dos hermanos confesaron que mataron al periodista británico y al indigenista

Mientras los indígenas recorrían cada rincón de la selva para encontrar al periodista británico dom phillips (57) y el líder indígena bruno pereira (41), desaparecido desde el 5 de junio, los dos hermanos detenidos por el caso confesaron haberlos matado en el Amazonas.

Según los medios brasileños o globo que citando fuentes de la policía local, fueron los hermanos Oseney da Costa de Oliveira y Amarildo da Costa de Oliveira quienes confesaron haber asesinado a ambos.

La pareja estaba de expedición en el territorio indígena del Valle de Javarí. Los medios locales aseguraron que Oseney da Costa Oliveira, conocido como “Dos Santos”, fue el primero en admitir el crimen.

la Policía Federal de Brasil se lleva a uno de los sospechosos de matar al periodista y al indigenista. foto de Reuters.

Más tarde, su hermano, Amarildo da Costa de Oliveira, conocido como “Desnudo“, también dijo haber participado en los asesinatos, y entonces los hubieran descuartizado.


La Policía Federal de Brasil los llevó a la zona de búsqueda de las víctimas. Los investigadores vinculados al caso confirmaron la información a los medios locales.

Los dos hermanos son pescadores y uno estaba preso desde la semana pasada y el otro desde el martes. Según los medios brasileños, la confesión de ambos del asesinato fue “en interrogatorios separados”.

Deberías leer:   Epic Games cree que tiene una solución para el bombardeo de reseñas

Lo mismo sucedió poco después de que los dos hermanos fueran trasladados por la Policía Federal al lugar donde aparentemente ocurrió la desaparición, en esa región de la Amazonía cercana a la frontera de Brasil con Perú y Colombia.

La policía de Brasil busca a Dom Phillips y Bruno Pereira.  foto de Reuters.

La policía de Brasil busca a Dom Phillips y Bruno Pereira. foto de Reuters.

Según fuentes citadas por medios como las cadenas de televisión Bandeirantes y Globonews, los hermanos dijeron que decidieron cometer el asesinato luego de que Araujo los sorprendiera en prácticas de pesca consideradas ilegales.

Según la historia que contaron, fueron llevados a un lugar aislado junto a un río donde fueron asesinados, descuartizados y quemados y sus restos enterrados.

“Debería haber redoblado la atención”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que el periodista británico fue “mal visto” en la Amazonía. En tanto, el primer ministro británico, Boris Johnson, expresó “preocupación” por la desaparición de Phillips, quien investigaba, junto a Araújo Pereira, los ataques contra los indígenas por parte de “garimpeiros” (mineros ilegales que buscan oro), madereros, traficantes y cazadores furtivos .

“Ese inglés (Phillips) estaba mal visto en la región porque hizo muchas notas en contra de los garimpeiros, en temas ambientales, en esa región que está muy aislada, a mucha gente no le caía bien”, dijo el mandatario brasileño.

Deberías leer:   Guerra Rusia-Ucrania, en vivo: llegaron a Kiev los potentes lanzamisiles múltiples Himars de Estados Unidos

“Debería haber redoblado la atención antes de hacer la excursión. No sabemos si alguien estaba detrás de él. Hay piratas en el río. Hay todo lo que puedas imaginar”, dijo en una entrevista.

“En esa región (…) si los mataron a los dos, espero que no, están en el agua y en el agua quedará poco, los peces comen, no sé si hay pirañas ahí en Javarí , uno se arrepiente de todo esto”, dijo Bolsonaro.

El perfil de los desaparecidos

Phillips, de 57 años, es colaborador del diario británico The Guardian y trabaja en Brasil desde hace 15 años.

Vivía en São Paulo, Río de Janeiro y hace unos años se mudó a Salvador (Bahía, noreste) junto a su esposa, la brasileña Alessandra Sampaio.

Dom Phillips vive en Brasil desde 2007. Foto: Joao Laet / AFP.

Dom Phillips vive en Brasil desde 2007. Foto: Joao Laet / AFP.

Apasionado de la Amazonía, sobre la que ha escrito decenas de reportajes, el periodista británico estuvo hace varios días en la región trabajando en un libro sobre conservación ambiental y desarrollo local, con el apoyo de la fundación estadounidense Alicia Patterson.

En su carrera como reportero en Brasil, entre otros temas, escribió sobre el avance de la minería y la agricultura ilegales en regiones protegidas, en colaboraciones para medios como The New York Times, The Washington Post y Financial Times.

Deberías leer:   Ecuador, un país convulsionado con rencores y divisiones profundas

“Hermoso Amazonas”, escribió en Instagram el 30 de mayo, una de las últimas publicaciones que compartió, junto con un video navegando río abajo en un pequeño bote.

Antes de llegar a Brasil en 2007, Phillips escribía sobre música en el Reino Unido. Fue editor de la revista Mixmag y publicó un libro sobre la cultura DJ.

Por su parte, Bruno Pereira es experto en la agencia gubernamental para asuntos indígenas de Brasil. (divertido) y reconocido defensor de los derechos de estas comunidades.

El indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira.  Foto: EFE

El indigenista brasileño Bruno Araújo Pereira. Foto: EFE

Era el coordinador regional de la Funai de Atalaia do Norte, el municipio al que se dirigían con Phillips cuando desaparecieron.

Además, coordinó la unidad de Pueblos Indígenas Aislados y Recién Contactados de la Funai, donde estuvo a cargo de una de las mayores expediciones de los últimos tiempos para contactar con grupos aislados y evitar conflictos entre etnias.

Actualmente se encuentra de baja laboral, trabajando con ONG en proyectos para mejorar la vigilancia en los pueblos del Valle de Javarí, un remoto territorio indígena en la frontera con Perú, amenazado por la presión de narcotraficantes, pescadores, madereros ilegales y mineros.

Fuente: agencias.