dos muertos y varios heridos

Dos muertos y al menos 14 heridos graves fue el trágico saldo que dejó un tiroteo ocurrido a pocos metros del London Pub, un popular bar gay ubicado en el corazón de la capital de Noruega, Oslo.

Los disparos se registraron a primera hora de la mañana de este sábado (hora local), según informó la Policía, que actuó con rapidez y, cinco minutos después de recibir la alerta, arrestaron al único sospechoso y se incautó de dos armas.

«Hasta ahora, todo indica que solo hubo una persona que cometió este acto», dijo en conferencia de prensa Tore Barstad, un portavoz de la policía.

Dos muertos y más de una decena de heridos tras un tiroteo a escasos metros de un bar gay en Oslo, Noruega. foto de Reuters.

También indicó que un amplia operación con varios agentes de refuerzo en la ciudad para hacer frente a otras posibles incidencias. Ella evitó responder si se trataba de un ataque terrorista.

Los responsables de seguridad se reunieron para analizar el impacto que podría tener este ataque en la celebración de las fiestas del Orgullo que se organizan este sábado por la tarde en Oslo.

Dos personas murieron en el tiroteo. Entre los 14 heridos, ocho fueron llevados al hospital y los demás fueron atendidos en el lugar por servicios médicos.

Lo que dijeron los testigos del tiroteo en Oslo

«Parecía muy decidido a dónde apuntaba.. Cuando entendí que iba en serio, corrí. Había un hombre tirado en el suelo sangrando”, dijo una joven que presenció el tiroteo en diálogo con el diario Verdens Gang (VG).

Dos muertos y más de una decena de heridos tras un tiroteo a escasos metros de un bar gay en Oslo, Noruega.  foto EFE.

Dos muertos y más de una decena de heridos tras un tiroteo a escasos metros de un bar gay en Oslo, Noruega. foto EFE.

Otra de las personas consultadas por ese diario aseguró que el atacante usó un arma automática, información que no fue confirmada por la Policía. «Había muchas personas en el suelo que tenían heridas en la cabeza.. Era una escena de guerra», recordó.

Por su parte, un periodista de la emisora ​​pública NRK que estuvo involucrado en la tragedia explicó que el agresor sacó su arma de una bolsa y empezó a disparar a quemarropa y sin decir palabra.

Con información de AFP.