Crece el rechazo a aprobar la nueva Constitución y los ex presidentes de Chile toman distancia

Fiel a lo que ha sido su año de funcionamiento, la Convención Constituyente de Chile cerrará su proceso de elaboración de un nuevo texto constitucional con otra polémica. Tras decidir no invitar a los expresidentes al acto de clausura y entrega del texto final, una ola de críticas les hizo reconsiderar la decisiónNo, pero ya era demasiado tarde. Declinaron asistir los expresidentes Eduardo Frei, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera.

Este “desacuerdo” se da a poco más de dos meses del plebiscito, cuando el estudio de opinión “Plaza Pública” de la encuestadora Cadem reportó el aumento de la intención de voto por la opción “Rechazo” al texto que propondrá la Convención. Según la organización, su intención de voto alcanza el 46%, mientras que el 37% de la población se inclina a aprobarlo. El 17% está indeciso sobre la elección.

La intención de votar por la aprobación, a juicio del director de Cadem, Roberto Izikson, está relacionada con el bajo nivel de confianza que los ciudadanos tienen en la convención. El 42% de los encuestados confía y el 56% desconfía de su trabajo.

Adicionalmente, la encuesta muestra que el 58% de los chilenos siente miedo ante la propuesta constitucional, mientras que el 36% siente esperanza. En la misma encuesta, la posición de la gente sobre la invitación a expresidentes y El 63% dijo que tenían que ser invitados.lo que podría denotar cómo las visiones de la organización se han desvinculado de las visiones de la ciudadanía.

Las invitaciones

En la primera lista de invitados, el organismo presidido por María Elisa Quinteros no consideró a quienes han sido presidentes del país tras la dictadura y siguen vivos, excusándose en las restricciones de capacidad. Esta decisión es consistente con la postura crítica que ha tenido el poder constituyente chilenoprincipalmente de izquierdasobre el desarrollo que ha tenido el país en las últimas décadas.

Es Frei, Lagos, Piñera y –en menor medida- Bachelet, a quienes se responsabiliza por no haber logrado generar una situación de mayor justicia social. Por lo mismo, su presencia en el evento fue fuertemente resistida por integrantes de movimientos sociales y colectivos de la izquierda más dura.

Michelle Bachelet.  Foto EFE

Michelle Bachelet. Foto EFE

Sin embargo, la decisión de excluir a los expresidentes fue mal evaluada en general. Esto porque si de algo se jacta Chile es de su tradición republicana y el respeto a sus instituciones. Por esta razón, la junta directiva de la Convención decidió cambia tu decisión el jueves pasado e invitarlos formalmente.

Cada uno con sus matices, los exdirigentes fueron rechazando dicha invitación, en cartas que calificaron de críticas, tanto por su contenido expreso como por el tono que de ellas se infiere.

El expresidente Lagos (socialista) dedicó casi dos páginas de su carta a recordar al poder constituyente las cuatro veces que colaboró, a través de oficios o asesores a su oficinaa, en las diferentes discusiones que tuvieron lugar en la organización durante el último año.

Deberías leer:   Un nuevo escándalo sexual sacude al gobierno de Boris Johnson en Gran Bretaña

En algunas de esas ocasiones fue para aclarar o brindar un historial de críticas que consideró injustas a su gestión, como cuando envió un documento para explicar que “la desigualdad disminuyó y el ingreso por habitante nunca aumentó tanto como entre 1990 y 2010”. ” .

Expresidente de Chile Ricardo Lagos.

Expresidente de Chile Ricardo Lagos.

Lagos concluye su carta aludiendo a las restricciones de aforo que se utilizaron como excusa para no invitarlos en primer lugar.

“Lo anterior refleja el interés que he tenido en colaborar, en la medida de mis posibilidades, con los trabajos de la Convención y por ello, dadas las dificultades existentes en cuanto a la capacidad que debe ser respetada, les pido que no consideren mi nombre en la ceremonia. ”, dice el ex gobernante, que a juicio de asesores de su círculo cerrar fue una “sutil ironía”.

Más escueto fue Eduardo Frei, quien en no más de tres renglones argumentó que “si bien agradezco la invitación al Pleno de la Convención Constituyente el 4 de julio, Esta vez no participaré.

Frei pertenece a uno de los partidos históricos de la centroizquierda chilena, la Democracia Cristiana, que está fuertemente dividida entre Aprobar o Rechazar la propuesta de nueva Constitución. En el caso del expresidente, su mayor cercanía con los sectores moderados de la comunidad hace que, desde su círculo, apuesten a que se incline por rechazar el texto en el plebiscito.

Deberías leer:   Los indígenas de Ecuador aceptaron reunirse con el gobierno de Lasso tras 15 días de protestas

Por su parte, el expresidente Sebastián Piñera, quien inició el proceso constituyente, hizo una fuerte crítica a la organización en la carta en la que formalizó su negativa a asistir. “Respecto a su invitación para asistir a la ceremonia del 4 de julio, creo que la forma confusa y contradictoria en que fueron invitados los expresidentes no honra la tradición republicana de respeto de nuestro país”, dijo.

“Las Constituciones deben ser el gran marco de unidad, estabilidad y proyección, dentro del cual se debatan democráticamente las diferentes ideas, se resuelvan las legítimas diferencias y se construya un futuro mejor para todos”, expresa Piñera en la misiva, y agrega que “en Chile llevamos más de 40 años dividiéndonos y confrontándonos en torno a la Constitución de 1980, a pesar de sus múltiples y significativas reformas”.

“La gran mayoría de los chilenos no quiere seguir dividiéndose y enfrentándose por la Constitución durante los próximos 40 años. Ella quiere la unidad y que la Constitución sea la casa de todos”, concluye el documento de Michelle Bachelet, en paralelo, ella ha sido la más entusiasta de los ex presidentes sobre el proceso.

Sin embargo, tampoco asistirá. Una asesora de su despacho dijo a la Convención que no podrá hacerlo “por agenda”, dado su cargo como Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, que dejará a finales de agosto.

PB