El agrio regreso de vacaciones de Cristiano Ronaldo y el United

El exjugador ya había dejado filtrar a la prensa su malestar y sus ganas de marcharse del club en los últimos días.

Ronaldo, de 37 años, jugó en la Liga de Campeones durante 19 temporadas consecutivas. El jugador estaría muy decepcionado de que el Manchester United no haya podido clasificarse para la próxima temporada en la máxima competición europea, habiendo terminado sexto en la Premier League en su última edición.

Desde hace diez días también se habla de que ‘CR7’ está descontento con la política de fichajes de su club, mientras que Manchester City y Liverpool ya han dado un paso al frente.

El United habría llegado a un acuerdo con Christian Eriksen, según los medios, y la llegada del lateral izquierdo holandés Tyrell Malacia podría anunciarse próximamente, pero no parecen ser refuerzos que puedan hacer competitivo al Manchester United frente al City, los Reds o los Reds. chelsea

En el ocaso de su carrera, el portugués, cinco veces Balón de Oro, al que le queda un año de contrato con los Red Devils, quisiera ir a un club clasificado para la Champions League, competición en la que es el máximo goleador, para un último desafío.

Y aunque los dirigentes del Manchester United afirman categóricamente que su jugador estrella no está a la venta, la prensa afirma que el agente del jugador, Jorge Mendes, habría probado el terreno con los dirigentes del Bayern Múnich y el Chelsea.

A pesar de una temporada en la que no brilló, el exjugador de Real Madrid y Juventus de Turín fue el máximo goleador del Manchester United con 24 goles.

La llegada al banquillo de Erik Ten Hag, un entrenador al que le gusta que su equipo presione y trabaje duro, no hace pensar en un alto grado de compatibilidad entre el técnico y su estrella.

Así, según el diario ‘The Times’, Ronaldo habría pedido al club que se fuera en caso de una oferta «satisfactoria».

Pero a puerta cerrada, los Red Devils agradecerían separarse de un jugador que quiere irse, por emblemático que sea, sobre todo cuando su integración sigue siendo hipotética, y eso les cuesta más de 500.000 euros (521.000 dólares) a la semana.

Aunque el club ya ha perdido a Paul Pogba, Jesse Lingard, Edinson Cavani, Juan Mata y Nemanja Matic, todos al final de sus contratos y sin dejar ni una libra al club, la puerta de salida no está cerrada.

Su presencia o no en la lucrativa gira de pretemporada en Tailandia y Australia será en todo caso un primer elemento de la respuesta para saber si aún es posible la reconciliación entre Ronaldo y el Manchester United.