Egan Bernal, de entrenarse de niño en el Alto del Vino a coronarse campeón del Giro de Italia

Ciclismo – Giro de Italia – Etapa 21 – Senago a Milán, Italia – 30 de mayo de 2021 El ciclista de Ineos Grenadiers Egan Arley Bernal Gómez de Colombia celebra su victoria en el Giro de Italia tras la contrarreloj REUTERS / Jennifer Lorenzini

Germán Bernal, padre de Egan Bernal, era un amante del ciclismo y se convirtió en corredor de ruta. Este amor por la bicicleta lo heredó de su hijo, quien a los ocho años comenzó a pedalear con una disciplina que lo llevó a ser hoy el segundo colombiano en coronarse campeón del Giro de Italia.

Cabe recordar que Nairo Quintana fue el primero en traer este título al país en 2014. Además, fue el segundo, después de Lucho Herrera, en ganar una de las tres Grandes Vueltas.

Luego de que el pequeño Zipaquireño tuvo fuerzas para aumentar el nivel de formación, su padre comenzó a llevarlo hasta Alto del Vino, vía que conecta diferentes municipios de Cundinamarca con la capital, tramo que tiene 38 kilómetros, 1984 metros de desnivel y un desnivel. pendiente media del 5,15%.

Su padre fue su primer icono del ciclismo y su primer entrenador, porque las condiciones económicas no le permitieron, durante su infancia y parte de su adolescencia, contar con los mejores elementos para involucrarse cada vez más en el mundo de las dos ruedas.

A pesar de esto, Germán Bernal logró que Egan Bernal comenzara a ser lo que no pudo lograr, a través de patrocinadores y ayuda de otras personas. Desde pequeño tuvo su apoyo, ya que lo desafiaba a diario. No ha habido nadie que tenga la fe en que su padre tuvo que empujarlo a ser siempre el mejor.

Aunque desde que Egan empezó a pedalear no se ha separado de la bicicleta, hubo una época en la que dejó de lado el ciclismo de carretera para hacer BTT. Su preparación se basó en la superación de obstáculos naturales y en vertiginosos descensos por las montañas cercanas a Zipaquirá.

Mientras se dedicó a la práctica de “Mountain Bike”, terminó segundo en un Campeonato Mundial Junior y también ganó un título panamericano y otro título latinoamericano.

El fundador y director de la Fundación Mazuera de Ciclismo, Pablo Mazuera, fue quien empezó a rastrear al actual líder del Giro de Italia. Este aficionado al ciclismo siempre encontró una bondad y una cualidad a destacar para confiar en que Egan Bernal era una promesa del ciclismo colombiano.

Mazuera en varias entrevistas ha comentado que Egan Bernal es “un fenómeno, un monstruo deportivamente hablando”. Y que, además, el joven campeón del Tour de Francia 2019 siempre tuvo objetivos muy claross. “Egan siempre fue muy serio, organizado, independiente y decidido. Siempre tuvo objetivos claros y todas las metas que se propuso se cumplieron gracias a la disciplina y el sacrificio ”.

Bernal estuvo en esta fundación desde los once años, lo que luego le permitió alternar el ciclismo de ruta con el de montaña y donde comenzó a demostrar sus convicciones con el deporte. Según algunos entrenadores, si la orden era entrenar dos horas, Bernal lo hacía durante tres horas o, en ocasiones, más.

Deberías leer:   Cinco argentinos abandonaron el crucero en Japón y otros ocho siguen en cuarentena en Ucrania - Télam

No veo el ciclismo como un trabajo, me encanta, es realmente mi pasión. y disfruto si lo hago 6 o 7 horas haciéndolo ”, confesó Egan Bernal mientras corría el Tour de Francia.

La primera vez que el joven velocista salió del país para competir en una carrera, viajó a Argentina luego de sufrir una fractura de clavícula. Aquí ganó el Campeonato Panamericano en la categoría cadete de MTB en Tucumán, Argentina.

Para 2016 Egan Bernal obtuvo su primera carrera como ciclista de ruta profesional con el uniforme de Androni Giocatelli. Fue en La Méditerranéenne 2.1, que tiene lugar en Francia. Y su primer título en esta categoría fue a finales de ese año en Rumanía en el Tour Bihor – Belloto 2.2 donde superó a su compatriota Rodolfo Torres por 8 segundos y por 46 segundos al italiano Matteo Fabbro.

Los años siguientes continuó ganando diferentes giras, como la de Saboyá, Sibiu. Ahora, para 2017 se coronó campeón de la Tour de l’Avenir.

Con estas cifras, uno de los mejores equipos ciclistas puso el ojo en el Zipaquireño, este era el antiguo Team Sky, actualmente el Ineos. Con este equipo y con tan solo 22 años se coronó campeón del Tour de Francia, una de las tres grandes vueltas del ciclismo.

Aunque el año pasado, en 2020, Egan Bernal no tuvo su mejor actuación debido a su lesión en la espalda que lo sacó del Tour, este año, para el Giro de Italia ha sido, desde antes de que comenzara la carrera, ser el favorito al campeón.

Durante las 21 etapas de la Vuelta a Italia, se ha hablado de Egan Bernal como si estuvieran hablando de Gino Bartali, su dedicación, o el impulso en la montaña y el no pudiendo detenerse en los tramos de montaña, donde su gregario, Daniel Martínez, era su ángel de la guarda.

También lo han comparado con Fausto Coppi, quien se caracterizó por su inteligencia, su estrategia para energizar, e incluso para sufrir. Cabe recordar que mientras Bartali era pura fuerza, Coppi era la razón para someterse a la fragilidad.

Hoy Egan Bernal se corona campeón del Giro de Italia tras llevar la camiseta rosa de líder durante 12 días consecutivos. Su principal rival italiano, Damiano Caruso, tenía 1:29 y Simon Yates 4:15.

SIGUE LEYENDO:

De vuelta a la gloria: Egan Bernal, campeón del Giro de Italia
El día en que Nairo Quintana perdió el Giro de Italia en la última etapa ante Tom Dumoulin