Coronavirus; Mujer de 32 años de Los Ángeles muere un día después del diagnóstico



Una mujer de Los Ángeles de 32 años ha sido identificada como el cuarto inmigrante salvadoreño en morir en los Estados Unidos después de ser infectado por el coronavirus, según el consulado de ese país.

En un informe de la estación local de Telemundo, su familia dijo que Jéssica Beatriz Cortez emigró a los Estados Unidos hace tres años. Su hermano dijo que le diagnosticaron COVID-19 un día la semana pasada y murió al día siguiente.

«Comenzó quejándose de dolores en el cuerpo, que sentía pesadez y fatiga», dijo César Cortez en una entrevista con la estación de televisión.

Dijo que su hermana se presentó a trabajar el 23 de marzo, pero poco después comenzó a sentir síntomas que incluían dolor corporal y escalofríos.

Cortez dijo que la familia estaba sorprendida por lo rápido que pasó de sentirse enferma a morir. Ella fue hospitalizada el viernes, dijo, y murió al día siguiente.

«Todo esto sucedió en menos de una semana», dijo Cortez. «Recibí una llamada de que estaba en estado muy grave … Dejé lo que estaba haciendo y fui al hospital y cuando llegué allí, ya había fallecido».

Dijo que lo peor era saber que nadie podía estar con su hermana mientras su vida se escapaba.

«Esa es la parte más difícil», dijo Cortez. «Que ella murió sola».

Dijo que no creía que la familia pudiera presenciar la cremación de su hermana.

Los funcionarios consulares le dijeron al Los Angeles Times que junto con Jéssica Beatriz Cortez, otros tres inmigrantes salvadoreños han muerto en Nueva York.