De pie marchar | El Heraldo de México

Sectores identificados con el conservadurismo y abiertos opositores al proyecto político del presidente andres manuel lopez obradormanifestó hace unos días en la avenida principal de la Ciudad de México. no marcharon por defender el INE, que según sus arengas desaparecerá por los deseos autoritarios de la cuarta transformación; salieron a las calles con un claro cálculo político para debilitar al Presidente y su movimiento; reagruparnos, tomar un respiro y afrontar los próximos procesos electorales. Abundaron las expresiones de odio y desacuerdo; Denunciaron con su reiterado discurso, lo que consideran un populismo que atenta contra la democracia, el avance de la dictadura y la amenazante “venezolanización” del país.

Junto a grupos sociales auténticamente convencidos de la causa conservadora, los líderes partidarios del PAN, PRI, PRD y MC. En un clima de plenas libertades, desfilaron personajes políticos desprestigiados del pasado, como Vicente Fox, Roberto Madrazo, Elba Esther Gordillo, entre otros, asociados con fraude electoral y trampas. La oposición estaba unida en propósito, exhibieron poder de convocatoria; sin embargo, al final, en medio de la estridencia, se dispersaron sin hacer propuesta alguna ni proponer una sola idea de país.

Al día siguiente, el presidente López Obrador convoca a una marcha; da un paso estratégico y llama a una movilización pacífica el próximo domingo y demuestra un correlato mayoritario de apoyo social; es decir, asume la defensa política de su proyecto de gobierno. El presidente López Obrador llega a su cuarto año de gobierno con amplio respaldo popular, aún ante un panorama adverso marcado por dos años de pandemia y una costosa guerra de Rusia contra Ucrania, que ha provocado una crisis inflacionaria global.

Miles ocuparán el Zócalo de la Ciudad de México, escenario simbólico y concreto para la manifestación de la vida pública, un espacio abierto, vital; sede de la memoria colectiva, terreno de expresión de las identidades, lugar de resistencia y rebeldía, de protesta y de gestación de transformaciones históricas, sociales y políticas; La Plaza de la Constitución ha sido un lugar abierto al encuentro colectivo y al sentido de pertenencia, un lugar para evocar el pasado y soñar con el futuro.

Muchos marcharán para ratificar su adhesión al proceso de transformación profunda de la República, y su militancia en los valores democráticos, una insurrección pacífica para reivindicar a los sectores sociales agraviados, empobrecidos y las regiones atrasadas y polvorientas que nunca fueron contempladas como prioridad en los presupuestos del neoliberalismo. Marcha para celebrar 4 años en los que se sientan las bases para avanzar hacia un país equitativo, justo y soberano.

Marchad con alegría, sin odio, sin rencores, con esperanza.

POR RACIEL PÉREZ CRUZ
COLABORADOR

MAÍZ

Continuar leyendo: De pie marchar | El Heraldo de México