Cristina ya no esconde sus diferencias con Guzmán sobre la deuda y exige una negociación más agresiva

Ayer las diferencias entre Cristina Kirchner Y Martín Guzmán durante la negociación de la deuda. Parecen cuestiones técnicas, pero incluso cuando lo son, hay cuestiones fundamentales que impregnan cómo cada uno piensa que el país debe resolver. reestructuración del pago de 44.000 millones de dólares de deuda con el FMI. Vamos a ver.

– El cargo de Martín Guzmán. El ministro en octubre pasado, justo cuando el dólar azul alcanzaba los 195 dólares y la diferencia era cercana al 130%, anunció que Argentina estaba pidiendo al FMI iniciar negociaciones para un Préstamo de instalación extendido (EFF). Es un plan de pago a diez años (de hecho, entre 7 y 10) y a cambio el país debe comprometerse a algunos ajustes en su estructura económica y reglas (sistema de seguridad social, sistema tributario, transparencia de la información, entre otros). Se trata de programas estandarizados que ofrece la agencia en su antigua góndola, que Argentina hizo dos veces (en la década de los 90) y, curiosamente, era el guión que tenía previsto Nicolás Dujovne (exministro de Economía de Mauricio Macri) para reembolsar los desembolsos stand-by. : Argentina y el FMI siempre han pensado que la evolución de ese préstamo millonario que recibió Macri sería a través de una EFF y con amortización en el tiempo.

– Posición de Cristina. Para el vicepresidente, refinanciar la deuda a diez años no es suficiente. Dijo eso ayer. “Todos debemos hacer un esfuerzo, ya sea del partido gobernante o de la oposición”, recordando al gobierno de Mauricio Macri que solicitó el préstamo. “Si fuera de la oposición, deberían cooperar e insistir en que nos dé un plazo más largo y una tasa de interés mucho más baja que la que el FMI quiere aplicar a la reestructuración de la deuda. Todos sabemos eso los términos y tarifas deseados no solo son inaceptables, sino que tampoco podemos pagar porque no tenemos dinero para pagar. No es cuestión de subjetividad “.

Los plazos del FMI están definidos por estatuto.

El propio Guzmán explicó el 12 de marzo que no negociaría un cambio de normativa, como pretende el vicepresidente. “El programa de Instalaciones Ampliadas tiene un plazo de amortización de hasta diez años. Pero no es un tema a negociar. Los países avanzados acordaron establecer reglas de juego para la economía internacional. Estas reglas no ayudaron a los países menos desarrollados, pero condujeron a una mayor desigualdad. Pero las reglas del juego no se negocian unilateralmente con un país. Poder tener un programa diferente requeriría cambiar la arquitectura financiera internacional, y eso requeriría el apoyo de Estados Unidos, China, Japón, Alemania, Francia, Italia y países más avanzados. Esto hay que tenerlo en cuenta cuando Argentina tiene una relación con el mundo “..

Ayer Cristina mencionó el papel de Estados Unidos y eso eventualmente podría ayudar en esa dirección. Refiriéndose a Washington, la vicepresidenta se hizo en voz alta la siguiente pregunta: “¿No podríamos reclamar o pedir con toda la dulzura del mundo que es hora de que hagan algo por nosotros? Entre los que jugaron el golpe 24 de marzo que nos hizo ungüentos”. [N.E.: Cristina Kirchner había citado antes una nota de Clarín sobre la desclasificación de los archivos de la dictadura de EE.UU.], interpretaron a los británicos en la Guerra de las Malvinas y fueron fundamentales en el FMI, violando todos los artículos de su estatuto “. Nota a pie de página: justo cuando hablaba el vicepresidente, el presidente hablaba con el titular del Banco Mundial y un actor clave en la administración de Donald Trump a la hora de otorgar 54.000 millones de dólares a Argentina: David Malpass, un experimentado economista de Washington.

El economista Emmanuel Alvarez Agis, quien fue viceministro de Economía de Cristina Kirchner entre 2013 y 2015, dio cifras a la propuesta del vicepresidente y lo que está en juego en la economía argentina con eso. O más bien, lo que está en juego quién o quién quiere un mandato entre 2023 y 2027. Según el Plan básico del FMIEn lugar de pagar su deuda entre 2021 y 2024, Argentina debería hacerlo entre 2026 y 2031. En este caso, el perfil de vencimientos anuales de capital con la agencia sería de US $ 7.500 millones durante estos 6 años. Ordinario Calendario de amortización de 20 años El vencimiento anual del capital sería de US $ 2.800 millones entre 2026 y 2041.

Guzmán no cuenta con las herramientas para obtener este préstamo (20 años). ¿Ahora que haces? Las reglas del FMI se redactaron en 1944. Argentina tiene la intención de cambiarlas en 2021. Todo audacia.

Noticia de Argentina