Día de acción de gracias, para agradecer y compartir

Acción de gracias Es una de las fechas más veneradas del país. No solo sirve para agradecer y desear lo mejor, sino que también facilita el encuentro de familiares y amigos, que a pesar de las largas distancias buscan la forma de visitarse en un día tan especial.

Por ello, el día que preside el cuarto jueves de noviembre es el más transitado en aeropuertos y carreteras del país.

También es el caso de organizaciones benéficas que unen esfuerzos para recolectar alimentos, distribuirlos o preparar cenas para cientos de familias.

Con el espíritu de compartir, las organizaciones comunitarias y / o caritativas ofrecen alimentos o comidas a los más necesitados, en particular a los que no tienen hogar.

En Miami, el mejor ejemplo es Camillus House, que durante más de 57 años ha servido a los más necesitados y ha organizado una cena conmemorativa para más de 500 personas cada Día de Acción de Gracias.

Historia

Los historiadores dicen que el origen de esta fiesta se remonta a 1620, cuando un grupo de inmigrantes ingleses desembarcó en la costa de lo que hoy conocemos como Massachusetts y luego de un duro invierno aprendieron a cultivar y cazar para alimentarse gracias a los indígenas locales.

Deberías leer:   El gesto solidario que unió a Cristiano Ronaldo y a Pink

Esa primera cosecha, compuesta en su mayor parte por maíz y otros granos, sirvió para comer y almacenar para el próximo invierno, por lo que los ingleses invitaron a los indios a una gran cena para agradecerles su ayuda.

Según cuenta la historia, ese fue el origen del festival de la cosecha, que luego pasó a llamarse Día de Acción de Gracias.

Desde entonces, la popularidad de la festividad creció y se celebró en múltiples fechas. Desde la época de los colonos hasta la época del presidente Abraham Lincoln, Acción de gracias tuvo diferentes días de un estado a otro hasta que la mayoría adoptó el último jueves de noviembre.

De hecho, unos años más tarde, en 1863, el entonces presidente Abraham Lincoln proclamó oficialmente la celebración de la día de Gracias el último jueves de noviembre.

Casi un siglo después, en 1941, el Congreso de los Estados Unidos declaró la fecha del feriado nacional.

El lugar

Deberías leer:   El océano Ártico fue invadido por su vecino antes de lo que se pensaba

Prácticamente oculto en los mapas de la región, a solo 40 millas de Boston, se encuentra el enclave que los peregrinos del barco Mayflower llamaron Plymouth en 1620 y donde más tarde celebraron la gran cena de Acción de gracias.

En ese caso, Plymouth tiene el capítulo único de haber sido fundada por quienes buscaban nuevas tierras donde profesar libremente su fe y trabajar sin grandes restricciones. Hoy el lugar luce elegantes casas antiguas y calles muy pintorescas que parecen indicar el camino a seguir para conocer la historia.

Está el parque temático dedicado al asentamiento histórico. Llamado Plantación Plimoth, escrito con “i” y sin la “u”, como lo llamaban originalmente los peregrinos hace 4001 años, muestra una reproducción única de ese primer pueblo con calles y caminos, pequeñas viviendas acondicionadas en ese momento, así como edificios públicos donde Aquellos primeros habitantes se reunieron para rezar, escuchar a su líder o simplemente atender asuntos comunitarios.

Incluso el personal de empleados y guías turísticos usa ropa vieja que recuerda la época alegórica.

Deberías leer:   Bad Bunny y los reyes del K-pop BTS triunfan en premios AMA

Sin embargo, es la réplica del barco Mayflower el principal punto de atracción. Una reproducción realizada por un grupo de investigadores en 1956 que fue bautizada como Mayflower II.

Desde entonces, la singular embarcación de 30 metros de eslora descansa atada al pequeño muelle que distingue a la región, donde también se puede ver la famosa piedra cuya inscripción dice 1620.