Economía Naranja en México y Sostenibilidad

Derivado de mi participación en diferentes foros con líderes de la industria creativa en los últimos meses, aprendí más sobre el término “Economía Naranja” (EN), que hace referencia a la combinación de la creatividad con la producción y comercialización de contenido creativo. , según la definición de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En este sentido, un Universo Naranja son todas aquellas actividades que transforman el conocimiento en un bien o servicio que trata de promover, además del beneficio económico, el desarrollo de la cultura y la creatividad.

Además, la «EN» se basa en 7i: información, instituciones, industria, infraestructura, integración, inclusión e inspiración, dando sentido y mayor claridad a todo lo que se puede realizar. Por tanto, la EN es transformadora de realidades ya que es un motor determinante para el crecimiento de cualquier economía. Un ejemplo de ello se puede ver a partir de la década de los 90, con la filmación de una de las películas emblemáticas como lo es Titanic y Perl Harbor en las playas y costas de Rosarito, municipio de Baja California, que no solo trajo reconocimiento al lugar, sino también generó un flujo económico muy interesante, en empleo local, turismo y desarrollo de pymes.

La integración de la “EN” en nuestro país ya está conformada por miles de empresas de arte y patrimonio cultural, artes escénicas y espectáculos, turismo, industrias culturales convencionales como la editorial (libros, diarios), audiovisual con cine, televisión, radio, Televisión, interiorismo, ilustración, joyería, juguetes, software de contenidos, publicidad entre muchos más.

México tiene potencial para desarrollarse en esta área gracias al folclor y la creatividad de los miles de artesanos que trabajan con diferentes materiales para crear prendas y artesanías mexicanas de alta calidad, que hoy ya son objetos de exportación de la cultura mexicana.

El Foro Económico Mundial, en tan solo 7 años, clasificó recientemente la creatividad en el Top 3 como la habilidad más importante, después de la capacidad para resolver problemas y el pensamiento crítico. Asimismo, según un estudio reciente de McKinsey, menciona que el 67% de las empresas que fomentan formalmente la creatividad en sus procesos de negocio son más rentables, gracias al ciclo de investigación, pruebas y sustentabilidad cada vez más integrada.

Pese a todo, debemos llevar más allá esta Economía Naranja, que si bien en México es otra gran práctica que podríamos capitalizar mucho más, también debe buscar llevar la generación de valor económico, valor social y valor ambiental. eso sería realmente Economía Naranja Sostenible.

Las industrias creativas son un gran motor de innovación e impacto social, ya que La creatividad es la inteligencia divirtiéndose -Einstein.

POR DR. FRANCISCO SUÁREZ HERNÁNDEZ. DIRECTOR DE ASUNTOS CORPORATIVOS DE FEMSA NEGOS ESTRÁTEGICAS Y EX PRESIDENTE DEL DIRECTORIO DEL WORLD ENVIRONMENT CENTER
[email protected]

MBL

Continuar leyendo: Economía Naranja en México y Sostenibilidad