el “cambio real” que prometió Gustavo Petro en su primer discurso

Envuelto en la miel del triunfo obtenido en las elecciones de este domingo, el presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, aseguró que llegó el momento de “un verdadero cambio” en ese país, que incluye “políticas del amor” y el compromiso de construir una sociedad que pueda “dejar atrás el odio y el sectarismo”.

“Estamos escribiendo una nueva historia para Colombia, Latinoamérica y el mundo. Una nueva historia porque sin duda lo que ha pasado hoy con estos 11 millones de votantes y votantes que nos trajeron a este escenario ya la presidencia de Colombia es un cambio. Un cambio real, real”, dijo el candidato de centroizquierda, quien le ganó la boleta al populista Rodolfo Hernández.

En un discurso que dirigió a sus seguidores, el primero como presidente electo, el economista advirtió: “No vamos a traicionar a ese electorado, porque lo que le ha gritado al país y a la historia es que a partir de hoy colombia cambia, es otra”.

“Un cambio real que nos lleva a algunos de los acercamientos que habíamos hecho en estas plazas públicas. La política del amor. No es un cambio para vengarse, para construir más odio, ni para profundizar el sectarismo en la sociedad colombiana. El cambio consiste en dejar atrás el odio y el sectarismo”, reflexionó Petro, junto a la vicepresidenta, Francia Márquez.

El exalcalde de Bogotá, que en la primera vuelta de las elecciones en Colombia se había impuesto con poco más del 40 por ciento de los votos, subrayó que su intención es que “Colombia sea una sola” y no las dos que reflejaron los comicios.

“En esa enorme diversidad que somos, necesitamos el amor, como política de entendimiento y diálogo, para entendernos”, aseguró. más que enamorada del resultado positivo quien lo colocó en la presidencia de su país.

En el mismo tono agregó que “cambiar significa también acoger la esperanza, la posibilidad de abrir un futuro, significa abrir oportunidades para todos, que la esperanza pueda llenar cada rincón del territorio nacional”.

“El cambio significa que llegó el gobierno de la esperanza”, dijo un entusiasta Petro, exmiembro de la guerrilla M-19.

Gustavo Petro: “Vamos a desarrollar el capitalismo”

Petro también afirmó que buscará durante su gestión “desarrollar el capitalismo” como paso para “superar el feudalismo y la nueva esclavitud” que aún prevalecen en el país.

Deberías leer:   ¿Por qué los republicanos se volvieron tan extremos?

“Vamos a desarrollar el capitalismo. no porque nos encantesino porque primero tenemos que superar la premodernidad, el feudalismo, la nueva esclavitud, superar las mentalidades atávicas”, remarcó Petro.

Ante miles de seguidores y militantes, agradeció a quienes “bajo el sol y la lluvia fueron a seducir el voto, tendieron la mano a los que no creían” y saludó el acompañamiento de su familia.

"No usaremos el poder para destruir al oponente."Pedro advirtió.  EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

“No vamos a usar el poder para destruir al oponente”, advirtió Petro. EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

“Somos una fuerza que viene de atrás, de generaciones que ya no están. Parte de una resistencia que ya tiene cinco siglos. La suma de la resistencia. Reunimos el pasado de luchas contra la injusticia, rebeliones contra la desigualdad”, afirmó, y especialmente reivindicó la lucha de los sectores juveniles.

En alusión a las protestas y al paro general de varios meses de 2020, lamentó que haya “jóvenes presos, esposados, tratados como bandidos simplemente porque tenían esperanza” y lanzó un reclamo a la Fiscalía General: “Libertad para nuestra juventud”. “.

Deberías leer:   Tiroteo y pánico en un centro comercial de Dinamarca: confirman que hay "varios muertos"

Por su parte, Petro aseguró que “Son bienvenidos los 10 millones de votantes” que eligieron hoy a Hernándezy también ese candidato, que “puede hablar cuando quiera” con él.

No usaremos el poder para destruir al oponente.; la oposición, con el liderazgo que quiera, sea (Álvaro) Uribe, Federico (Gutiérrez), Rodolfo (Hernández) siempre será bienvenido en el Palacio de Nariño para el diálogo. Porque el clima de odio que nos acompañó hasta la muerte no puede continuar. Habrá oposición, tal vez tenaz, feroz, pero desde el gobierno no habrá persecución política ni judicial”, insistió.

También ponderó el Gran Acuerdo Nacional sobre el que comenzó a trabajar en campaña y que debe ser “entre 50 millones” de habitantes y juzgó que “las reformas que necesitan y gritaron jóvenes y mujeres no pueden ser letra muerta en la Constitución”.

Finalmente, abogó por “nuevas formas de capitalismo, pero también nuevas formas de relación”. Además, llamó a construir “una economía fuerte, a producir regulado, sin afectar la naturaleza y el agua”.

Con información de Télam.