Día del Trabajo: México llega a otro 1 de mayo con un déficit de dos millones de empleos


Los trabajadores mexicanos llegan el 1 de mayo con un déficit de millones de puestos de trabajo luego de una lenta recuperación de la crisis que ha afectado de manera desproporcionada a mujeres, jóvenes e informales.

México aún tiene que recuperar casi 500 mil empleos formales de la más de 1,1 millones que perdió en 2020, registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero además hay alrededor de 1.4 millones de personas fuera de la población económicamente activa (PEA) por considerarse informales.

Por tanto, el déficit es en realidad de dos millones de puestos de trabajo a partir de finales de 2020, reveló el reciente estudio «Los impactos distributivos del COVID-19 en México» del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), elaborado por Luis Monroy-Gómez-Franco. .

«Aunque es posible que los empleos formales se recuperen con relativa rapidez, aunque no es lo que vemos en términos absolutos, el empleo total de formales e informales aún no se recupera», indica la también investigadora de la Universidad Pública de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

¿En recuperacion?

El crecimiento económico de México avanzó un 0,4% intertrimestral entre enero y marzo de 2021, Un dato positivo, pero breve por la pandemia de coronavirus y la segunda oleada de casos que se produjo en ese período.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha afirmado que a mediados de año México recuperará los cerca de 20.5 millones de empleos formales registrados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) antes la pandemia, que provocó una contracción histórica del 8,2% del PIB en 2020.

«Hay señales de crecimiento en la economía, la producción y las exportaciones están aumentando. Así que esto es crecimiento económico con empleo», dijo el jueves pasado en su conferencia de prensa matutina.

Pero un informe de BBVA México pronosticó que el país solo creará un total de 564 mil empleos formales en 2021, por lo que el empleo no volverá a su nivel anterior a la pandemia hasta 2022.

Además, el informe calcula que la brecha del empleo formal es en realidad de 1,37 millones de puestos de trabajo al considerar los puestos que habría tenido el país si continuara con la tendencia anterior al COVID-19 y que el mercado laboral necesita.

Monroy-Gómez-Franco considera que la recuperación es «factible», en particular por el crecimiento de la economía estadounidense, el avance de la vacunación y la normalización de las actividades económicas.

“Lo preocupante es el tipo de puestos de trabajo que se están creando, en base a los datos hasta 2020, la recuperación ha sido en los puestos de trabajo, principalmente en los de menores ingresos”, advierte.

Crisis desigual

La investigación de CEEY cita que, después de la pandemia, hasta el 60% de la población mexicana estaba en la pobreza ante una crisis que ha impactado a quienes menos tienen.

“Si bien la población más pobre sigue teniendo un ingreso menor al que tenía a principios de 2020, la población con mayores ingresos en términos laborales ya tiene un ingreso igual al que tenía a principios de ese año, ya se han recuperado de la crisis en ese aspecto ”, menciona Monroy-Gómez-Franco.

En particular, la crisis ha afectado a las mujeres, ya que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informa que dos de cada tres personas que dejaron la fuerza laboral en 2020 y no regresaron fueron mujeres.

Si bien solo el 41,8% de las mujeres en edad laboral trabaja, la proporción es del 74,3% de los hombres, según el instituto.

«No es lo mismo para hombres y mujeres. Las mujeres vienen teniendo una reincorporación más lenta al mercado laboral», advierte María Ayala, investigadora del grupo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Para el experto, «los datos más serios» son la brecha salarial entre hombres y mujeres que pasó de 680 pesos (34 dólares) a 1.100 pesos (55 dólares).

“La primera barrera es que las mujeres van a trabajar menos. Y la segunda es que incluso las mujeres que van a trabajar tienen una brecha salarial mayor que la que tenían a principios del año pasado”, explica.

La asociación lanzó la plataforma Jóvenes con Trabajo Digno luego de una investigación que encontró que, debido a la pandemia, casi 1 millón de ellos abandonaron la escuela y más de cuatro millones estaban desempleados.

La organización ha exigido acciones más contundentes considerando que los programas sociales del gobierno, como los becarios y aprendices Jóvenes Construyendo Futuro, son necesarios, pero insuficientes.

«Es como poner una curita (curita) en una herida enorme», concluye Ayala.

DE