la pandemia, algo que ya revelan los datos aduaneros de China, cuyas exportaciones a Pyongyang alcanzaron niveles cercanos a 2019 en septiembre.

De esta forma, el Norte estaría intentando poner sobre la mesa gran parte del nuevo inventario militar anunciado por Kim el pasado mes de enero durante el último congreso del partido único antes de la llegada del duro invierno norcoreano, y de cara a una posible reinicio del diálogo ante las reiteradas ofertas de Washington.

Deberías leer:   La Cámara de Diputados de Chile aprobó el matrimonio igualitario, que quedó a un paso de la legalización

Movimientos diplomáticos

A nivel diplomático, la península muestra movimiento con el visita a Seúl del director de inteligencia nacional de EE. UU., Avril Haines, quien tiene previsto reunirse a puerta cerrada con sus homólogos de Corea del Sur y Japón, Park Jie-won e Hiroaki Takizawa, para discutir la situación regional.

Asimismo, este martes se enfrentarán los delegados para las conversaciones nucleares de Corea del Norte, Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, Sung Kim, Noh Kyu-duk y Takehiro Funakoshi.

Sung también visitará Seúl a partir del sábado para reunirse con Noh nuevamente y discutir la reciente propuesta del presidente surcoreano Moon Jae-in para la firma de un tratado de paz que cerrar definitivamente la guerra de Corea, que solo tuvo un alto el fuego en 1953 y técnicamente está en suspenso.

Una propuesta firme de Estados Unidos a este respecto puede constituir una garantía de seguridad convincente para Corea del Norte y impulsa tu regreso a las conversaciones para la desnuclearización de la península, un proceso estancado desde 2019.

Pero hasta entonces, y sin nada firme, Pyongyang parece decidido a seguir mostrando bien las cartas con las que juega.

Fuente: EFE