COVID-19: Sólo el empleo masculino recobra niveles prepandemia en el mundo, según OIT


El número de hombres con empleo en el mundo (unos 2.019 millones) será similar este año al anterior a la pandemia COVID-19, mientras el de las mujeres (1.270 millones) será aún menor en 13 millones, advierte un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado este lunes.

El estudio, que muestra un mayor impacto de la crisis de salud en el mercado laboral de las mujeres, concluye que “Las desigualdades entre ellos y los hombres en el mundo del trabajo se han agravado durante la pandemia y persistirán en el futuro”.

Este año se estima que el 68,6% de los hombres en edad de trabajar tendrán un empleo, mientras que solo el 43,2% de las mujeres estarán en la misma situación a pesar del mayor crecimiento proyectado del empleo femenino que del masculino.

La OIT estima en su informe que durante la pandemia el empleo femenino cayó un 4,2%, lo que significó la destrucción de 54 millones de puestos de trabajo, mientras que el empleo masculino perdió más en números absolutos (60 millones) pero menos en números relativos (3 por ciento). centenar).

Deberías leer:   Outsourcing: Empresarios acusan fallas en plataforma de registro

La región con mayor pérdida de empleo para las mujeres fue América, con una caída del 9,4% en los puestos de trabajo, seguidos de los países árabes, donde la caída fue del 4,1%.

En Asia-Pacífico, el descenso del 3,8%, mientras que en Europa y Asia Central el descenso alcanzó el 2,5%, porcentajes en todos los casos superiores a los de los hombres.

En el continente africano, donde solo se perdió el 0,1% del empleo masculino, las mujeres perdieron el 1,9% de los puestos de trabajo.

El estudio destaca que el empleo femenino se preservó mejor en países que tomaron medidas preventivas en este sentido y que también promovió la recontratación de mujeres con medidas estatales.

La OIT puso como ejemplo a Chile y Colombia, donde las empresas que contrataban mujeres estaban subsidiadas, o en México y Kenia, que estableció cuotas de género en los programas de ayuda laboral.

OA

Temas

Leer también