Durísimo editorial del diario El Comercio, de Perú, que llama «dictador» a Pedro Castillo

El diario más antiguo del país habló de «infamia» por el intento de autogolpe y comparó al expresidente con «los rufianes» del pasado.

Perú vivió este miércoles una nueva jornada agitada en su política nacional, con el golpe de Estado de Pedro Castillo, la disolución del Congreso y la posterior destitución del presidente del país hasta este miércoles. El diario El Comercio, medio centenario de ese país, dedicó un duro editorial al líder izquierdista, ahora detenido. Lo llamó «dictador», habló de «infamia» y lo comparó con «rufianes» del pasado.

«Golpe» es el título conciso -pero contundente- del editorial que el periódico publicó en su página web a primeras horas de la tarde. Fue más conmovedor en el camino hacia abajo: «Acorralado por el señales de corrupción y ante la posibilidad de quedar vacante, Pedro Castillo ha decidido terminar su convertirse en dictador».

El diario, el más antiguo del país, repasa las últimas horas de la política peruana y profundiza sus críticas a Castilloquien pasó de negar la posibilidad de disolver el Parlamento hace una semana al intento de autogolpe de este miércoles, cuando la oposición reunió votos en el Congreso para destituirlo.

Finalmente, tras el autogolpe, el Parlamento votó a favor de su salida del poder. Siguiendo la línea constitucional, fue sustituido por su vicepresidenta, Dina Boluarte.




Pedro Castillo, en plena campaña presidencial en Perú, en mayo de 2021. Foto Reuters

«Pedro Castillo decidió dar una Golpe. Ni mas ni menos. En consecuencia, se ha convertido en dictador y así debe pasar a la historia, en cuya paginas de infamia hoy comparte sitio con todos los rufianes que en el pasado intentaron subvertir el orden constitucional en nuestro país”, resumió El Comercio en el primer párrafo de su editorial.

Además, aludió a las investigaciones por corrupción del Ministerio Público y definió a Castillo como «líder de una organización criminal».

«La historia se encargará de juzgar al tiranoAgregó en otra de las fuertes líneas que le dedicó al ahora expresidente.

También aseguró que había «señales» de la maniobra que forzó Castillo este miércoles y que el golpe «no se construyó de la noche a la mañana».

Instó al «Congreso, a la ciudadanía, a las Fuerzas Armadas ya las instituciones» a estar «del lado de la ley». De lo contrario, prosigue El Comercio, se convertirán en «cómplices de la ignominia. Y ese es un lugar del que no regresas».

Manifestantes contra el derrocado presidente Pedro Castillo en Perú.  Foto EFE


Manifestantes contra el derrocado presidente Pedro Castillo en Perú. Foto EFE

Ya en sus últimas frases se refirió a la «fluctuante y muchas veces desafortunada» la relación del Perú con la democracia. “No han faltado marionetas que han intentado someter a las instituciones y las leyes”, dijo el diario que dirige Juan Aurelio Arévalo Miró Quesada desde 2020.

Concluye con otro llamado: el futuro inmediato de Pedro Castillo «debe regirse por las mismas leyes que hoy, con total confianza en sí mismo, ha pisoteado«.

Pedro Castillo, detenido tras el autogolpe en Perú

El líder izquierdista había llegado a la Presidencia tras vencer en la segunda vuelta de las elecciones de 2021 a Keiko Fujimori. Sin embargo, a las dificultades políticas iniciales se sumaron en los últimos meses investigaciones que podrían marginarlo de Casa de Gobierno.

En febrero de 2022, nombró a su cuarto gobierno en seis meses. En agosto fue objeto de un total de seis investigaciones por corrupción y tráfico de influencias, una situación sin precedentes en Perú. Y el 11 de octubre, la Justicia presentó un recurso de inconstitucionalidad acusándolo del delito de organización delictiva de corrupción.

Pedro Castillo y Dina Boluarte, horas después de su toma de posesión presidencial en julio de 2021. Foto AFP


Pedro Castillo y Dina Boluarte, horas después de su toma de posesión presidencial en julio de 2021. Foto AFP

La oposición en el Congreso estaba impulsando una moción para destituirlo de su cargo. En las últimas horas, parecía haber reunido los votos necesarios para que la propuesta tuviera éxito.

Acorralado, Castillo ensayó este miércoles un autogolpe que le valió críticas incluso de su vicepresidente. Disolvió el Congreso y anunció un gobierno de emergencia.

A primera hora de la tarde, sin embargo, el propio Parlamento lo destituyó. Y luego Dina Boluarte fue juramentada como la nueva presidenta de Perú, la primera mujer en ocupar ese cargo en la historia del país.

SD

mira también