Edenor y Edesur rebatirán argumentos oficiales e insistirán en incrementos de hasta un 38%

Edenor y Edesur enfrentarán el martes una audiencia pública por aumentos en las tarifas eléctricas. El regulador (Enre) elaboró ​​un informe resumiendo las posiciones de las empresas, pero ambos cuestionaron sus conclusiones. Edenor los describió como “Ciertos errores o prejuicios que pueden resultar confusos para quienes no están inmersos en el tema de la revisión tarifaria ”. Edesur afirma que el regulador se opone a la política energética de la anterior dirección, pero que “hasta el momento no hay denuncia en la sede administrativa o judicial en la que Hacer explícito cuáles o qué reglas del marco regulatorio actual han sido violadas.” previamente.

Tanto Edenor como Edesur consideran que Enre cometió varios errores en su informe de estado. Edesur considera que Enre asigna un aumento diferente al que solicitaron.

Las distribuidoras creen que gran parte de los incrementos en 2016 y 2019 fueron a las arcas de los generadores eléctricos, por lo que el Estado tiene que subsidiarlos menos, y no a las cajas de las empresas, como argumenta Enre.

En el informe del ENRE, el retiro de subsidios de la administración anterior resultó en una “mejora en los ingresos de las concesionarias”. “No hubo transferencia de ingresos de los distribuidores, sino una sustitución de los subsidios que antes cobraba el Estado nacional por una mayor participación de los usuarios en la cobertura de los costos del servicio prestado por las distribuidoras ”, explica Edenor.

La Autoridad Nacional Reguladora de Electricidad informó que Edesur y Edenor pidió aumentos del 81% y 157%, respectivamente en las tarifas y aumentó la reducción en los indicadores de calidad del servicio. Los distribuidores creen que hay una mala interpretación de la información vertida en sus presentaciones. Edenor solicitó un 31% de recuperación de la factura final (que sería 28% para clientes residenciales) y Edesur demandó 45% (que sería 38% para familias)

Según Edesur y Edenor, los valores más altos en las urnas no fueron para que estas empresas obtuvieran mayores ingresos, sino para que el estado nacional tuviera que pagar menos subsidios por la generación de energía eléctrica. Cuando las distribuidoras no pueden pagar la electricidad que distribuyen, Cammesa -controlada por el Estado- se hace cargo de la diferencia. El estado nacional paga a través de subsidios.

“Como se puede ver en la recreación de los gráficos de auditoría, el aumento se debió en gran parte a la eliminación de los subsidios al precio mayorista de energía (y distribución en comparación con 2015). La incidencia de CPD (N. de R: costes de distribución propios. O márgenes de distribución) para los usuarios residenciales cayó del 56% en promedio a solo el 21,2%. En comerciales, la incidencia se redujo del 71% al 53,9% “, pinta Edesur.

Tanto Edesur como Edenor creen que Enre se contradice. “La propia auditoría en la revisión de la política energética del capítulo 4 muestra que las transferencias fueron de los usuarios al Estado y, como indica la auditoría, la principal estrategia fue reducir los subsidios al sector. Esto se evidencia principalmente en el mayor traspaso de tarifas de los precios mayoristas, pero también al analizar el segmento de distribución. En particular, la auditoría en sí en el capítulo 7 establece exactamente lo contrario de la declaración anterior ”; critica a Edesur.

“El Informe Final también es contradictorio: por un lado, las tarifas resultantes de la RTI son criticadas por ser -a juicio del regulador- excesivas o inaplicables y, por otro lado, por la no utilización de un método que hubiera dado como resultado los aranceles se cuestionan sustancialmente. más alto ”, explica Edenor.

Enre detalla que tanto Edenor como Edesur tuvieron un consumo menor al esperado entre 2016 y 2019. Que las recomposiciones que habían solicitado, basadas en estos volúmenes, estaban desactualizadas con las cifras reales.

Las empresas también cuestionan la metodología aplicada a Enre para calcular sus ingresos futuros. “Para determinar la base de capital bajo el alcance del RTI, el ENRE ha optado por utilizar la metodología basada en el Nuevo Valor de Reemplazo o Valor de Reemplazo (VNR), un método ampliamente aceptado”. “Sin embargo, en varias partes del Informe Final se afirma que“ la elección de la metodología para obtener los costos de capital no ha sido suficientemente fundamentado ‘ y que no se analizó adecuadamente porque no se utilizó el método de flujo de caja ”, según Edenor.

Mira tambien


Noticia de Argentina